Historia de los Mundiales VI: Brasil 2006

Repasamos el Mundial 2006, un Mundial en el que España de nuevo volvió a competir contra los mejores pero en el que se estrelló con Rusia en la barrera de los cuartos de final. Australia fue campeón del Mundo venciendo a Rusia en la final.

Tras lograr un bronce en el Eurobasket 2005 de Turquía, España se clasificaba para su cuarto final.

Con Mingo Diaz como seleccionador, España presentaba una lista formada por Amaya Valdemoro, Anna Montañana, Laia Palau, Elisa Aguilar, Marta Fernández, Nuria Martínez, Eva Montesdeoca, Lucila Pascua, Paula Seguí, Isabel Sánchez, Silvia Domínguez y María Pina. La última sustituía a Laura Camps lesionada en los amistosos previos.

El Mundial lo disputaban 16 equipos: República Checa, Rusia, España, Lituania, Francia, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Cuba, Canadá, China, Corea del Sur, China Taipei, Senegal, Nigeria y Australia.

España comenzaba la primera fase con un triunfo brillante ante Corea del Sur por 87-57. Sin embargo, en el segundo encuentro España decepcionaba perdiendo 64-77 ante una Argentina liderada por una magnífica Gisela Vega. Un triunfo agónico ante Brasil 67-66 cerraba la primera fase. En la segunda fase España competía muy bien pero perdía 72-68 con Australia y cerraba esta ronda con triunfos cómodos 85-57 y 75-55 ante Canadá y Lituania. Clasificadas para cuartos de final, tocaba jugarse el puesto con Rusia, selección que fue durante esos años la bestia negra de España. Pese a dominar durante buena parte del encuentro, el dominio en la pintura de la Rusia de María Stepanova terminaba con un 56-60 que dejaba a España fuera de las semifinales.

Tras quedarse fuera de la lucha por las medallas España caería ante Lituania (71-80) y República Checa (57-49) para quedar octava.

Del Mundial nos hacía balance el entonces seleccionador Mingo Díaz:

Yo tengo una sensación agridulce. Primero porque tuvimos problemas de lesiones. Amaya no llegó en buena condición física, incluso se perdió algún partido de preparación y algún partido del propio Mundial. Y luego tuvimos la lesión grave de Laura Camps que quieras o no, ese tipo de lesiones afectan al grupo. Luego estuvimos a un minuto y medio de la gloria ganábamos de 3 a Rusia faltando menos de 2 minutos y un triple de Amaya que nos ponía a 6 con un pie y medio en semifinales se convirtió en una falta en ataque y fue el punto de inflexión en el cual pasamos de poder ir ganando de 6 a perder de 4. Eso quizás fue un mazazo demasiado fuerte para un equipo que estaba jugando un buen baloncesto como demostramos contra Rusia o Australia. Incluso habíamos batido a Lituania fácilmente. En cambio luego jugar del quinto al octavo fue un querer y no poder. Estuvimos a un minuto y medio de hacer historia y se fue todo al traste y eso marcó el devenir de la competición.

Yo recuerdo con gran satisfacción el haber participado en un Mundial en el que ves distintos tipos de baloncesto que se practican por todo el mundo y bastante diferentes al español o europeo. Las americanas jugaban a otro ritmo. El punto de inflexión que decía antes a Rusia, ganarnos a nosotros las hizo ir como en una burbuja y ser el rival que ganò a Estados Unidos en semifinales. Eso quizás facilitó a las que se parecían bastante a las americanas, con 16 jugadoras en la WNBA, Australia, que a la postre fue justa campeona. Nosotras estuvimos a punto de ganarlas y las tuvimos muy controladas, pero ese potencial que tenían ellas nosotros no lo teníamos, teníamos gente muy joven, gente que queríamos que viviese la experiencia como Silvia Domínguez, María Pina (que llevamos por Laura Camps) o Paula Seguí, incluso Anna Montañana era muy joven recien salida de la Universidad. Aún así fuimos capaces de competir. El ADN de estas chicas lo marca esa competitividad, ese afan de superación que les hace igualar ante rivales muy superiores a nosotros física o incluso técnicamente pero que a nivel de competitividad eramos capaces de igualarlas o incluso superarlas”.

 

Rusia sorprendería 75-68 a Estados Unidos, en la última derrota estadounidense en un Mundial. Australia por su parte vencía 88-76 a Brasil.

En el encuentro por el bronce Estados Unidos arrasaría 99-59 a Brasil, mientras Australia se haría con el título venciendo 94-79 a Rusia con Penny Taylor (29 puntos y 9 rebotes) y Lauren Jackson (16 puntos y 11 rebotes). Las dos estrellas australianas lideraban una plantilla que completaban: Erin Phillips, Tully Bevilacqua, Jennifer Screen, Emma Randall, Hollie Grimma, Kristi Harrower, Laura Hodges, Belinda Snell, Jennifer Whittle y Emily McInerny .

Así terminaba el primer mundial contado por enCancha y del que hemos linkeado crónicas de Ana María Rayas y Matías Castañón.

CAPITULOS ANTERIORES:

IIIIIIIVV

 


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004