Jasikevicius en un partido de Euroliga en el Palau

Baloncesto enCancha

ACB

El Barça de Jasikevicius: la creación de un equipo imparable, ¿o no?

TEXTO: Yago Piera
FOTO: Jordi Montraveta
19 de julio de 2020 - 10:57

De cara a la próxima temporada, Sarunas Jasikevicius entrenará a la que tal vez sea la mejor plantilla de Europa actualmente. Aún así... ¿Es todo tan perfecto? ¿Qué lagunas puede tener?

La directiva culé consiguió culminar un proyecto muy esperanzador con la incorporación del base Nick Calathes. El ex jugador de Panathinaikos se unirá a las filas blaugranas donde conocidos nombres resaltan; Mirotic, Higgins, Brandon Davies o Kyle Kuric son jugadores con los que cualquier equipo Euroliga desearía contar. En consecuencia, el equipo presenta una larga lista de buenos aspectos. Sin embargo, según se comentará existen otros que podrían ser muy perjudiciales en el futuro.

Una ofensiva poderosa

En ataque, cualquier sistema es válido debido a la inmensa diversidad de habilidades que poseen los integrantes de este grupo. Por ejemplo, ver a Nikola Mirotic (el mejor atacante de Europa para la inmensa mayoría) junto a Nick Calathes ( el mejor asistente de la pasada Euroliga) es algo aterrador para sus rivales. Además desde la línea del 6'25, tiradores como Kuric, Abrines o Heurtel son una amenaza constante para el resto de los equipos. Asimismo, y cuando la oportunidad se le presenta, Brandon Davies causa verdaderos estragos en la defensa rival a través de su juego a poste bajo y rebote ofensivo.

Una defensa sólida

Si bien el ataque aparenta ser formidable, la defensa sea posiblemente mejor. Las figuras de Higgins y Hanga fueron muy importantes a lo largo de esta última campaña para detener a los exteriores contrarios. A pesar de su notable altura, ambos son capaces de defender a jugadores más pequeños superándoles en físico y rapidez; esto determinará el resultado final en muchos de los próximos encuentros. Además, la versatilidad que ofrece Víctor Claver es muy efectiva, ya que puede jugar tanto al 3 como al 4, facilitando las situaciones de cambios en los bloqueos. Por supuesto, es inevitable olvidar el gran trabajo defensivo de Pierre Oriola, sobre todo en ayudas y rebotes, lo que demuestra con su característica garra a cada encuentro. 

¿El entrenador idóneo?

El aterrizaje de Saras a la ciudad Condal gustó mucho a la afición; el lituano ya era un histórico de la entidad catalana y ahora se ha propuesto alargar su legado teniendo por delante una tarea muy difícil. El ex de Zalgiris Kaunas deberá afinar al máximo la plantilla mediante rotaciones más idóneas que las que llevó a cabo el anterior entrenador, Svetislav Pesic. Aún está en duda si ser un "sargento de hierro" beneficiará al equipo en el transcurso de la temporada; el técnico cuenta con el respeto total de los jugadores; sumado a un buen uso de "mano dura" puede llevar al éxito al equipo en las dos grandes competiciones europeas: ACB y Euroliga. 

La importancia de la química

Mientras el equipo no alcance un buen nivel de compenetración, nada de lo trabajado en los entrenamientos servirá de cara a los partidos, por mucha calidad que atesore la plantilla. La marcha de dos importantes figuras en el vestuario -Ribas y Tomic- ha dejado a Claver como el más veterano del grupo; únicamente 4 temporadas jugadas en el club. Cabe recalcar que, solo Hanga, Heurtel y Oriola llevan más de 2 temporadas; este un dato muy relevante, pues prácticamente la gran mayoría de los jugadores no han coincidido anteriormente en otros clubes. A pesar de ello, siguen siendo profesionales de primera y  no tendría que suponer un problema a largo plazo. 

Cuestión de egos, momentos de la verdad 

En la anterior temporada se observó un buen ajuste de roles en el grupo. El croata Nikola Mirotic asumió el mando del ataque, decisión que fue aceptada por sus compañeros; ya que es el mejor en esta función. Aún así, la llegada de otra súper estrella como el griego puede condicionar mucho el juego del equipo en los denominados "clutch times", pudiéndose dar un fuerte choque de egos. Este año, Thomas Heurtel no jugó casi nada; una lesión le mantuvo aproximadamente un año fuera de las canchas, pero al regreso y durante toda la Fase Final, se le pudo ver tomando muchos tiros y acaparando bastante tiempo el balón. También es cierto que, jugadores como Kuric o Abrines necesitan lanzar 4 o 5 triples por partido para entrar en dinámica de juego. Por tanto, todo ello sería un gran problema si Sarunas y sus ayudantes no fuesen capaces de gestionar estos más que probables encontronazos entre los miembros del equipo

CONCLUSIÓN

Individualmente esta plantilla es la mejor de Europa. Se trata de un hecho innegable. La cuestión es si será el mejor equipo. 

Todo está en manos del nuevo entrenador y su plantel técnico; de conseguir ajustar bien las relaciones y roles entre los integrantes, el Barça será claro favorito para llevárselo todo.

Pese a ello, las eliminaciones el año pasado ante Valencia y Baskonia en Copa y ACB, no deben ser olvidadas; servirán de aprendizaje de cara a la campaña 2020/21.

También puede interesarte...