2017

18

Septiembre

09:34

Pablo Martínez

Eslovenia se lleva el Eurobasket

Después de que España ganara el bronce ante Rusia, Eslovenia se alzó como campeón del Eurobasket 2017. Goran Dragic fue el MVP de la competición y Pau Gasol entró en el quinteto ideal.

Eslovenia 93-85 Serbia

Serbia volvía a una final, el último partido de este calibre que  disputó fue en el Eurobasket de 2009. Eslovenia también venía con fuerzas después de ganar a una de las favoritas como era la selección española. Siendo la selección más anotadora con Dragic  (21 puntos por partido hasta el momento). El  conjunto de Djordjevic derrotó a Italia (67-83) con una actuación estelar de Bogdanovic. Una final con dos equipos en forma que buscaban llevarse el oro y el primer puesto en el Eurobasket.

El partido comenzó con un primer cuarto muy ajustado con tan sólo dos puntos de diferencia entre los dos equipos. Ambos mostraban mucha igualdad, eran dos selecciones que se mostraban muy competitivas para llevarse el oro. Dragic fue la estrella del primer cuarto que se vistió de héroe para la gran final (20-22).

En el segundo periodo Eslovenia cogía su máxima renta del partido de seis puntos, con Dragic y Doncic marcando las diferencias que seguían aumentando la diferencia de puntos.  La clase ofensiva de Eslovenia era de admirar y Dragic continuaba  con su recital para conseguir el mvp del partido. Se llegaba al ecuador del partido con Eslovenia con una diferencia de 9 puntos sobre serbia (56-47).

Eslovenia seguía a lo suyo tras el descanso .Luka Doncic dio el susto, tras una mala caída que propició que se hiciera daño en el tobillo. Ello ayudó a Serbia a mejorar, tanto fue así que recortaba puntos para darle emoción a la final. Eslovenia seguía con su pegada con un Doncic entre lágrimas en el banquillo, ya  que este no pudo disputar más minutos de la final. Si una estrella no estaba, siempre está la  alternativa de Dragic (76-67).

 l plato fuerte iba ser el último cuarto con un marcador muy igualado que mantenía viva a las dos selecciones.  Ida y vuelta con un espectáculo, con una Serbia  que  no estuvo acertada en ataque en los momentos cruciales. Randolf puso más suspense en el último minuto fallando el tiro libre, pero la defensa serbia salió al rescate. Cuestión de fe y creencia (82-82 a 2m 35s), las pizarras volaron y solo quedó la casta con Dragic en pista, sentado por Kokoskov en plena ofuscación de cara al aro. Entonces Prepelic y Randolph sostuvieron a Eslovenia hasta la gloria. Djordjevic lanzaba botellas de agua contra el suelo jurando contra los árbitros. Doncic se secaba las lágrimas y comenzaba a agitar su toalla. Estambul era una fiesta. Eslovenia era campeona de Europa (93-85).


@pablopablomb

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004