Las 10+2 claves de la segunda semifinal, el Olympiakos será el rival del Regal

Baloncesto enCancha

Euroliga

Las 10+2 claves de la segunda semifinal

TEXTO: Mario Gómez / Alberto Rubio
FOTO: JOMA
8 de mayo de 2010 - 00:05

Épico encuentro el que hemos vivdo en Paris Bercy, con victoria final para el Olympicos del Pireo, que se enfrentará al Regal "Barça" en la final. Aquí están las claves de la segunda semifinal, acompañadas de "Bonus Track" incluído

  

Segunda Semifinal

 De puño y letra" (II) : Mel Otero >> " Ricky asalta Paris"


Victoria en la prórroga para Olympiacos (80-83)
 

El Regal F.C. Barcelona, ¡¡¡ A la final !!! (64-54)
Las 10 claves de la primera semifinal

KK Partizan 80 - 83 Olympiakos


1. Defensa mixta

Empieza el partido y el Partizan empieza a correr ¡¡. Desarbolando a los griegos con la pareja Mccalebb / Roberts, Teodosic le sigue buscando aún. Los de Vujosevic parecía que hacían una defensa individual pero no, pasaban a 2-3, el desconcierto en el ataque del Olympiacos era más que evidente. Punto a favor para el equipo serbio, quedaba mucho partido.


2. Vranes vs Schortsianitis

La batalla ya empezaba en la primera jugada con choque de trenes entre el montenegrino y el griego, dos tapones consecutivos de Vranes parecían intimidar a “Sofo”, pero nada de eso. La segunda falta personal del jugador del Partizan hizo que Vujosevic decidiera cambiarle, el partido tomaba otro rumbo y los del Pireo empezaran a despertar y coger las manijas del encuentro, al compás de Papaloukas y la lucha incesante de Sofoklis en los tableros.

 
3. A "Theo" le va la marcha

Un lujo ver jugar a este genio del baloncesto, él solo se ha bastado para llevar el “tempo” del partido, nublar a McCalebb en el segundo cuarto y hacer entradas que dejaban con la boca abierta a todos los aficionados que ocupaban sus asientos en Paris Bercy. Cuando quiere pone le segunda, y cuando ve que la situación se complica pone la quinta, un par de 2+1 y Olympiacos arriba, Sencillamente magistral, el heleno pensil sigue impartiendo cátedra por Europa, con más luces que sombras eso sí.

 
4. La garra del Partizan, el espíritu del Pionir sigue vivo

Los serbios saben que no tienen nada que perder, y en ningún momento han perdido la cara al encuentro, tan solo esas lagunas defensivas en el segundo cuarto y la tercera falta personal de Vranes han castigado de forma injusta el buen trabajo defensivo de Maric y Roberts , Acompañado del checo Vesely, todo un jugador a descubrir, el jugador con más clase del Partizan. Merecido esfuerzo que finalmente no ha tenido recompensa, la lucha y la suerte no sonrió y el domingo se las verán contra el CSKA de Siskauskas.

5. La experiencia es un grado, remontada helena

En los últimos minutos del segundo cuarto, la afición del Olympiakos empieza a animar de forma constante, y los pupilos de Gianakis se vienen arriba, el sexto jugador no estaba en la cancha, sino en las gradas. A base de casta y saber hacer, los griegos imponen su física de la mano de un motivado Childress y Boroussis. Esa diferencia en contra creaba dudas al Partizan tras finalizar la primera parte, ventaja visitante.

6. Protagonistas sobradamente preparados

En la segunda parte dos protagonistas cogen el relevo anotador en ambos conjuntos. El león despertó, y de qué manera. Linas Kleiza a base de fuerza y clase lanzaba bien defendido, pero eso no era suficiente para parar al exjugador de los Nuggets. En el otro bando una futura estrella pedía paso, su delgadez no es sinónimo de ser un jugador endeble, Vesely se mete en la pintura y hace auténticas diabluras, un diamante por pulir que muy pronto brillará.

7. El aro tiembla, Maric no perdona una

El australiano es infalible debajo de la canasta, sus compañeros saben esa característica y no han dudado en asistirle de forma insistente libre de marca, a causa del 2 contra 1 de Papaloukas y un dormido Beverley. El futuro jugador del Panathiniakos machacaba sin cesar, aunque también tiene un amplio arsenal de ganchos a tabla que ya le gustaría a más de uno tener. Comenzaba la remontada del Partizan

8. El héroe volvía, Kecman daba la vuelta al marcador

Un encuentro de idas y venidas, esta vez le tocaba a los de Belgrado volver a meterse en la lucha por llegar a la finalísima del domingo, el “Barça” esperaba. Dos triples consecutivos de Kecman igualaban aún más la contienda, siendo el perfecto escudero de un immenso McCalebb, que pese a lesionarse el realizar un estratosférico mate en contraataque supo llevar a los suyos en igualdad a falta de los últimos diez minutos.


9.Vuelta a los orígenes

Todo o nada, a Vujosevic le salía bien la jugada, a correr a los griegos que se volvían a desorientar con un escandaloso parcial de 15 a 1, ocasiones así no se podían dejar perder. McCalebb se alzaba como el épico protagonista al realizar jugadas de todo tipo, mientras tanto Papaloukas seguía rascándose la cabeza.

10. Luces y sombras del último minuto griego

La zona del Partizan y los desbarajustes defensivos del Olympiakos volvían a meter en el partido a jugadores que llevaban minutos sin jugar,ese es el caso de Roberts, Vranes o el desaparecido Rasic. De infarto fue el último minuto, los de Giannakis peor podían haberlo hecho, McCalebb desataba el delirio para los suyos con una bandeja a falta de muy pocos segundos. Pero la luz quiso guiar a Childress a coger al vuelo un tiro desesperado de Teodosic que no toca ni aro.

11.  Kleiza y Childress ponen tierra de por medio


El momento de los grandes se saldó con la justificación de porqué Kleiza y Childress son los dos jugadores mejor pagados de Europa, a base de individualidades los del Pireo parecía que tenían el encuentro en el bolsillo. Pero había que morir con las botas puestas, Partizan lo intentó hasta el último segundo.

12- Teodosic+4.60 = FINAL


¿Sangre balcánica? La frialdad con la que anotaba cada tiro libre era estremecedora, desde la línea de 4.60 Teodosic fue el principal culpable de la derrota serbia, cosas del deporte, el escolta es un profesional y demuestra con su puntería que es un perfecto candidato a llevarse el MVP Final, eso si ganan el domingo, fácil no lo tendrán.
 

También puede interesarte...