Tenerife 2018: Reflexiones acerca del sistema de competición

A pocos días del Mundial analizamos el Sistema de competición y las posibles suspicacias a que puede dar lugar. A modo de crítica constructiva aportamos posibles soluciones al problema sin alargar el campeonato en cuanto a número de encuentros.

Aprovechamos a falta de apenas 3 días para el comienzo del Mundial para en primer lugar describir el sistema de competición, en segundo lugar explicar las posibles polémicas a que puede dar pie y por último explicar como se podrían solventar esos problemas.

 

Sistema de competición.

El Sistema de competición es idéntico al del anterior Mundial.

Así hay 4 grupos de 4 equipos:

  • GRUPO A: Corea del Sur, Grecia, Canadá y Francia.

  • GRUPO B: Australia, Turquía, Argentina, Nigeria.

  • GRUPO C: Japón, Puerto Rico, Bélgica y España.

  • GRUPO D: Letonia, Estados Unidos, Senegal y China.

Después de una liguilla, los primeros de cada grupo pasan a cuartos de final y los segundos y terceros disputan los octavos de final.

 

OCTAVOS DE FINAL:

  • C2 contra D3

  • D2 contra C3

  • A2 contra B3

  • A3 contra B2

CUARTOS DE FINAL:

  • C2-D3 contra A1

  • D2-C3 contra B1 (De estos dos saldrá una semifinal).

  • A2-B3 contra C1

  • A3-B2 contra D1 (De estos dos saldrá otra semifinal).

 

Problemas del sistema de competición.

Uno de los problemas es que puede haber equipos que puedan querer perder un encuentro para evitar a un determinado rival.

Hay quien especula con que a la selección española podría interesarle perder algún encuentro para no ser primera y evitar a Estados Unidos en una hipotética semifinal. Personalmente discrepo con esto de manera rotunda, ya que el primer clasificado entra directamente en cuartos, evitando posibles sustos en una repesca. Imaginen que España se deja perder un encuentro y luego caes en una repesca pongamos con China, hablando vulgarmente se nos quedaría cara de tontos.

Si bien ser primero es una ventaja importante, ser segundo o tercero si puede dar lo mismo. Imaginemos esta situación. Última jornada en el grupo B, con un enfrentamiento Australia- Turquía. Hagamos baloncesto ficción y supongamos que Nigeria o Argentina han ganado sus dos encuentros y ambas selecciones se juegan el segundo o tercer puesto. Ambas selecciones juegan en el primer turno (desconocen su rival), en ambos casos tienen que jugar repesca, pero si saben que de ser segundo te cruzas en unos hipotéticos cuartos de final con Estados Unidos (primero del D) y de ser tercero tienes enfrente al primero del grupo de España (a priori más asequible). ¿Querría alguna selección ganar ese encuentro?

 

¿Cómo solucionar el problema?

En mi opinión se solucionaría muy fácil.

Lo primero que haría es que los equipos no supiesen con que grupo se cruzan. De forma que se sortearía la repesca y los cuartos de final justo al final de la primera fase, poniendo como única condición que no pudiesen enfrentarse equipos del mismo grupo (para evitar posibles “amaños”).

Una vez conocidos los 4 semifinalistas, se volvería a realizar un sorteo. Ahora bien, para darle mayor justicia priorizaría el balance de las selecciones que llegan a semifinales. Así en un hipotético caso de unas semis con dos selecciones invictas y dos que han perdido algún partido, evitar que las invictas se enfrenten entre sí en semifinales.

De este modo se conseguiría que las dos mejores selecciones del campeonato no tuviesen que cruzarse en semifinales como puede ocurrir perfectamente con el sistema de competición actual.

 


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004