Davis Bertans es felicitado por sus compaeros tras anotar el triple que le daba la victoria al Baskonia ante el Real Madrid.

Baloncesto enCancha

ACB

Un triple de Bertans tumba al Madrid

TEXTO: Ohiane Arcos
FOTO: Comunicación Baskonia
1 de abril - 23:42

El conjunto gasteiztarra se asegura el factor cancha en los Cuartos de Final tras vencer al Real Madrid en el último suspiro con un triple de Bertans, quien hizo pasos en esa acción. El Real Madrid dominó la primera parte, pero un espectacular Mike James volteó el marcador tras la reanudación con 17 puntos en el tercer cuarto. Bourousis y James, con 35 y 30 de valoración respectivamente, los mejores. El Real Madrid necesita vencer al Khimki en la última jornada y esperar resultados para pasar al Top8.

Laboral Kutxa Baskonia 89–88 Real Madrid

Grupo F

El ambiente anterior al encuentro, con un Buesa Arena que registraba la mejor entrada de la temporada en la Euroliga, ya hacía presagiar que esta tarde-noche se esperaba un partido de los grandes, de los que no se olvidan, de los que hacen afición. Y los jugadores del Baskonia y del Real Madrid no fallaron. En un encuentro importante para ambos, pero no vital, el Real Madrid dominó con claridad los dos primeros cuartos. Concentración y seriedad atrás y calidad en ataque fueron sus claves. Pero cuando en el tercer cuarto sale un jugador que está tocado por una varita mágica, que mete todo lo que tira, incluidos 5 triples, nada puede hacerse. Ese jugador esta noche se llamaba Mike James y su irrupción ha cambiado el partido. El base norteamericano ha anotado él solito 17 puntos en 10 minutos y ha permitido a su equipo ponerse arriba en el marcador por primera vez en el partido. El Madrid, actual campeón de Europa, no ha bajado los brazos y ha mantenido el pulso hasta el final, pero un triple de Bertans a falta de dos segundos para el final ha terminado socavando el gran trabajo blanco en el día de hoy. Un triple, todo hay que decirlo, en el que Bertans comete pasos

Con el triunfo de esta noche el Baskonia se asegura ser cabeza de serie en los Cuartos de Final y, por tanto, tener el factor cancha a favor. En estos momentos es segundo, pero si gana la semana que viene en Alemania y el CSKA pierde en Atenas finalizaría como líder del grupo de la muerte. El Real Madrid, por su parte, ya sabía antes del choque de hoy que su final es la próxima jornada ante el Khimki en el Palacio de los Deportes. Si pierde, estará eliminado. Si gana estará en Cuartos de Final salvo que pierda el Barça en Kaunas, el Brose en Bamberg ante el Baskonia y el CSKA en Atenas ante el Olympiakos. En ese caso, se produciría un cuádruple empate entre Barça, Olympiakos, Khimki y Real Madrid que dejaría fuera a los blancos.

 

El Baskonia no puede con el muro blanco

El Real Madrid vino a Vitoria a por todas. En un partido en el que se notaba la tensión, ambos conjuntos se mostraban muy nerviosos en los primeros instantes, fallando un ataque tras otro. No sería hasta pasados dos minutos y medio cuando el marcador inicial se movería por primera vez gracias a una canasta de Reyes. La primera del Baskonia no llegaría hasta el minuto cuatro con el sello de Planinic. La defensa del Real Madrid, que probaría la zona también, impedía jugar en ataque con claridad. Adams no encontraba la manera de hacer jugar a su equipo y Perasovic decidía poner en liza a James y a Bourousis. Ni aun así. El Baskonia no encontraba la manera de meter mano a un Madrid muy serio y su desorden ofensivo repercutía también atrás, donde el Real Madrid movía rápido el balón y lograba buenos tiros que le permitían irse con una buena ventaja tras los primeros diez minutos (11-21 minuto 10).

