Papaloukas ha frenado el buen comienzo del Partizan

Baloncesto enCancha

Euroliga

Victoria en la prórroga para Olympiacos (80-83)

TEXTO: Jesús Arqued
FOTO: JOMA
7 de mayo de 2010 - 21:43

Los cuarenta minutos no sirivieron para conocer el rival del Regal FC Barcelona en la final y en el tiempo extra la mayor experiencia griga fue vital para llevarse el encuentro

 

 

Segunda Semifinal

De puño y letra" (II) : Mel Otero >> " Ricky asalta Paris"


Las 10+2 claves de la segunda semifinal
 

El Regal F.C. Barcelona, ¡¡¡ A la final !!! (64-54)
Las 10 claves de la primera semifinal

KK Partizan 80 – 83 Olympiacos

Estadísticas del encuentro (Euroleague Basketball)

Fotogalería del encuentro (JOMA)

Tambores de guerra sonaban en el Palais Omnisport Paris Bercy, la afición del Olympiacos iba a darlo todo. Olympiacos comenzaba el partido metiendo balones a Schortsanitis pero no surgía efecto pues se encontraba con los interminables brazos de Vranes, un parcial de 4 a 0 favorable a Partizan no silenciaba a la afición griega. Dos faltas seguidas de Vranes que lo llevaban al banquillo hacía que Olympiacos entrara en el partido y comenzara a desperezarse. Otro parcial, esta vez de 6 a 0 obligaba a Giannakis a pedir tiempo muerto para atacar la defensa serbia que les estaba haciendo mucho daño, 2 a 10. Llegaba el momento de Papaloukas, un hombre experimentado que les diera la calma necesaria. El juego interior estaba siendo clave, mientras Olympiacos buscaba en el juego estático a Schortsanitis, Partizan hacía daño cargando el rebote ofensivo. Papaloukas no decepcionaba a los amantes del baloncesto y dos fintas de pases en dos jugadas consecutivas lo dejaban acabando sólo en bandeja debajo del aro. Olympiacos se iba acercando en el marcador bajo la dirección de Papaloukas, y un triple de Teodosic dejaba el marcador en 17 a 15 al finalizar el primer cuarto.

Vujosevic quería que su equipo cogiera el timón y metía a Slavko Vranes para dominar la zona. McCalebb estaba haciendo daño en el uno por uno gracias a su velocidad, pero Childress no quería quedarse atrás y realizaba la jugada más espectacular hasta el momento sin ser canasta, un intento de mate por encima del más grande, Vranes, pero este cometía falta y se iba al banco con tres faltas personales. Partizan realizaba defensas alternativas y trabaja con una zona el ataque de Olympiacos, por su parte Giannakis le daba unos minutos a Beverly para que subiera el tono defensivo de su equipo y incomodara a un McCalebb hasta el momento sobrado en ataque. Un parcial de cero a cinco, tras un triple de Bouroussis dando un paso atrás como si de un alero se tratara, obligaba a Vujosevic a pedir tiempo muerto con 22 a 22 en el marcador. Otra finta en la penetración de Papaloukas forzaba un dos más uno que situaba a los griegos por delante. Poco a poco Olympiacos se había hecho con el partido, y pasito a pasito había abierto una brecha que era de cinco puntos con la llegada de la media parte, 28 a 33.Al inicio de la segunda parte se notaba las ordenes de sus entrenadors, dos juegos más pausados y controlados para hacer aquello que les han mandado. La instrucción más clara dada por Vujosevic era meter balones al poste bajo a Vesely para que jugara cerca del aro ante Josh Childress y les salía bien pues anotaba cuatro punots y daba una asistencia a Maric. Por parte de Olympiacos los balones llegaban a Kleiza que era igual de efectivo que el checo del Partizan. La tensión iba en aumento y las defensas incrementaban el ritmo, mucho por decidir a falta de 4:33, 37 a 41 y tiempo muerto. Las faltas iban de banda a banda y Partizan parecía perder los nervios. Nadie quería dar su brazo a torcer y las canastas caían de un lado y otro sin descanso. McCalebb robaba un balón en un pase de Schortsanitis y acababa el contraataque con un espectacular mate, que de puro alegría pasaba a desgracia pues se lesionaba en la jugada. Maric volvía a anotar en un balón doblado y dejaba el marcador al final del tercer cuarto en 52 a 52.

