2018

31

Diciembre

19:24

Dani Vidal

La Penya finaliza el 2018 con serias aspiraciones coperas

El Divina Seguros Joventut cierra el 2018 en una situación privilegiada en Liga Endesa, después de un año de altibajos y especialmente complicado para la entidad badalonesa, en el que primero se pudo descender y luego desaparecer.

Si estás en móvil, mira nuestro diseño en pruebas aquí.

El Divina Seguros Joventut 2018/2019 camina por la senda correcta. Atrás queda ya una temporada 17/18 en la que el club vivió una situación deportiva y económica tremendamente delicada. 

El 24 de marzo, el equipo caía derrotado en el Santiago Martín (77-75) ante Iberostar Tenerife, cosechando así su 20º traspiés del curso en tan sólo 24 jornadas, o lo que es lo mismo, un balance de 4-20 a tan sólo 10 jornadas para finalizar la Liga.

Trece derrotas de manera consecutiva no hacían presagiar nada positivo. Ni el fichaje de Carles Durán para el banquillo en sustitución de Diego Ocampo, ni la adquisición de un jugador de primerísimo nivel como Nicolás Laprovittola o un buen complemento como Demitrius Conger parecían cambiar la dinámica de un equipo hundido y sumido en una racha destructiva, crisis que sacudía con violencia a la entidad verdinegra. 

En la jornada 25, el primer día de abril, los catalanes recibían en el Olímpic al Granca y, tras una agónica prórroga, conseguían vencer (92-91) cortando así la nefasta racha y volviendo a ganar más de tres meses después. Eso dio vida a un equipo que renació y consiguió 8 victorias en las 10 últimas jornadas, para alcanzar las 12 y conseguir una salvación que parecía imposible un par de meses antes. 

Pero todavía había que librar la situación más comprometida y peliaguda: evitar la disolución de la entidad. Tras un verano ajetreado, la familia Grifols se comprometía a cubrir la ampliación de capital del Joventut de Badalona de 3,7 millones de euros, dándole un soplo de aire fresco al club presidido por Juanan Morales y salvando a uno de los históricos de nuestro baloncesto. 

Carles Durán renovaba y seguiría dirigiendo al club dede el banquillo, Laprovittola renovaba pese a tener suculentas ofertas, y llegaban fichajes de mucha calidad como los de Shawn Dawson, Dakota Mathias, Marko Todorovic o Luke Harangody (tras no salir bien el fichaje de Quincy Miller por sus problemas físicos). 

Y, tras 14 jornadas disputadas y a falta de tres más para dirimir quiénes serán los 8 equipos que estarán en la Copa del Rey de Madrid en febrero, la Penya es un serio candidato a ello. Tras su victoria en Murcia, el D.S. Joventut suma un balance de 8 victorias y 6 derrotas y está situado en la 8ª posición de la tabla clasificatoria (-24 de basket average) con el mismo balance que los dos equipos que le preceden (Iberostar Tenerife y BAXI Manresa). 

Con una plaza reservada para el 2º mejor de la Comunidad Autónoma de Madrid (Movistar Estudiantes o Montakit Fuenlabrada), la única realidad es que hay que finalizar entre los siete primeros para obtener la anhelada recompensa. 

Las dos próximas jornadas, recibiendo en casa a dos equipos Top como Valencia Basket y Baskonia dictarán sentencia, antes de visitar Burgos. en la última jornada de la primera vuelta. Seguramente se necesiten 10 victorias para acceder a la Copa y luego hacer cálculos en base a la diferencia de puntos anotados y encajados. 

Pase lo que pase, el conjunto verdinegro se ha ganado el derecho a soñar por méritos propios, en un equipo donde destaca Nico Laprovittola (Top10 de la Liga Endesa en valoración y máximo asistente de la competición), pero que trabajan como un grupo sólido y que aspira a todo. ¡La Penya ha vuelto para quedarse!. 


@Erbtiko

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2019 enCancha.com | On-line desde 2004