Eliminar a Unicaja en la Copa de Málaga fue uno de los puntos álgidos del año

Baloncesto enCancha

ACB

Mirando al futuro en Zaragoza

TEXTO: Aitor Sainz
FOTO: Cipriano Fornas
27 de junio - 13:11

Tras una temporada en la que se han cumplido los objetivos establecidos, en Zaragoza se trabaja ya de cara al año que viene. Aunque esperaban haber hecho un poco más, todos se enorgullecen de lo logrado.

Recién finalizada la ACB, el CAI Zaragoza lleva ya unas semanas mirando a la temporada 2014-2015. Su periplo concluyó en la primera fase de unos playoffs que le enfrentaron al Real Madrid, actual subcampeón. Las aspiraciones mañas quizás no iban mucho más allá, pero si quedó un cierto mal sabor en algunos pequeños aspectos.

Primera participación europea.

Ya asegurada la participación en la próxima edición de la segunda competición continental, el CAI tan sólo espera mejorar lo realizado en su primera Eurocup. Y es que la primera fase se saldó con un balance de seis victorias y cuatro derrotas, aunque luego se vieron frenados en el Last 32 al tener equipos de mayor calidad enfrente. La participación europea es una inversión para el club maño, que a pesar de no estar en una fácil situación económica, ve esta oportunidad como una inversión a la hora de darse a conocer y atraer sponsors. Deportivamente, es una plantilla joven, que según los cambios que realice este verano, podría optar de nuevo a entrar, al menos, en el Last 32, suponiendo todo ello una motivación para la gran afición del Príncipe Felipe.

El Real Madrid, dos veces verdugo.

Si el Real Madrid eliminó en dos partidos al CAI en la primera ronda de los playoffs, fueron también los merengues, a la postre campeones, los que en la Copa del Rey disputada en Málaga acabaron con el sueño maño. Clasificarse era un objetivo que se logró, pero también es verdad que los ocho participantes, al ser eliminatorias a un partido, sueñan siempre con dar la campanada. Así, el CAI fue a Málaga con gran ilusión, y eliminó al anfitrión en el primer duelo. Pero por primera vez en la recién finalizada temporada, los madrileños truncaron las aspiraciones zaragozanas en las semifinales.

La economía es lo primero.

Hace dos temporadas, Aguilar fue una de las piezas clave del CAI, lo cual atrajo el interés de varios clubes, entre los que finalmente Valencia fue el que se llevó el premio. Durante la presente campaña, Shermadini, probablemente el fichaje estrella, marchó a Olympiacos dejando a los maños bastante cojos en la pintura. Cierto es también que el regreso a las canchas de Norel suplió en cierta manera al pívot georgiano, pero sin llegar al nivel de aportación que éste realizó durante la primera parte de la temporada. Por lo tanto, está claro que el CAI es un equipo que vende jugadores, dando así pie a una economía sostenible. El lado malo, es que las aspiraciones deportivas no pueden nunca ser más altas, ya que se desconoce la plantilla de la próxima temporada. Por ello, las idas y venidas de este verano condicionarán sin lugar a duda el destino en la temporada 2014-2015.

Abós, entrenador de confianza.

Con otro año de contrato por delante, Jose Luís Abós suma ya cinco temporadas al mando del club zaragozano. De LEB a ACB, y de ahí a Europa y playoffs, Abós ha comandado la nave maña de manera excelente. Consciente de las limitaciones del equipo, y a su vez, aprovechando al máximo el valor de cada jugador, Jose Luís Abós ha logrado un equipo que rinde alto tal y como demuestran los logros de las dos últimas campañas. El desarrollo de la próxima temporada será, con casi toda seguridad, lo que marque la posible renovación de contrato, pero un año más, Jose Luís Abós ha cerrado una temporada que incrementa su valor en los banquillos, lo cual le ha puesto, seguro, en la mira de otros clubes.

Certezas de cara a la próxima temporada.

Como hemos mencionado antes, el CAI es un equipo que se ve obligado a vender en pos de una economía sostenible, dejando así marchar a grandes jugadores que se revalorizan en el club maño. Este hecho ha condicionado, y lo hará de nuevo este verano, el progreso del club, pero al menos ahora cuentan con una base de siete jugadores. Fontet, recién renovado, Rudez, Norel, Llompart, Tomás y Marín cuentan con contrato en vigor, mientras que el club ya ha realizado su primer fichaje. Se trata de Kevin Lisch, base norteamericano, con pasaporte italiano, que posee experiencia en Europa, procede del JSF Nanterre francés con el que también ha disputado ocho partidos en Eurocup.

Habrá que ver por tanto la valía de la próxima plantilla del CAI Zaragoza, pero el objetivo debería estar en acercarse a los recientes logros. El proyecto lo merece, gracias a los esfuerzos económicos, un entrenador comprometido tanto como sus jugadores, y una afición que nunca deja de lado a su equipo. 

También puede interesarte...