Gran partido de Voigtmann en una victoria importante del Baskonia en Euroliga

Baloncesto enCancha

Euroliga

Una victoria que vale su peso en oro

TEXTO: Txema Trejo
FOTO: Alba Pacheco
22 de marzo - 22:20

El Baskonia ha logrado una victoria importantísima para amarrar su presencia en el TOP-8 de la Euroliga. Un partido de rachas en el que el Baskonia le puso corazón y ganas consciente de lo que se jugaba. Voigtmann (13+12) y Poirier (19+16) fueron vitales para desarmar al conjunto blanco.

Kirolbet Baskonia

 

86 - 76

 

Real Madrid

Sin tiempo para digerir la derrota ante Panathinaikos el Kirolbet Baskonia tenía ante el partido más importante de la temporada. Los de Perasovic se jugaban prácticamente todas las opciones para estar en el ansiado TOP-8. Un partido crucial ante un rival, el Real Madrid, ya clasificado y que se dejaba en Madrid a Deck, Tavares, Campazzo y Reyes, una oportunidad de oro para los vitorianos de vencer a los de Pablo Laso, algo inédito en lo que llevamos de temporada. Vencer y asegurar esa sexta plaza era el objetivo primordial del conjunto vitoriano.

Como sucedía ante el Panathinaikos el Baskonia salía sin ritmo, sin intensidad, cometiendo fallos en ataque, un mal inicio de partido que se minimizaba con una versión más terrenal del conjunto blanco (4-3 min.4). Con el paso de los minutos los vitorianos fueron mejorando sus prestaciones, la explosividad de Voigtmann fue determinante para encender la chispa. Con el 11-5 en el electrónico Laso daba entrada a Rudy Fernández, Jaycee Carroll y Gustavo Ayon para intentar frenar a un Baskonia en clara línea ascendente. El Baskonia perdonaba demasiado y el Real Madrid anotaba canastas fáciles, acciones de Carroll y Rudy que mantenían  a su equipo a la estela de los locales (22-18 min.10).

Los blancos seguían con el asedio a un Baskonia que volvía a flojear, a fallar, a mostrar su peor cara (26-23 min.15). Y cuando los de Pablo Laso pisaban literalmente los talones a los  vitorianos aparecía Poirier para volver a encender la chispa del conjunto vitoriano comandando la reacción para poner el 36-28 (min.17). El Real Madrid no tardaría en responder, un 3-8 de parcial para pisarle nuevamente los talones a los de Perasovic y con el 39-36 que reflejaba el marcador al descanso.

El Baskonia se volvía a poner el mono de trabajo para volver a poner tierra de por medio, la intensidad de Poirier de nuevo era vital para endosar un espectacular 11-2 de parcial (50-38 min.23). El Real Madrid tras unos minutos apagado reaccionaba a tiempo de la mano de Thompkins y un acertado Prepelic recortando la ventaja hasta el 55-49 (min.27). Los vitorianos apelaban a su intensidad defensiva para frenar el intento de remontada blanca, las acciones explosivas de Shields y Voigtmann ponían el 64-53 al final del tercer cuarto.

Los nervios aparecían en el conjunto vitoriano, la presión por la importancia de la victoria hacía que el equipo se precipitara, oportunidad que aprovechaba el Real Madrid para, nuevamente, acercarse en el marcador (72-68 min.36). El Real Madrid seguía sumando y acercándose ante la incapacidad del Baskonia de cerrar el partido, el 77-72 a falta de 2:30 para el final dejaba el partido abierto, cada canasta valía medio partido. Poirier anotaba dos canastas providenciales ponía en pie la grada del Buesa, la guinda la ponía Vildoza con un triple a falta de un minuto para el final que colocaba el 84-74. No hubo tiempo para más, el Baskonia lograba una importantísima victoria.

También puede interesarte...