El Regal Barça celebra su tercera Supercopa en el Buesa Arena

Baloncesto enCancha

ACB

El Regal Barça, conquista cómodamente la Supercopa ACB (83-63)

TEXTO: Dani Fernández
FOTO: ACB Photo
25 de septiembre de 2010 - 19:06

El conjunto azulgrana se adjudicó su tercera Supercopa ACB tras pasar por encima, sin problemas, de un Power Electronics Valencia que fue a remolque durante todo el partido. Veinte puntos de diferencia y Juan Carlos Navarro, con 22 puntos, 5 rebotes y 23 de valoración, merecido MVP del torneo.

Rueda de prensa Regal Barça

Ir a descargar

Rueda de prensa Power Electronics Valencia

Ir a descargar

Declaraciones Fran Vázquez

Ir a descargar

Declaraciones Jaka Lakovic

Ir a descargar

Declaraciones Gianluca Basile

Ir a descargar

Después del espectáculo vivido en el concurso de triples y mates, el guión daba paso al plato fuerte de la jornada. La gran final de esta Supercopa 2010, entre el Regal Barça y el Power Electronics Valencia. Primera posesión para los de Hussein, con un rápido contraataque culminado por Jeremy Richardson que subía los dos primeros puntos del partido al luminoso. Sin embargo, la respuesta azulgrana fue rápida, clara y contundente. Varios ataques frustrados en clave ‘taronja’ permitieron a Juan Carlos Navarro y compañía, estirar el marcador hasta el 14-4 en los primeros dos minutos de partido. Hecho que obligaba a Hussein a pedir el primer tiempo muerto del partido con balón para Lischuck en los tiros libres. No perdonó, pero el rodillo azulgrana empezaba a carburar de la mano de un Navarro ‘superstar’ con claros signos de MVP. Pascual desde el banquillo maniobró de la misma manera que ayer ante el Real Madrid. Sada, que volvió a ser de la partida en el quinteto titular culé, dejaba su lugar a Ricky Rubio. N’dong hacía lo propio con Lorbek, mientras Claver y De Colo entraban en sustitución de Richardson y Rafa Martinez. Sin embargo, estas permutas no cambiaron la cara del partido en ese momento. Pues a falta de 2:04 para acabar el primer cuarto, la final empezaba a teñirse de color azulgrana de manera clara, 26-13.

Rafa volvía a la pista para darle aguante a su equipo en el marcador y lo consiguió mediante una penetración, con posible falta, que remató Sundov bajo el aro con adicional incluida (26-18). El Barça sufría momentos de dudas en ataque, sin Navarro, con 12 puntos, en pista. Lo aprovechó De Colo para colocar el 26-18, bajando la diferencia por debajo de los 10 puntos. Sumido en un atasco que empezaba a preocupar, el Barça se comenzó a ver superado por la defensa valenciana. Un triple desde la esquina de Víctor Claver, ponía el 26-21 que echaba el cierre al primer cuarto.

El segundo cuarto arrancó con un mate de Vázquez tras un tapón de Claver sobre Sada. Navarro volvía a la pista ofrecer aliento a los suyos, pero sin el acierto con el que deslumbró en el primer cuarto. Al menos, en sus primeros intentos del segundo cuarto. El marcador se estancó en el 28-21 durante varios minutos, hasta que a falta de 6:48, Gianluca Basile lograba sus primeros dos puntos del partido. Y ya se sabe lo que pasa cuando los tiradores tienen el día. Basile repitió, ésta vez desde más allá de 6,75 (33-23). El Power Electronics renunciaba a bajar los brazos con el trabajo bajo los aros de Lischuck, aunque quedaba contrarrestado con el de Morris en la canasta contraria. La diferencia seguía oscilando entre los diez y catorce puntos de diferencia a 4 minutos del final (38-25). Los fallos en ataque del Valencia, condenaban nuevamente a los de Hussein, con un Rafa Martínez desaparecido en combate, les era imposible reducir la diferencia y con el 40-29, llegábamos al final de la primera parte con una cómoda ventaja azulgrana pero con mucho partido por delante.

En la reanudación, el Barça salió con la intención de dar el hachazo definitivo en el marcador. No fue tarea fácil, pues Valencia saltó a la cancha para plantar cara y ofrecer el máximo, pero ya sabemos del potencial azulgrana. Morris, Navarro y Ricky cortaron cualquier intento de reacción ‘taronja’, que lo seguía intentando en ataque pero sin acierto de cara al aro. La diferencia se estiraba hasta los 18 puntos a menos de dos minutos para el final del tercer cuarto. Savanovic, Lischuck y Sundov mantenían el honor valenciano en ataque y bajo los tableros, pero la diferencia no variaba. Al final del tercer cuarto, la ventaja seguía tiñéndose de color azulgrana, 63-47.

Último, definitivo y trascendental cuarto de esta finalísima de la Supercopa. El título en juego sobre la pista con cómoda ventaja pero momentánea para los pupilos de Xavi Pascual. Una gran jugada en contraataque de Ricky y Morris, tras una perfecta defensa de Perovic bajo tableros, la finalizaba Basile con un triple que ponía a las claras el dominio culé sobre la pista y el marcador, 66-49. Poco o nada hacía presagiar otra cosa que no fuera la victoria del Regal Barça en este Buesa Arena. El Valencia lo intentaba, en ataque con más corazón que cabeza estrellándose una y otra vez ante la gran muralla defensiva ideada por Pascual. Tan solo a ráfagas los de Hussein conseguían sumar en el aspecto ofensivo. La diferencia seguía siendo la misma o incluso más, y el tiempo se agotaba poco a poco en favor de los catalanes (69-54). Tras un tiempo muerto, Richardson quería sumarse a la fiesta desde la larga distancia, pero posiblemente fuera demasiado tarde (69-57, a menos de 5 minutos del final). No es que no hubiera tiempo para la remontada. Por supuesto que lo había. El problema es que la diferencia oscilaba entre los diez y veinte puntos aproximadamente desde el segundo cuarto. A veces bajaba hasta los 12, otras se estiraba hasta los 18, pero no bajaba más allá de eso. La sensación a pie de pista era que el Barça tenía totalmente controlada la situación y lo estaba demostrando con rotundidad, ante un Valencia a contracorriente desde casi el primer minuto de partido. Todo visto para sentencia con Navarro como potencial MVP, con 20 puntos y 20 de valoración. A cuatro minutos para echar el cierre Lischuck se iba al banquillo eliminado por faltas personales y el '11' azulgrana seguía a lo suyo. N'dong encadenó sus mejores minutos en ataque con un gran triple desde la esquina.

En los últimos minutos, el Power Electronics intentó maquillar la diferencia mediante el empeño desde abajo de Savanovic, pero Basile respondió con rapidez a traves de tres tiros libres. El tiempo se agotaba y los hombres de Hussein buscaron despedirse con la cabeza bien alta. Omar Cook anotó un tiro libre de los dos que dispuso tras una falta recibida por Ricky Rubio, poniendo en el marcador el definitivo 83-63 que coronó al Regal Barça como claro, flamante y contundente campeón de esta Supercopa ACB 2010, y a Juan Carlos Navarro como MVP de la competición merced a sus 22 puntos, 5 rebotes con un total de 23 de valoración. Enhorabuena al campeón.

También puede interesarte...