Dave Grundtvig con un manojo de micrófonos cableados a mano

Baloncesto enCancha

NBA

El sonido de la nueva NBA necesita de 40 micrófonos por toda la pista

TEXTO: Antonio Rull
FOTO:
11 de agosto de 2020 - 18:42

El nuevo formato de competición sin público de la NBA encuentra retos por todas partes. El sonido es uno de ellos y el ingeniero encargado de llevarlo a cabo reconoce que es el proyecto más complejo y exigente que ha llevado a cabo.

“Nunca hemos hecho nada así”. De esta manera se refiere Dave Grundtvig, ingeniero de sonido de Turner (empresa responsable junto a la NBA de las retransmisiones de los partidos), al despliegue de microfonía a lo largo de las tres canchas en las que se está jugando el final de la temporada de la liga de baloncesto americana.

Grundtvig supervisa el mayor número de micrófonos que se han usado para un partido de la NBA así como un nuevo y complejo sistema de audio en forma de sonidos de público artificial en las tres pistas de Orlando. "Es como mezclar audio en un escenario, salvo que este lo hemos construido en parte nosotros."

Junto a Alex Berman, técnico de la NBA, y Dave Bjornson, de Hear Corp., una empresa de Pittsburg especializada en retransmisiones televisivas, han fabricado a mano cerca de 100 micrófonos con transductores de contacto para instalarlos debajo de los tres parqués: The Arena, donde se disputan los partidos televisados a nivel nacional, las finales de Conferencia y las Finales, HP Field House, utilizado durante el final de esta temporada regular y la segunda ronda, y el Visa Athletic Center, reservado para los partidos que solo se retransmiten a las televisiones locales de los dos equipos que juegan.

Cada uno de esos parqués tiene 32 de esos micrófonos de contacto atornillados a la parte inferior de la pista. Su ubicación fue probada y retocada durante los partidos amistosos previos al reinicio de la temporada. Grundtvig se ha pasado estas tres semanas cableando y mejorando la ubicación de los micrófonos para perfeccionar los sonidos que se buscaban: el bote del balón y el chirriar de las zapatillas.

Colocación de uno de los 32 micrófonos que hay bajo el parqué

“Lo curioso de estos micrófonos es que no captan audio sino vibraciones porque la energía se transfiere mejor a través de los objetos que a través del aire, explica Grundtvig. “Una vez que encontramos el sitio ideal para ellos y los ecualizamos, se mezclan entre sí ellos mismos”.

Además de los micrófonos bajo el parqué hay dos micrófonos de contacto más montados detrás del tablero de cada canasta y otros dos junto al aro. También han instalado micrófonos estándar en algunas de las cámaras que se ubican más cerca del parqué, en los soportes de las canastas, en la mesa de anotación y en el techo del pabellón para captar mejor el ambiente general. En total, cerca de 40 micrófonos en cada cancha que ha requerido de más de 8 kilómetros de cable.

Ubicación definitiva de los micrófonos bajo el parqué

Por fuerza el sonido ahora es diferente al de las retransmisiones previas al coronavirus. Ahora se puede llegar a escuchar una voz aislada de un jugador que grita en medio de la cancha, pero la distribución de micrófonos consigue, intencionadamente, que no se le entienda fácilmente, evitando que los insultos lleguen a las casas de medio mundo. “Es lo habitual cuando trabajamos con la NBA, aunque ahora tenemos la oportunidad de presentar algo diferente y único, cubriendo por completo la cancha y ofreciendo algo que el espectador no había escuchado nunca”, indica Grundtvig.

Lo que oyen los jugadores en la pista

El sonido en el parqué también es diferente para jugadores, técnicos y árbitros. El sistema de sonido no está orientado a la grada sino a la cancha para ofrecer un ambiente de partido con los sonidos habituales durante los partidos, el locutor que anuncia los quintetos o las faltas y, algo novedoso, el sonido de los aficionados virtuales que también llega a los jugadores en tiempo real.

En este sentido, a Grundtvig le está llegando feedback directamente de los jugadores: “Algunos prefieren escuchar más a la gente, otros quieren más música. La interacción con los jugadores es mucho mayor ahora de la habitual”.

También puede interesarte...