Acuerdo para la retransmisión televisiva entre ACB y Movistar+

Baloncesto enCancha

ACB

Las consecuencias del acuerdo ACB - Movistar+

TEXTO: Julio F. Santafé
FOTO:
6 de octubre de 2015 - 00:29

Aunque a estas horas la ACB aún no lo ha anunciado, el acuerdo para la retransmisión televisiva con Movistar+ está cocinado. Supondrá que en principio solo se retransmitirán tres partidos por jornada, el de Teledeporte, el de Movistar+ y los del Carrusel, que en el tiempo que dura un partido incluirá trozos de tres.

Este acuerdo entre la liga ACB y Movistar+ supone que los clubes percibirán esta temporada por derechos televisivos la nada desdeñable cifra de cinco millones de euros, según adelanta Javier Maestro en Mundo Deportivo. Muchos de ellos se frotan las manos, aunque quizá no han terminado de calibrar bien sus consecuencias.

Significa que los aficionados de cuatro equipos podrán ver su partido al completo cada jornada, los aficionados de seis equipos verán un trozo en el carrusel, y los aficionados de los ocho equipos restantes se quedarán sin ver nada. Este cambio puede ser brutal para los equipos acostumbrados a que les retransmitan todos sus partidos de casa desde hace más de una década, como el Valencia Basket o el FC Barcelona, y apenas cambiará para aquellos que no los retransmiten nunca.

Desconozco al detalle la situación en otras ciudades pero desde luego este acuerdo en Valencia supone una aunténtica revolución, acostumbrados como estábamos a que se hiciesen por televisión todos los partidos de casa. En general, creo que todos los aficionados locales, los que son de un equipo X salvo el Madrid o el Barça que los harán siempre, salen perjudicados. Sin duda, los clubes tendrán más dinero para fichar aunque en algunos casos las cifras que se barajan por club, unos 300 mil euros, son bien poca cosa para todos los que tienen más de 5 millones de presupuesto.

En cambio, para clubes de presupuesto más reducido la cifra parece importante, por ejemplo para el Obradoiro supone el 20% de su presupuesto global. Lo que habría que preguntarse es si los que ponen el otro 80% estarán dispuestos a seguir poniéndolo si saben que no los van a sacar por televisión casi nunca. Lo mismo se podría aplicar a otros clubes pequeños, y todo dependerá de si se habían acostumbrado a que les hicieran por televisión todos los partidos de casa, o si por el contrario no les retransmitían nunca.

En el caso límite, equipo medio grande para el que este dinero no supone mucho y estaba acostumbrado a que una TV local o autonómica le hiciese todos los partidos pero ahora lo van a hacer de uvas a peras, como el Valencia Basket, el cambio es brutal y las consecuencias impredecibles. Eso de quedarse en casa a ver los partidos de tu equipo por televisión, se ha acabado, queda el abono y la radio. Por lo menos, que se revierta la tendencia que estaba vaciando los pabellones de la ACB.

Para los que informamos en webs y radios, es ideal, claro, se han cargado a nuestro principal competidor, las televisiones locales y autonómicas. Ahora, en muchos casos, a los aficionados no les va a quedar más remedio que recurrir a nosotros. Sin embargo, aunque nos beneficie personalmente, creemos que sobre la afición al baloncesto las consecuencias van a ser funestas, casi todos desesperados sin poder ver a sus equipos. La esperanza, suponemos, es que ganemos espectadores de otros deportes, que serán aficionados a la ACB, no a los clubes.

Terminar comentando que la broma de nuestra compañera Maitane Junguitu puede estar más cerca de lo que parece y que a mí personalmente los carruseles me parecen cosa de transistor y quiniela, ¿acaso han visto alguna vez un carrusel en la NBA?

Comparativa primera jornada temporada 2014-15 y actual

También puede interesarte...