Tenerife 2018: El Grupo B

Seguimos el repaso a los distintos equipos que disputarán el Mundial con un repaso de un grupo B que forman las selecciones de Australia, Turquía, Argentina y Nigeria.

Seguimos el repaso a los diferentes equipos que a partir del próximo sábado compiten en Tenerife en la Copa del Mundo de Baloncesto Femenino con un análisis del grupo B que forman Australia, Turquía, Argentina y Nigeria.

 

Australia: un claro candidato a las medallas.

Como viene siendo ya una norma, desde que Australia lograse su primera medalla (bronce en 1998), las “Opals” parten como una de las grandes candidatas a la medalla.

Lo hacen a pesar de los problemas que han tenido a lo largo de la preparación, sobretodo en la posición de base con las lesiones de Laura Mansfield y Leilani Mitchell quienes se pierden el Mundial por lesión y han sido sustituidas por Tessa Lavey y la nacionalizada Sami Whitcomb. La combo Tess Madgen es la otra jugadora que puede ocupar la posición de base.

Mucho talento en la posición de 2-3 con bastantes “treses altas” con jugadoras como Jenna O´Hea, Stephanie Talbot, Rebecca Allen o Allana Smith. Estas dos últimas mostraron un buen nivel en los últimos amistosos disputados en España.

Por dentro Liz Cambage es referente absoluto y una de las interiores más dominantes del mundo si está a su mejor nivel. Completan la batería de interiores con tres buenas jugadoras como Cayla George, Alex Bunton y la MVP del Mundial U17 de Zaragoza Ezi Magbegor.

 

Turquía: El cambio generacional.

Turquía llega a este Mundial, con una selección muy joven. Atrás quedaron jugadoras como Birsel Vardarli, Saziye Ivegin o la retirada Nevriye Yilmaz, miembros de una generación dorada. Quedan 3 veteranas en el equipo, Isil Alben, Bahar Caglar y Quanitra Hollingsworth, jugadoras que serán fundamentales para el nuevo seleccionador Aziz Akkaya y que deben ser la columna vertebral del equipo en la posición de 1, 3 y 5.

El resto de jugadoras son todas nacidas en la década de los 90. Asena Yalcin es la otra base pura, quedando Merve Aydin y Olcay Cakir como jugadoras que pueden alternar el 1 y el 2. Otra joven jugadora como Ayse Cora, que ya lleva bastantes presencias en la selección es otra de las que debe dar un paso adelante en la posición de 2.

Cansu Koksal es otra joven alero para dar minutos de descanso a Bahar Caglar mientras puede alternar al 3 y el 4 Tugce Canitez.

Por dentro además de Quanitra quedan Esra Ural, Tilbe Senyurek y la joven pívot nacida en 1999 Ilayda Guner, una pívot que ya ha destacado en categorías formativas.

 

Argentina: Nada que perder para las Gigantes.

Las Gigantes, como se conoce a la selección femenina en Argentina llegan al Mundial con una selección escasa de centímetros y con muchas jugadoras conocidas en España.

Con Cristian Santander al frente del equipo, la estrella es la directora de juego Melissa Gretter, quien dejó un buen sabor de boca en su etapa en Zaragoza. Las otras bases son Débora Gonzalez que juega en Italia y el reciente fichaje de ISE CB Almería Macarena Durso.

En la posición de 2 y 3 dos jugadoras que comenzaron el año pasado en Cadi La Seu, Macarena Rosset y Andrea Boquete con Natacha Pérez completando la rotación.

Después cuentan con una serie de jugadoras de poco más de 180 que pueden jugar tanto al 3 como el 4 como Vicky Llorente firmada por Embutidos Pajariel Bembibre y otras menos conocidas como Agostina Leiva.

Como cuatros quedan Celia Fiorotto y la también jugadora de ISE CB Almería Ornella Santana con Agostina Burani, ex de Alcobendas como pívot titular y con la jugadora formada en Estados Unidos Mara Marchizotti como techo de un equipo cuyo objetivo es intentar vencer algún encuentro en un grupo complicado.

 

Nigeria: Buscando ser el mejor africano de siempre.

Tradicionalmente las selecciones africanas no han firmado buenas actuaciones en los Mundiales. En esta ocasión, Nigeria quiere romper moldes con una selección que tiene mimbres para poder al menos pelear entre los 12 mejores del campeonato.

La inmensa mayoría de las jugadoras compiten en Europa en ligas y muchas de ellas se han formado en Estados Unidos, lo que hace de las D-Tigress una selección africana diferente a lo acostumbrado.

Cuentan además con 6-7 jugadoras de bastante nivel muchas de ellas muy conocidas.

Así, el quinteto a priori titular lo forman la base Ezinne Kalu, formada en USA y que viene de un gran año en Hungría, Promise Amukamara, ex de CREF, tienen como capitana a la jugadora de Perfumerías Avenida Adaora Elonu y una pareja interior potente con Aisha Mohammed, que juega en Turquía y a otra jugadora de formación USA como Evelyn Akhator, número 3 del draft de la WNBA en 2017. A este quinteto suman jugadoras conocidas en España como Sara Ogoke, Cecilia Okoye y Sara Imovbioh (otra ex CREF), más otras que pronto las conoceremos como la pívot Elo Edeferioka, fichada por el Real Celta Zorka y la 3-4 Atonye Nyingifa (Durán Maquinaria Ensino). Las menos conocidas de las selección son la base Jasmine Nwajei y la escolta Nkechi Akashili.

En resumen, estamos posiblemente ante la mejor selección africana que hayamos visto en un Mundial y una selección con muchas opciones de jugar la repesca de octavos.


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004