2011

15

Diciembre

00:45

Aridane Ávila

D’Andra Moss: “Puedo ser una líder incluso en los momentos difíciles”

Nuestro colaborador canario nos deleita una semana más con sus delicias amarillas.

 El 5 de Septiembre de 2011, el CB Islas Canarias anunció el fichaje de D’Andra Moss como escolta titular del equipo canario.  Con el 24 a la espalda, y una experiencia cercana con el ToPo de la Liga Finlandesa donde se salió, la americana aceptó pasar un rato compartiendo experiencias. Y probablemente fue la entrevista más alta que he realizado, porque se hizo en el avión que nos traía de vuelta de París, después de cubrir el partido de la FIBA Eurocup entre el equipo amarillo y el Saint Amand Hainaut (67-48).Es la máxima anotadora de la Liga Femenina Española (20'6 ppp), tiene el tope de puntos de esta temporada (30  frente al RC Celta) y demuestra liderazgo en cualquier pista que pise.  Coherente, reflexiva y con gran capacidad de concentración esto fue lo que nos contó “D”, que es como le gusta que la llamen:

¿Cuál es su valoración del partido contra el Saint Amand Hainaut?

Fue un partido bastante físico en el cual fuimos capaces de aguantar los tirones físicos de ellas, durante tres cuartos, el primero, el segundo y el último. El Saint Amand empezó metiendo algunas canastas difíciles y eso nos afectó al equipo. Evidentemente hay que tener en cuenta que las francesas son un equipo con mucha rotación desde el banquillo y nosotros una plantilla muy corta, entonces en un juego tan físico como el de ayer, ellas salieron favorecidas.

¿Qué le parece la Liga Femenina y la FIBA Eurocup?

Son dos competiciones que me gustan bastante. Creo que es un acierto poder tener la posibilidad de jugar en Europa porque así nos enfrentamos a diferentes equipos de diferentes ligas y eso da pie a ver diferentes niveles. Pero creo que la Liga Española es más completa que la FIBA Eurocup, porque el nivel de exigencia de la Liga Española te hace que cada partido sea una final. Siempre tienes que estar al máximo nivel de concentración en cada partido, en Europa te encuentras partidos que son un poco más suaves, y que te permiten a lo mejor relajarte en algún momento, en la Liga Femenina eso no ocurre porque todos los equipos tienen buenas americanas y buenas plantillas y eso te hace estar siempre al 100%.

Con respecto a Finlandia (la temporada pasaba jugaba para ToPo en la liga finlandesa, 25 ppp) ¿Qué diferencias ve, no solo a nivel deportivo, sino también organizativo?

La primera es que la Liga Finlandesa es una competición menos “profesional” donde no se gana mucho dinero y es evidente que hay una gran diferencia a nivel deportivo respecto a España. Pero debo decir que en la ciudad de Helsinki estuve muy bien, me trataron muy  bien no solo desde el staff técnico, sino también todo el entorno que tuve mientras viví allí y esto me hacía mucho más llevadera mi estancia allí y  me hizo tener muy buena sintonía. El problema es que a medida que se fue haciendo más duro el invierno y el frio aumentaba, mi proceso de adaptación fue más dificil. Pero para los medios que teníamos creo que hicimos un buen trabajo.

 
Jugando para ToPo fue una líder, en la Universidad era una jugadora importante, este año en Gran Canaria está asumiendo el liderazgo, ¿Se siente una líder?
 
Yo creo que es un tema que se me da en los equipos como rol. Lo que sí es cierto es que acepto este tipo de roles porque con equipos tan jóvenes, bien como el que tuve el año pasado en Finlandia, como en este que estoy ahora, para mí no es ningún problema ponerme el equipo a la espalda e intentar marcar la línea y el camino a seguir para ayudar a las jóvenes lo máximo posible. Lo que pasa es que mientras vas ganando es muy fácil ser la líder y todo el mundo te venera, y todo el mundo quiere ser líder, pero a mí lo que me gusta es que incluso en los momentos malos puedo ser una referencia y decir: “Oye se puede conseguir si hacemos esto” y ser un apoyo no solo en los buenos momentos, sino también en los malos.
 
En la red hay unos cuantos vídeos de su paso por la Virginia Commonwealth University , incluso algún buzzer beater importante, ¿Cuál es su valoración de su paso por el programa universitario?
 
