Colom

Baloncesto enCancha

Eurobasket

La selección de Scariolo se la juega en Valencia

TEXTO: Julio F. Santafé
FOTO: Alba Pacheco
28 de noviembre de 2020 - 21:28

Muy necesitada tras la inesperada derrota contra Polonia se presentaba la selección masculina de baloncesto a cargo de Sergio Scariolo para la ventana FIBA de finales de noviembre, una de cuyas burbujas se celebraba en Valencia, y con la vista en el Eurobasket 2022 del que, al ser la vigente campeona, no puede faltar.

Saltó a la cancha la selección española con el esqueleto de los jugadores del Unicaja y desde el principio se vio que las fuerzas iban a estar muy igualadas. Dos faltas tempraneras de Gal Mekel y Tyson Pérez apartaron a estos jugadores de la pista pero las hostilidades se mantuvieron igual de intensas. Por fin, a cuatro minutos del final del primer periodo, se produjo la entrada de Quino Colom que enseguida incidiría en el juego con cuatro puntos consecutivos y un triple. El bonus penalizó al equipo israelí y la selección española pudo marcharse con ventaja al final del primer cuarto, 21-29.

En los últimos compases del primer cuarto se produciría la lesión de Rubén Guerrero, que dejaba a la selección con escasos efectivos en la pintura, con Tyson Pérez también fuera por las faltas. Dos rápidas transiciones de la roja que acabaron en sendas canastas de Colom ampliaron la ventaja española por encima de los dos dígitos y obligaron al entrenador israelí David Kattache a solicitar tiempo muerto. Sus intentos tuvieron escaso éxito, con continuas rotaciones y la vuelta de Guerrero, la selección española aumentó su ventaja para dejarse el encuentro muy favorable al descanso, 36-52.

Nada más volver de los vestuarios Israel demostró que aún no lo había dicho todo y con una buena interpretación del extra pass y tres triples seguidos consiguió volver a meterse en el partido. Con un tiempo muerto y una defensa zonal, Scariolo intentó corregir esta situación pero los israelíes siguieron apretando y alcanzando el aro español con una cierta facilidad, hasta llegar a empatar a 58. Todas las alarmas se encendieron al ponerse Israel por delante, hasta que la entrada de Quino Colom volvió a igualar las fuerzas y al menos la selección española minimizó daños en este tercer periodo, que terminaría 67-72.

Los nervios atenazarían a ambos contendientes en los primeros minutos del último periodo, hasta que Javi Beirán rompió el maleficio. Sin embargo, Israel también despertó y volvió a encontrar acierto desde el perímetro, el partido siguió muy disputado y en serio peligro para los intereses españoles. A la desesperada y 3 abajo Scariolo pediría tiempo muerto pero no se produjo la remontada y a pesar de la buena actuación de Colom, con 24 puntos, la selección cosecha una dura derrota por 92-85 que complica muchísimo las opciones de clasificación españolas.

También puede interesarte...