La posible prórroga se sentía en el aire, un último cuarto y todo por decidir. Un dos más uno de Maric ponía otra vez por delante a Partizan y a él con 24 de valoración. McCalebb volvía de la lesión y anotaba 4 puntos seguidos que abrían una pequeña brecha en el marcador, 58 a 54. Con la posibilidad de la victoria del Partizan los aficionados del CSKA se animaban a animar a los serbios. Partizan se marchaba, 6 arriba a falta de 6:11 y Giannakis pedía tiempo muerto para calmar a sus hombres y darles los aspectos del juego que debían trabajar. El partido no sólo se jugaba en la cancha, también en los banquillos, tras el tiempo muerto de Giannakis, Vujosevic pedía otro antes de volver a la pista. Y parecía salir ganando los griegos que hacían un parcial de cero a cinco. En este momento aparecía Josh Childress que en el uno contra uno superaba por velocidad a Vesely y anotaba siete puntos seguidos para su equipo. Cada vez estaba más cerca el final y los errores iban en incremento. Cada balón era oro y un rebote ofensivo de Teodosic y la falta recibida en ese rebote daban ventaja de tres, 62 a 65 a falta de 47 segundos. Pero Kecman no lo daba por perdido un triple y empate en el marcador. Otra canasta de McCalebb en una transición rápida dejaba a falta de 6.6 segundos el marcador 67 a 65 y posesión para Olympiacos que pedía tiempo muerto. Una jugada que podía decidir el partido. La jugada preparada iba a parar a manos de Teodosic que lanzaba un triple que se quedaba corto pero que llegaba a las manos de un Childress que lo convertía en un aleyoop al hundir el balón y empatar el partido a 67 a 67 a falta de 2.6 segundos. La jugada se saldaba con un triple de Bo McCalebb punteado por Childress que no tocaba aro y que mandaba la segunda semifinal a la prórroga. Cinco minutos más de disfrutar de baloncesto!!

El tiempo extra comenzaba con una falta de Maric sobre Childress enviaba al norteamericano a la línea de tiros libres para romper el empate en el marcador. Childress seguía al ritmo que había acabado el partido y hacía mucho daño en el uno por uno a Vesely. Los tiros libres era la forma de anotar de los dos equipos hasta la llegada de Papaloukas que con una magnífica asistencia a Bouroussis ampliaba la ventaja. Partizan se colocaba en zona, pero no daba resultado pues Kleiza transformaba cerca del aro. Partizan no había dicho su última palabra y tras dos rebotes ofensivos Vesely anotaba un dos más uno que ponía el marcador 75 a 77. Pero lo que les daba la victoria parecía querer quitarsela, tres rebotes ofensivos seguidos hacían que el tiempo fuera pasando con el marcador en el mismo resultado. Tras dos tiros libres de Bouroussis, Rasic anotaba un triple que dejaba el marcador con un punto de diferencia 78-79. Falta personal sobre Teodosic que anotaba los dos puntos y una vez más todo dependía de una jugada a falta de 9.5 segundos. Cometían falta sobre Rasic que transformaba los dos tiros libres, 80 a 81 a falta de 6.1 mucho tiempo aun por jugar. Sacaban del medio campo, el balón era tocado apunto de robar Partizan, el balón llegaba a manos de Teodosic que recibía falta de McCalebb. El partido tenía de todo y la mesa jugaba con el tiempo restante generando más tensión en el partido. Pero la tensión piensa Teodosic que es para los mediocres y transformaba dos tiros libres más para dejar en el 80 a 83 final el marcador pues Rasic no era capaz de transformar el último triple intentado.

La Estrella: Varios candidatos a este premio ha habido en el partido pero Linas Kleiza ha sido fundamental en su equipo en el segundo tiempo y, sobre todo, en la prórroga. 19 puntos, 11 rebotes y 5 faltas recibidas para 26 de valoración ha sido su tarjeta en este encuentro

Rueda de prensa:

En las declaraciones post partido, Dusko Vujosevic se mostraba orgulloso de tener a los jugadores que tenía, jugadores jóvenes con un carácter excepcional que han jugado para el equipo. Indicaba que lo habían intentado pero que no habían podido, “la linea entre disfrutar y la desesperación es muy fina” y nosotros la hemos cruzado. Pero indicaba que estar en la Final Four ya era fantástico. Por último indicaba que en la lucha por el tercer puesto iban a competir con todo.


 

Por su parte Panagiotis Giannakis ha centrado sus declaraciones en alabar el partido jugado el cual definía como un partidazo extraordinario que era una gran publicidad para el baloncesto. Entrando en aspectos del juego señalaba el rebote ofensivo como clave, al inicio del partido la ventaja conseguida por Partizan era gracias a este, y que la distancia conseguida por su equipo en el tramo final del partido también. Indicaba que el Partizan se había mostrado un equipo con mucha pasión y que el papel de favoritos que tenían les había generado tensión. Pero se mostraba contento con su equipo del que declaraba que cuando no tenían ritmo tenían pasión.

También puede interesarte...