Lo primero que pienso es que mi paso por la Universidad fue como una academia del baloncesto. Y es que en la Universidad te enseñan muchísimas cosas, no solo baloncesto sino hábitos. Hábitos que si eres inteligente los vas a continuar mateniendo durante toda tu carrera. Por ejemplo que tienes que comer, cuantas horas tienes que dormir, no distraerte con cosas de tu alrededor, sino estar concentrado en tu profesión. Y este periodo me ayudó a que el siguiente paso, que es el profesionalismo, haya sido mucho más fácil. A veces en ese momento no ves lo importantes que son esta clase de rituales, pero gracias a ello obtienes una gran ayuda que yo veo como una academia que me ayudó a seguir en el baloncesto. Probablemente en ese momento no lo ves, no entiendes que no puedas salir por la noche, no entiendes que no puedas divertirte, que no puedas saludar al rival, que no puedas hacer muchísimas cosas. Pero ahora después de dos años en Europa, veo que gracias a eso me ha sido más fácil mi proceso de adaptación en lo que es la competición y entender el juego, y también, me enseñó a amar el juego y a divertirme de otra manera.
 
¿Qué representaron las lesiones en su carrera? (Primero se lesionó una rodilla en High School y luego la otra rodilla en la Universidad)
 
La verdad es que no se que hubiera sido de mi sin las lesiones. Pero si es verdad que sin las lesiones podría haber entrado en la WNBA y hubiese podido jugar. Pero ni me lo planteo. Lo que si pienso es que gracias a las lesiones, he sentido la verdadera pasión que tengo por este deporte. Las lesiones me han hecho reflexionar si realmente quería jugar a esto, si valía la pena el sacrificio y después me han hecho trabajar muy duro para volver a jugar y hacer lo que me gusta.  Ahora en vez de pensar que podría haber pasado, pienso en que gracias al trabajo, gracias al esfuerzo y la constancia he podido continuar y eso es lo que valoro.
 
¿La WNBA es un sueño para usted?
 
Si, definitivamente para mi participar y formar parte de la WNBA es un verdadero sueño. Me he enfrentado a jugadoras como Maya Moore, Raddy Bachvarova o Ashley Houts y siempre he estado un poco como a la sombra y nunca pude ser drafteada. Siento una gran pasión por este deporte y de poder demostrar que soy capaz de enfrentarme a grandes nombres, probablemente los mejores nombres del planeta y se que puedo jugar allí. Y otro aspecto es darle una alegría a mi familia, me gusta mucho compartir con ellos y darles la oportunidad de verme en la mejor liga del mundo sería una gran satisfacción.
 
¿Qué le parece el estilo de vida en Gran Canaria, la isla en general?
 
Es un sitio bastante relajado. Me encanta vivir en las islas, porque en general todas me encantan. Además es un sitio en el que te apetece disfrutar del sol, de estar
con las amistades, pasear por la playa, hacer un poco vida fuera de casa. Por un lado es muy agradable, pero por otro me choca el no poder llevar mi rutina. Yo soy muy organizada en cuanto a la agenda y las obligaciones horarias y en las islas se está acostumbrado a otra forma de vida y me choca un poco. A veces quiero ir a comprar a las 9:00 de la mañana y todo está cerrado. Pero en fin, es otra cultura y tiene muchas partes positivas.
 
¿Cómo lleva el hablar español? (Contesta en español)
 
Mi español está más o menos, porque yo he intentado hablar en el idioma con mis amigas pero espero mejorar!
 
Ahora estamos en este avión en medio de Europa por el baloncesto, venimos de Francia por el baloncesto, hace una semana estábamos en Lituania. ¿Por qué el baloncesto como elección en la vida?
 
El baloncesto me escogió a mí. Y lo hizo por el tipo de persona que soy, siempre pidiendo algo más, siempre buscando algo más y el baloncesto me lo ha dado. Este juego está lleno muchas veces por desgracia, de egos, y yo lo veo como algo de equipo donde prevalece el colectivo frente a la individualidad y después del colegio pensé: ¿Qué voy a hacer ahora? Terminé la temporada bastante bien, pero yo no me veía jugando como profesional, no lo veía como una verdadera realidad. Vino alguna posibilidad por los agentes para ir a diferentes Universidades pero un día me hice una pregunta y salí a la calle y reflexioné: ¿por qué no me dedico al baloncesto? Voy a hacer una carrera universitaria con el baloncesto como objetivo. Y eso fue lo que hice. Yo creo que fue una decisión acertada y de la que además estoy orgullosa, porque cada vez me encuentro mejor y no siento que esté en mi tope como jugadora sino que voy a más. Creo que no estoy haciendo una temporada lo suficiente buena como quisiera, estoy teniendo algunos partidos malos y aunque anote 20 puntos el no ganar no me llena. Lo que necesitamos es tener todas un buen partido y  después si vienen los puntos pues mejor. Realmente esto es una cuestión de amor, yo se que son duros los viajes, el cambiar de lugar, tantos partidos en tan poco espacio de tiempo pero realmente estoy contenta porque soy afortunada de poderme dedicar a lo que me gusta y ahora mismo me siento llena.
 

 


@AridaneAvila

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004