El 20 de octubre de 2022, enCancha dijo adiós tras casi dos décadas. Lee nuestra despedida
Acaba el partido. Ha sido un placer

Baloncesto enCancha

ACB

Suena la bocina. enCancha dice adiós tras casi dos décadas

TEXTO: Antonio Rull
FOTO: Antonio Rull
20 de octubre de 2022 - 17:54

Punto y final de una aventura que acogió a decenas de apasionados del baloncesto, el periodismo y la fotografía

El parqué del pabellón de San Pablo fue testigo del nacimiento de enCancha. Por aquel entonces los laterales estaban pintados de rojo y allí jugaba sus partidos como local el Caja San Fernando. Yo me sentaba en los partidos ahí, en ese parqué, en una posición baja como los fotógrafos de la NBA, con una cámara digital que funcionaba con diskettes para publicar fotos de bajísima calidad -para los estándares de hoy- en la web no oficial del equipo. ‘La Alternativa’ se llamaba. Yo estudiaba periodismo por aquel entonces, y no quería hacer prácticas en un periódico local cubriendo ruedas de prensa de políticos, así que monté esa web para fusionar mis tres pasiones: Internet, el periodismo y el baloncesto.

La complicidad del club me permitió hacer fotos de partidos, vídeos a bajísima resolución grabados con una cámara doméstica a pie de pista y entrevistas en mp3 cuando nadie hacía nada de eso en Internet. Esa web se quedó pequeña y en 2004 nace oficialmente enCancha.com, un medio digital sin ánimo de lucro que da la bienvenida a quienes estudian periodismo, les apasiona el baloncesto y quieren aprender el oficio aquí, donde pasan las cosas: enCancha.

El objetivo era encontrar a alguien con este perfil en cada una de las ciudades con equipo en la ACB. Y vaya si lo encontré. En apenas unos meses tenía cubiertos casi todos los equipos. Evitamos las crónicas al uso y nos centramos en contar los partidos de otra manera. Para ello nos apoyamos en entrevistas individuales con jugadores y entrenadores (jamás olvidaré la carcajada de Richard Scott escuchándome hacer una pregunta en algo parecido al inglés a Kornegay), análisis específicos o cualquier otra cosa que cada redactor o redactora quisiera probar. enCancha siempre fue un campo de experimentación y aprendizaje.

Y también fue pionero. La herencia de la web del Caja San Fernando hizo fácil descubrir un hueco claro en las coberturas de baloncesto en Internet: pocas fotos. Si enCancha servía a periodistas que empezaban el oficio, ¿por qué no hacer lo mismo para fotógrafos deportivos que estaban empezando? Así construimos también una red de fotógrafos que nos permitía tener entre 20 y 30 fotos de cada partido que se jugaba. Todas exclusivas. Esto era en un tiempo en que Twitter e Instagram ni existían. En estos casi 20 años, enCancha.com tiene publicadas más de 70.000 fotografías realizadas por más de 50 fotógrafos diferentes. Se dice rápido.

Conseguirlo no fue fácil, y encontrar la ayuda de los clubes y sus jefes de prensa era como lanzar una moneda al aire. De repente, los clubes recibían peticiones de acreditaciones de prensa para algo en Internet, que no era una empresa, no pertenecía a ningún grupo editorial y lo formaban chavales de 20 años. No tengo pruebas pero tampoco dudas de que convencimos con hechos a los más reticentes, y que seguro que fuimos el primer medio digital acreditado por más de un club.

Cada año en Copas del Rey y Supercopas nos juntábamos los que podíamos permitirnos el viaje y la estancia. ¡Vaya locura! Queríamos hacerlo siempre mejor que nunca y más rápido que nunca. Teníamos una máquina engrasada, una redacción distribuida con los roles muy claros pero sin jerarquías. Resultados, entrevistas, fotos, vídeos… De todo.

Pero enCancha nunca fue solo ACB. Fuimos incorporando más competiciones para adaptarnos a las posibilidades, ganas y propuestas de nuestros colaboradores y colaboradoras. Mención especial se lleva la información de baloncesto femenino, que durante estos últimos años han capitaneado Cipriano Fornas, Julio Santafé y Francisco Cortés. Lo dije antes: no tenemos ánimo de lucro ni formamos parte de ningún grupo editorial, así que siempre hemos sido dueños de nuestro destino. Como dice nuestro eslogan: Nos encanta lo que hacemos.

En estos casi 20 años de vida, 5 millones de personas desde diferentes partes del planeta han leído alguna noticia o visto alguna foto o vídeo de enCancha. En total, hemos publicado más de 20.000 noticias.

El paso del tiempo fue confirmando nuestra misión. Muchos de nosotros dejábamos el proyecto porque encontrábamos trabajos remunerados. Algunos en el ámbito del baloncesto y otros alejados de él. Sin duda, nuestros destinos habrían sido diferentes sin curtirnos en enCancha.

Yo por ejemplo no soy periodista ya; enCancha me ayudó a entenderlo muy rápido. Liderar equipos y construir un medio digital solo con Dreamweaver me plantaron la semilla de lo que soy ahora, Product Manager en una empresa digital. Soy consciente de que fruto de la edad y la inexperiencia me equivoqué en muchas cosas, pero cada error era una lección magistral que estoy seguro no habría recibido así en otro sitio. Sinceramente, la mayoría de las veces tuve más miedo que vergüenza de cada paso que daba.

En ese camino de aprendizaje hemos hecho muchos amigos, también algún enemigo. Esto no lo sabe mucha gente: pudimos vender enCancha en su momento, pero decidimos mantenernos firmes y continuar con nuestra misión. Sigo pensando que fue la decisión correcta.

El tiempo pasa y nada es intocable. Hoy el parqué de San Pablo ya no está pintado de rojo y allí ya no juega el Caja sino el Betis. La manera en que los aficionados se informan en Internet ha cambiado radicalmente en estas casi dos décadas, y también la manera en que un estudiante de Periodismo puede labrarse un nombre en el mundillo baloncestístico y aprender el oficio.

Por eso ha llegado el momento de que enCancha se siente en el banquillo. No es una noticia triste, porque siento un orgullo muy especial de todo lo que construimos en 2004 y cómo ha ido evolucionando gracias a decenas y decenas de personas con quienes compartía la pasión y valores. Todo eso es imborrable.

Gracias a todos y todas los que lo habéis hecho posible, y a quienes nos habéis leído, habéis visto nuestras fotos, habéis escuchado nuestras entrevistas y nos habéis seguido todos estos años. Hasta siempre.