 

Baskonia se acerca, pero los blancos aguantan

Lejos de resarcirse, el comienzo del segundo cuarto no comenzó nada bien para el Baskonia, que veía cómo Bertans cometía su tercera personal. Los azulgranas seguían perdiendo balones en ataque y el conjunto blanco lo aprovechaba (11-26 minuto 22). Viendo que el partido se le empezaba a poner muy cuesta arriba, Perasovic decidió jugársela y sacar a un Hanga que contaba con 2 faltas. Y el húngaro revolucionó el choque. Imprimió su característico ritmo y carácter y cambió la dinámica defensiva de su equipo, posibilitando un parcial de 10-0 con triples de Bourousis por partida doble, otro de James y un tiro libre de Hanga (21-26 minuto 15). Una impresionante racha que rompió el Chacho con dos triples. Cuando el Madrid empezaba a irse otra vez, los árbitros le pitaban técnica a Laso por estar de pie fuera de su zona y Hanga volvía a explosionar a su equipo evitando la huída blanca con un tapón y mate en la siguiente acción (36-46 minuto 20).

 

Me llamo James, Mike James

El paso por vestuarios reactivó al Baskonia, que salió como un tiro en el tercer cuarto. Perasovic salía con todo: James, Blazic, Hanga, Bertans y Bourousis. No había más tiempo que perder. Y vaya cómo respondieron sus pupilos. Los gasteiztarras se acercaban, Rudy perdía los nervios y los árbitros le pitaban una técnica por protestar que los locales aprovecharon a las mil maravillas de la mano de un sensacional James (54-54 minuto 24). Sería el propio base norteamericano quien pondría al Baskonia por primera vez por delante. Pero no todo iban a ser buenas noticias para los vascos: Bertans y Tillie cometían su cuarta personal. Aunque el ogro negro baskonista en este tercer cuarto, Ayón, también era sancionado con su cuarta falta y se iba al banco. Una ausencia que no la notarían en exceso los de Laso, pues Bourousis tampoco era capaz de hacer frente a Lima. Mientras los blancos se encomendaban a la dupla Rivers-Lima tras tener que retirarse Nocioni por torcerse el tobillo, los azulgranas se mantenían a flote de la mano de Bourousis y un imperial James, que anotó nada menos que 17 puntos, con cinco triples, en este periodo (67-67 minuto 30).

 

¡Bertans!

El último cuarto comenzó con una antideportiva de Maciulis a Adams que permitía al Baskonia ponerse de nuevo por delante en el marcador. Con un Buesa entregado, los gasteiztarras disfrutaban de lo lindo en la cancha y Hanga hacía las delicias de sus aficionados con un espectacular mate de los suyos y un tapón. De un superhéroe a otro. El increíble Llull, cómo no, salía al rescate de los suyos y con dos triplazos ponía tablas en el marcador (75-75 minuto 35). Y de un Sergio a otro: el Chacho, que con tres triples permitía coger aire a su equipo a apenas dos minutos de la conclusión, uniéndose a la fiesta desde 6'75 metros Captain Reyes  (82-87 minuto 38). El Baskonia estrecharía el marcador con canastas de Hanga y Bourousis y tenía en su mano la victoria con un último ataque estando 2 abajo y quedando 4 segundos. Perasovic pidió tiempo muerto y la pizarra funcionó: el balón le llegó a Bertans y el letón soltó su fusil y...¡triple!. Canastón, victoria y cabeza de serie. La fiesta en Vitoria acababa de empezar (89-88 final).

Las estrellas: Bourousis y James
Como no podía ser de otra manera, Bourousis volvió a ser de nuevo el MVP del partido. El pívot griego mantuvo a flote a su equipo con 9 puntos en el segundo cuarto, secundó a James en el tercero y fue vital en el último con 11 puntos y 5 rebotes. En total, 25 puntos, 10 rebotes, 6 faltas provocadas, 3 asistencias y 35 de valoración. Su único lunar, que fue incapaz de parar en defensa a Ayón. Aunque el jugador más valorado fue Bourousis y el que se llevó la gloria final fue Bertans con ese triple, el jugador más determinante esta noche fue Mike James. Con un Adams otra vez desaparecido, el base norteamericano cogió las riendas de su equipo, tal y como hiciera contra el Barça la semana pasada, y con 17 puntos en el tercer cuarto fue clave para que el Baskonia se pusiera por delante por primera vez en el partido. Con una estadística perfecta desde 6'75 metros con 6 de 6 intentos, el eléctrico James acabó la noche con 27 puntos, 4 asistencias y 30 de valoración.

 

¿Qué te parece este nuevo diseño? Danos un minuto de tu tiempo contestando a tres preguntas aquí.

También puede interesarte...