Los 31 puntos de valoracin (21+5) de Poirier no sirvieron para colocar la igualada en la serie

Baloncesto enCancha

Euroliga

Un último cuarto para olvidar, el CSKA a la 'Final Four'

TEXTO: Txema Trejo
FOTO: Alba Pacheco
26 de abril - 22:36

El Baskonia lo intento, realizo una primera mitad espectacular, maniatando al CSKA, pero todo el trabajo se fue por la borda en un último cuarto para olvidar, un 5-16 terminó siendo determinante. Los de Perasovic se apagaron en el peor momento y solo el colchón de puntos logrado evito que el correctivo hubiese sido mas serio. Con esta victoria el conjunto ruso coloca el 3-1 en la serie que le clasifica para la Final Four

Kirolbet Baskonia

83 - 92

CSKA de Moscú

 

"Cueste lo que cueste”, una frase últimamente muy de moda, de cierta película de estreno me venía a la mente para resumir en un titular el partido de hoy. Esa era la premisa de un Kirolbet Baskonia conjurado para igualar la serie y jugarse el todo por el todo en tierras rusas. Hacer limpieza mental de lo sucedido el miércoles y centrarse en esta nueva batalla era el objetivo primordial para plantar cara a un CSKA mucho más terrenal que en temporadas anteriores pero que supo aprovechar su fondo de armario y su calidad para doblegar a los vitorianos y recuperar el factor cancha. Janning se perderá la batalla, pero hay equipo suficiente y ganas para hacer posible lo imposible.

Pero una cosas es la intención y otra muy diferente es la realidad, y el Baskonia se estrellaba de bruces contra un CSKA que endosaba un 0-5 inicial. El Baskonia parecía no querer repetir el mal inicio del miércoles y respondía de manera inmediata para ponerse un punto abajo (6-7 min.5). Los vitorianos se aplicaban en defensa para frenar a los de Itoudis y mantener el partido igualado, buenas sensaciones en un primer cuarto diametralmente diferente al visto en el tercer partido. Las alternativas en el electrónico se sucedían, ningún equipo era capaz de imponer su ritmo, un auténtico toma y daca que llevaba esa igualdad al final del primer cuarto, un 22-20 y buenas sensaciones para los vitorianos

Un 6-3 de parcial con Poirier como estrella confirmaba esas buenas sensaciones mostradas por los de Perasovic en el primer cuarto, los vitorianos aprovechaban la frialdad de los rusos para coger una pequeña renta (28-23 min.13). Los moscovitas parecían no dar miedo, no intimidaban a un Baskonia en racha gracias a los dos triples de Garino que ponía el 35-27 (min.14). El CSKA respondía por medio de Higgins pero Garino seguía entonado desde el perímetro, un cuarto de locura donde los vitorianos seguían controlando a un rival que no daba la sensación de superioridad vista en el  tercer partido. Shengelia recogía el testigo como referencia anotadora haciéndose fuerte en la zona desquiciando al juego interior rival, puntos importantes para mantener la ventaja y marcharse al descanso con un 48-39 que invitaba a soñar.

Salía un poco frio el Baskonia de vestuarios, pero Poirier se encargaba de encender la chispa a tiempo para responder a un CSKA que no se quería descolgar. Pese a los cinco puntos de Huertas el CSKA se las apañaba para seguir la estela de los locales (55-47 min.24). La intensidad defensiva continuaba siendo clave para mantener a raya a los pupilos de Itoudis, esos diez puntos de ventaja estaban siendo valiosísimos.  La calidad de  Nando De Colo aparecía para rescatar a su equipo, pero sus 18 puntos no eran suficientes para frenar a un Kirolbet Baskonia que estaba poniéndole corazón y ganas. Pero el CSKA seguía a lo suyo, apretando al rival, lo suficiente para comprimir la ventaja hasta el 71-68 con el que se cerraba este tercer cuarto.

Los vitorianos seguían jugando con fuego, concediendo muchos balones al rival, el colchón de puntos se iba diluyendo y los rusos pisaban les pisaban los talones (76-72 min.33). De Colo y Hines certificaban lo que se venía barruntando desde hace minutos, la remontada, el 76-77 que complicaba el partido a un Baskonia que lo había controlado hasta el descanso. Destellos en defensa mantenían a los de Perasovic con vida, pero el desacierto en ataque estaba echando por la borda el partido, algo que no hacia el conjunto ruso que se ponía cuatro arriba (76-80 min.37).

Kurbanov complicaba el partido para los vitorianos, el CSKA se marchaba, ocho puntos a falta de dos minutos que podían ser definitivos, el 5-16 de parcial en este cuarto estaba siendo letal. El Baskonia se desconectaba en el peor momento, incapaz de aprovechar las pocas oportunidades, los últimos minutos se hacían eternos. Garino anotaba un triple de coraje y rabia apelando a la épica, pero su canasta se quedó en solo eso, una canasta, el equipo seguía buscando un imposible, al final victoria para el CSKA (83-92). Los de Itoudis colocaban el 3-1 sellando su pasaporte para la Final Four de Vitoria.

¿Qué te parece este nuevo diseño? Danos un minuto de tu tiempo contestando a tres preguntas aquí.

También puede interesarte...