2018

2

Octubre

23:08

Julio F. Santafé

Guillem lleva al Valencia Basket a su primera victoria europea

Tras un primer cuarto igual de horrendo que los disputados en Málaga, abusando del triple en ataque y despistados en defensa, la fuerza y la velocidad del base catalán Guillem Vives cambió las tornas de un encuentro que el Valencia Basket se acabaría llevando mucho más fácil de lo previsto, 84-62.

Fundamental también la aportación de otros jugadores con más anotación como Will Thomas, Labeyrie o Dubljevic, y nada despreciable la actuación de los demás exteriores, como Van Rossom y un reaparecido Sastre, pero fue Guillem Vives el que desde la defensa primero y la agresividad ofensiva después le proporcionó al equipo la confianza necesaria para imponerse a un muy buen equipo como el LDLC Asvel.

Poco a poco y con mucha paciencia el equipo taronja se fue imponiendo en el juego, manteniendo un ritmo alto y constante, aunque sin alardes. Muy importante la actuación defensiva de otros hombres como Sergi García, que entró en la rotación con normalidad, o Doornekamp, muy batallador, y en general otra de las claves del encuentro fue la defensa del uno contra uno, cuando venía siendo un coladero en los dos encuentros anteriores. Los valencianos consiguieron irse con ventaja al descanso, 36-35, y la segunda parte sólo tuvo un color, el taronja.

Tal vez otro de los aspectos más positivos fue que a diferencia de anteriores ocasiones, el Valencia Basket no se sintió auto complacido después de empatar al remontar o tras sacar una pequeña ventaja, y no se paró, sino que siguió jugando al mismo ritmo con independencia de la diferencia en el marcador. Uno de los defectos de este equipo desde hace tiempo puede haber sido ése, que tras un gran esfuerzo físico y mental parecía que necesitaba parar y descansar, dejando que el rival se recompusiese.

Un arbitraje caserete y el apoyo de las gradas de la Fonteta, bastante despobladas por la coincidencia con el fútbol y los malos resultados previos, también contribuyeron a una abultada victoria que permite al Valencia Basket comenzar la Eurocup con buen pie y contra uno de los mejores conjuntos de la competición.

Los representantes franceses, que van líderes en su liga disputados tres encuentros, de la mano de Kalnietis, Nelson, Kahudi y Bilan lo han intentado todo por fases del encuentro, pero les faltó continuidad y a unos 12 minutos del final el conjunto galo perdió intensidad y se mareó un poco por culpa de tanto cambio. Ciertamente, el Asvel iba muy corto en el juego interior, casi con Bilan como único center, un jugador, el croata, que lo ha tenido muy difícil tanto contra Will Thomas como contra Dubljevic.

Al acabar el encuentro, Jaume Ponsarnau, técnico taronja, ha dado sus impresiones: "Hemos mejorado nuestra intensidad y agresividad de nuestra mentalidad y esa ha sido la clave de la victoria. La victoria nos da tranquilidad después de los nervios con los que hemos empezado delante de nuestra gente. La capacidad de respuesta desde la defensa, sin demasiado acierto, nos ha permitido ir encontrando jugadores, curiosamente desde el banquillo, para darnos la confianza para ganar."

Esperemos que esta sensación de solidez defensiva que a su vez se ha traducido en más confianza en las combinaciones en ataque, sin depender tanto del acierto individual y sacando ventajas con los pases y los bloqueos, se mantenga de cara a los dos próximos compromisos, que son de órdago, empezando por el próximo viernes contra el Real Madrid.


@juliosantafe

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004