Mumbru, no pudo celebrar sus 500 partidos en ACB con una victoria

Baloncesto enCancha

ACB

El Mad-Croc Fuenlabrada se lleva una merecida victoria de Miribilla

TEXTO: Koldo Fernández
FOTO: Jordi Montraveta
31 de marzo - 14:45

Llegando a ir hasta 16 puntos por delante, el equipo fuenlabreño jugó un partido muy serio de principio a fin. Los bilbaínos nunca llegaron a meterse en el partido.

Uxue Bilbao Basket 82 - 90 Mad-Croc Fuenlabrada

En el partido número 500 de Álex Mumbrú en ACB, el Uxue Bilbao Basket no pudo llevarse la victoria en su cancha ante un Mad-Croc Fuenlabrada muy superior, cayendo derrotado por 82-90. Ya desde el primer cuarto, los visitantes se lograron marchar en el luminoso y supieron controlar el partido como mejor les convenía. El alto porcentaje en triples (52%), la diferencia en el apartado de asistencias (11-17) y el inicio del tercer cuarto fueron las claves del partido.

Rob Kurz inauguró el marcador bajo el aro, seguido por una pronta respuesta de Nikos Zisis. El partido comenzó muy ágil y las defensas no muy fuertes que había en juego permitieron un bonito juego ofensivo en el que ambos equipos se intercambiaron canastas. No obstante, el Mad-Croc Fuenlabrada llevó la delantera con el liderazgo de Valters y un triple de Mainoldi puso a los bilbaínos conra las cuerdas. Los hombres de negro lograron rehacerse gracias a unos buenos minutos de Mamadou Samb, que cerró el cuarto con una canastas desde la pintura (19-24).

El juego se tornó más físico en el segundo periodo, mas, pese a que el marcador se detuvo un poco, el conjunto fuenlabreño seguía a buen nivel, jugando cómodo y encontrando huecos con facilidad, y entre Colom, Gladyr y Kurz colocaron la máxima diferencia en el marcador (+15), obligando a Fotis Katsikaris a solicitar un tiempo muerto. El Uxue Bilbao Basket comenzó a defender como acostumbra y propició un juego más precipitado de los visitantes, hecho que aprovecharon Mumbrú y Zisis para ir reduciendo la brecha en el luminoso. Antes de llegar al descanso, Kurz lavó la imagen que dio su equipo en los últimos minutos con un mate (35-42).

Al regreso de los vestuarios se pudo vivir un auténtico festival de triples, un total de 8 lanzamientos, cuatro por cada equipo, del que los fuenlabreños anotaron todos los que lanzaron y los bilbaínos sólo pudieron convertir la mitad. Con el regreso de los 15 tantos de ventaja para los visitantes, los locales tuvieron que parar el partido y, a partir de ahí, Grimau y Moerman tomaron las riendas de su equipo, recortando un poco las diferencias. Kurz y James Feldeine fueron su contrapartida, evitando males mayores, y con un canastón al límite de la posesión de Mainoldi llegamos al cuarto final (55-67).

Tras unos compases bastante calmados, Grimau y López pusieron la directa y lograron bajar de la marca de los 10 puntos, mas el Mad-Croc Fuenlabrada, con Kurz a la cabeza, no bajó los brazos y devolvió la ventaja de dos dígitos al marcador. Los minutos finales transcurrieron en un intercambio de canastas y el Uxue Bilbao Basket logró acercarse a sus rivales a base de tiros libres, pero no fue suficientes y, finalmente, los fuenlabreños lograron alzarse con el triunfo (82-90).

La estrella: Robert Kurz. A pesar de ser eliminado por faltas, el estadounidense fue el auténtico protagonista del partido, no sólo dando esa ventaja a su conjunto, sino también anulando la pintura rival, que no estuvo al nivel que acostumbra. Sus números: 16 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones para 23 de valoración.

El MVP del encuentro fue Robert Kurz, mientras que el máximo anotador fue James Feldeine con 19 puntos. Los máximos reboteadores fueron Leo Mainoldi y Adrien Moerman, con 10 capturas y el máximo asistente fue Quino Colom con 5 pases de canasta.

También puede interesarte...