Williams

Baloncesto enCancha

ACB

Un Valencia Basket anodino cierra la ACB regular en 4ª posición

TEXTO: Julio F. Santafé
FOTO: Mariano Romero
23 de mayo de 2021 - 19:51

Aunque se ha vuelto a lograr un puesto de cabeza de serie para los Playoffs de la ACB, objetivo básico de todas las temporadas en el club taronja, los últimos encuentros del Valencia Basket vuelven a demostrar que carece de un equipo B y de un plan B, pese a su amplia plantilla.

Cada vez que el conjunto taronja que todavía dirige Jaume Ponsarnau tiene que disputar más de un partido semanal, vuelve a pasar grandes apuros incluso contra los colistas de la liga ACB, llegando hasta perder contra buenos equipos como el Gran Canaria, mientras que con al menos 7 días para preparar un encuentro ha demostrado que puede ganar a cualquiera, como al Real Madrid en el feudo blanco haciendo gala de una defensa excepcional.

Este comportamiento tan errático en el juego con claros cuartos de desconexión, como el último contra Gran Canaria o el tercero contra Fuenlabrada, nos llevan a pensar que el combinado taronja dispone de un buen quinteto titular complementado por un par de jugadores más que aportan sin bajar el nivel, pero a partir de ahí el cuerpo técnico no está consiguiendo sumar más efectivos a la causa.

Para rendir al máximo, como hizo en Madrid, de una plantilla de 14 jugadores la rotación queda reducida a 10, y de ellos solo 7 u 8 dan una sensación de seguridad a la hora de jugar de tú a tú contra un gran rival. Por eso, son los que acumulan mayor desgaste físico y precisan de mayor tiempo de recuperación. Por eso, en ciertos momentos, demasiados, parece que al Valencia Basket le falte energía y juegue con desgana.

Por una parte, ha sido una lástima que por una sola victoria Valencia Basket no haya entrado en los Playoffs de la Euroliga, perdiendo la opción de disputarla de nuevo la próxima temporada, pero por otra nos hemos ahorrado el espectáculo bochornoso de verlos arrastrándose por la pista sin ninguna opción de superar la eliminatoria, fuese cual fuese el rival en la parte alta de la clasificación euroliguera.

A falta de confirmar fechas y horarios definitivos, el próximo 31 de mayo con el primer partido en la Fonteta contra Baskonia, da comienzo el Playoff de la ACB, en el que esperamos similar rendimiento y trayectoria, ningún milagro. Con 9 o 10 días para preparar este primer encuentro es de suponer que los de Ponsarnau llegarán en plenitud de fuerzas, lo que pase después es toda una incógnita. En cualquier caso, con esta dinámica de conservación de energías en los pilares del equipo, que todas las rondas sean a tres encuentros, le favorece.

Para acabar y pensando a medio plazo, habría que intentar pescar en los descendidos, en especial en Estudiantes, un club que tradicionalmente le cierra las puertas a cualquier fichaje del Valencia Basket por culpa de antiguos desencuentros. Las llegadas de Dimitrijevic y López Arostegui desde Joventut de Badalona parecen cantadas pero auguramos que el conjunto taronja necesitará más amplia renovación.

También puede interesarte...