Senglin

Baloncesto enCancha

ACB

Valencia Basket, o no vence o no convence

TEXTO: Julio F. Santafé
FOTO: Cipriano Fornas
26 de septiembre de 2020 - 15:19

Ante la imposibilidad de realizar las tareas periodísticas habituales en la Fonteta por culpa de las restrictivas condiciones anti covid impuestas a los medios digitales por ACB y Euroliga, esta temporada y mientras dure esta situación nos limitaremos a ofreceros un resumen de la trayectoria del conjunto taronja cada semana o diez días, en función del interés informativo que despierte Valencia Basket.

Nos las prometíamos muy felices los seguidores del Valencia Basket tras una pretemporada inmaculada en la que no solo se vencía sino que se convencía, endosando importantes parciales y dominando desde el inicio a tradicionales rivales ACB como Joventut, UCAM Murcia y Unicaja, o de Euroliga, como Asvel y Bayern, pero ha sido arrancar la competición oficial, donde hay mucho más en juego, y parece que las sensaciones han cambiado.

En el primer partido de la Liga Endesa sufrimos el mismo guión que demasiadas veces vimos la pasada temporada. Flojo arranque marcado por la falta de tensión competitiva ante un rival, el Baskonia de Dusko Ivanovic, que mordía en cada lance. La primera rotación del técnico taronja Jaume Ponsarnau todavía atascaba más al equipo en ataque, hasta acumular una desventaja que llegó a ser de 15 puntos mediado el segundo cuarto. Con la vuelta de los titulares y un gran esfuerzo, que eso no se le puede reprochar al equipo, Valencia Basket se fue al descanso dentro del partido cuando los baskonistas amenazaban con romperlo.

En el tercer cuarto el conjunto vitoriano seguía relajado, lo que proporcionó a Valencia Basket la posibilidad de acercarse en el marcador, pero su experimentado técnico ex yugoslavo reservaba fuerzas y jugadores para los momentos decisivos. La igualdad marcó los compases del definitivo periodo, con los taronja igualando el luminoso en varias ocasiones, hasta la última jugada, cuando volvió a fallar la conservadora táctica de defender y no hacer falta en la posesión final, con la estrella rival, en este caso Luca Vildoza pero han sido muchos, metiendo un triple ganador que dejaba a Valencia Basket sin opciones y lo mandaba para casa con la cabeza gacha.

En el siguiente partido, que se disputó contra Morabanc Andorra el viernes al ser aplazado por falsos positivos covid en el conjunto pirenaico, más de lo mismo. Se conquistó la primera victoria de la temporada, sí, pero en unas condiciones que han dejado muchas dudas. Se salió mejor, como corresponde al jugar en casa, pero enseguida los de Ibon Navarro se mostraron más agresivos, y se fueron al descanso solo tres abajo tras dominar el segundo cuarto.

En el tercero, y de nuevo de la mano de un ex taronja como Sergi García, los andorranos mantuvieron la igualdad y se iban creciendo, encajando Valencia Basket demasiados puntos en este periodo, hasta 27. Cuando todos estábamos con el ay y a punto de abrir ronda de desfibriladores, el talento individual de Van Rossom y Prepelic, y un par de acciones arbitrales dudosas a favor de casa desquiciaron a los jugadores del Andorra, y con su técnico expulsado por doble técnica, acabarían encajando un resultado que por lo visto en los 40 minutos no merecían, perdiendo de 15 puntos un choque igualado.

Contra Baxi Manresa el próximo domingo y con los dos Martínez de protagonistas, Rafa y Pedro, viviremos el tercer compromiso oficial ACB de los taronja, con Valencia Basket no solo obligado a ganar sino a hacerlo con una cierta solvencia, dada la diferencia presupuestaria entre ambas entidades. Probablemente, no será suficiente con demostrar mayor amplitud y calidad en la plantilla y acabar ganado por peso específico, que eso se sabe a priori, también se le pide al conjunto dirigido por Jaume Ponsarnau superioridad táctica y al menos igualar la actitud sin duda combativa que pondrán sobre el parqué los manresanos.

También puede interesarte...