Thad Mcfadden junto con Benite fueron decisivos en la bvictoria del San Pablo en el Buesa Arena

Baloncesto enCancha

ACB

El San Pablo Burgos asalta el Buesa Arena

TEXTO: Txema Trejo
FOTO: Eric Rib�
22 de diciembre de 2019 - 22:00

Los de Joan Peñarroya se llevaron la victoria en un partido vibrante, igualado hasta el final, donde los burgaleses supieron aprovechar las oportunidades con Benite y McFadden estelares. Un asalto con mayúsculas tanto en la pista como en la grada con mas de 2.000 aficionados burgaleses en el Buesa Arena. El Baskonia cerraba una semana convulsa con una derrota ante un rival directo.

Kirolbet Baskonia

74 - 82

San Pablo Burgos

El Baskonia cerraba su semana más convulsa tras la destitución de Perasovic recibiendo en el Buesa Arena al San Pablo Burgos. Ambos equipos llegaban con el mismo bagaje de victorias y derrotas, lo que suponía un duelo directo por sellar uno de los pasaportes que dan acceso a la Copa del Rey de Málaga. Ambiente espectacular en el coliseo de Zurbano con la mejor entrada de la temporada en Liga Endesa con más de 2.000 aficionados que se habían desplazado desde la capital burgalesa para disfrutar de este partido.

Los primeros minutos era para un Baskonia que buscaba la redención, y lo hacía con un 7-1 de parcial mostrando un juego muy diferente al de anteriores partidos. Pero el Burgos no se dejó impresionar por la puesta en escena de los locales respondiendo de manera rápida con sendos triples de Ferran Bassas (9-9 min.4). Los vitorianos estaban mostrando otra cara pero seguía siendo preso de la precipitación y los errores, situaciones que aprovechaba el conjunto burgales para ponerse por delante (13-16 min.8). El ritmo de juego de los de Peñarroya era altísimo poniendo en problemas a un Kirolbet Baskonia que se mantenía con gracias al talento de Shields (16-18 final del primer cuarto).

El triple volvía a ser el arma del conjunto vitoriano, Pollonara y Janning daban aire a un Baskonia que necesitaba anotar para mantenerse en el partido (22-23 min.12). El San Pablo Burgos estaba jugando con más cabeza, aprovechando cada perdida de balón rival traduciéndolo en valiosos puntos que le seguían manteniéndolo por delante en el electrónico. Con el partido en igualdad aparecía Stauskas para desatascar al Kirolbet Baskonia (27-25 min.17). McFadden respondía con un triple en una elaborada jugada de su equipo obligando a Berrocal a pedir tiempo muerto, la igualdad seguía reinando en el marcador. El ritmo de partido era altísimo y ambos equipos alternaban jugadas elaboradas con fallos clamorosos, aun asi, seguía la igualdad con el 31-32 que reflejaba el marcador al descanso.

Lima abría la lata tras el paso por vestuarios aprovechando la frialdad de un Baskonia incapaz de enlazar una jugada, un  parcial de 1-7 rompía esa igualdad y lanzaba a los de Peñarroya en el marcador (32-39 min.23). Janning y Stauskas reanimaban al conjunto vitoriano cuando el equipo pasaba por su peor momento, y lo hacían a golpe de triple para volver a recortar distancias. El Baskonia tenía en Stauskas (19 puntos) a su referente ofensivo, sus canastas servían para cortar la racha anotadora del San Pablo Burgos (47-47 min.27). Las técnicas a Stevic y Benite daban a los vitorianos puntos importantes, los tiros libres cobraban protagonismo, la igualdad no se rompía (56-54 min.30).

El Kirolbet Baskonia tiraba de la calidad de Shields  para lograr una valiosa ventaja de 7 puntos aprovechando los minutos de desconcierto de un San Pablo Burgos pasado de revoluciones (64-57 min.33). Benite y McFadden a golpe de triple  sostenían a los suyos para no descolgarse en el marcador en el peor momento y mantener las opciones de victoria intactas (66-65 min.37).

Los vitorianos se volvían a apagar en el peor momento, precipitación y falta de ideas, el Burgos liderado por McFadden letal desde el perímetro ponía el 67-70 a falta de tres minutos para el final. Y si no queríamos emoción, aquí teníamos taza y media, triple de Clark y respondía Diop en la siguiente jugada (72-73 y 1:32 para el final). Bassas no perdonaba y anotaba un triple que podía ser definitivo desatando el delirio de los más de 2000 aficionados burgaleses. Benite ponía la puntilla con una canasta a falta de 30 segundos. El Baskonia pudo tener en sus manos apelar a la epica pero la precipitación y los nervios pudieron mas. Dos tiros libres de Fitipaldo y un mate de Clark ponían el 74-82 definitivo.

También puede interesarte...