Pau Ribas en su anterior etapa con el Barça

Baloncesto enCancha

ACB

Las claves del éxito para la Penya

TEXTO: Yago Piera
FOTO: JC Borrachero
13 de agosto de 2020 - 18:08

El proyecto verdinegro es una de las sensaciones de la ACB en la actualidad; los fichajes han traído mucha ilusión a un club que, tras varios años sin estar en la élite del baloncesto español, sueñan con volver a estar entre los más temidos de Europa. La próxima temporada jugarán en Eurocup, competición en la que son claros favoritos; en Liga Endesa podrán ser la sorpresa si se lo proponen. Pero... ¿Qué deben hacer para alcanzar el éxito? ¿Cuáles serán las claves?

En un equipo siempre es muy importante tener claro los roles de cada jugador lo antes posible; una de las grandes ventajas que tendrán es la gran cantidad de buenos defensores que hay en la plantilla, pues la temporada pasada la Penya pecó mucho en este ámbito. A primera vista, parece que el apartado anotador debería ser administrado en mayor medida por las recientes incorporaciones (Ribas, Brodziansky, Tomic y Bassas), aunque jugadores como Ventura, Conor Morgan y López-Arostegui demostraron que con un poco más de mejora pueden llegar a convertirse en muy buenos anotadores. La organización del juego tendrá a Neno Dimitrijevic, Zagars y Ferrán Bassas como protagonistas con la variante de que Pau Ribas y Ventura también son capaces de comandar los sistemas de partido. En duda está el estado físico de Shawn Dawson, quien a un buen nivel puede aportar mucho tanto en defensa como en ataque.

RESPETO AL ENTRENADOR

Un buen grupo requiere una buena relación con el entrenador. Carles Durán cuenta con el respeto de los capitanes y del vestuario al completo; este hecho no fue posible el año anterior debido a la separación de Prepelic y Omic respecto al resto de integrantes. Asimismo, con el joven macedonio Dimijtrevic hubo problemas causados por su intención de marchar al Valencia, aunque de momento continuará jugando en Badalona. A lo largo de la próxima campaña la relación tendrá que ir estrechándose lo máximo posible; en los momentos de crisis será muy importante mantener el bloque unificado. 

CONFIANZA EN LOS JÓVENES 

Durante la Fase Final excepcional disputada en junio, se pudo ver una increíble actuación de los jugadores más jóvenes de la plantilla; Joel Parra, Zagars, Birgander, Neno y López-Arostegui están por debajo de los 25 años. En el transcurso de la liga todos ellos deberán tener más minutos para ir madurando su juego, guiados hacia un posible proyecto a largo plazo donde lo más probable es que sean los líderes. Desde aquí reclamamos más minutos por parte de Arnau Parrado, quien sorprendió en el pasado torneo de la ACB de manera grata con un nivel fantástico en relación con su experiencia. 

JUEGO EN EQUIPO

El gran problema que condenó al Joventut el año anterior fue la macro dependencia que hubo sobre Prepelic; de cara a este nuevo curso los de Durán deberán darle suma importancia a la química del equipo ya que influirá mucho en el rendimiento del conjunto. Hasta el momento no se localiza ningún jugador con las mismas características del ahora jugador de Valencia Basket, el cual necesitaba constantemente tener el balón entre las manos para aportar.  

MENTALIDAD A CORTO PLAZO

Los integrantes de la entidad badalonense deberían concienciarse de que este proyecto es a corto plazo; el club quiere títulos en estos próximos tres años lo antes posible. Este hecho requerirá una concentración desde el primer minuto por parte de todos. Por así decirlo tienen que "creérselo" desde ya por lo que los errores se tendrán que evitar lo máximo posible. El mismo club no sabe cuando volverá a tener un plantel tan ilusionante como el de ahora; confía plenamente en que Carles Durán y sus chicos den muchas alegrías en Badalona.

También puede interesarte...