2018

17

Junio

20:28

Txema Trejo

El Real Madrid vence en la batalla del Buesa y pone el 2-1

Los de Pablo Laso se anotaron el segundo punto de la serie tras vencer en el Buesa Arena. Una batalla espectacular que se decidió en los pequeños detalles. Un total toma y daca durante los 40 minutos en el que el Kirolbet Baskonia nunca bajo los brazos. La mejor gestión del Real Madrid en los minutos finales fueron la clave para llevarse el partido.

Kirolbet Baskonia

78 - 83

Real Madrid

 

Tras dos partidos intensos, ahora le toca al Buesa. Con la victoria en el primer partido de la serie el Baskonia tiene ante sí la oportunidad de lograr su cuarto título ligero. Un objetivo ambicioso pero nada fácil visto lo visto en los anteriores partidos. Un choque en el que prometía repetir el guion de los dos primeros enfrentamientos, intensidad y en donde los pequeños detalles podían decantar la balanza de un lado u otro. El coliseo baskonista presentaba su ambiente de gala colgando el cartel de “No hay entradas”, el espectáculo estaba servido.

El Baskonia daba primero, un tremendo golpe sobre la mesa gracias a su intensidad defensiva, su 8-0 (min.4) de inicio dejaba al Real Madrid sin argumentos. Carroll tuvo que salir al rescate con cinco puntos consecutivos, un espejismo puesto que el Baskonia supo contestar nuevamente de manera contundente, a golpe de triple (Beaubois y Vildoza) colocando un 17-8 que invitaba a soñar.

Tras un tiempo muerto el conjunto blanco logró recomponerse acortando diferencias con el talento de Campazzo y la entrega de Taylor (19-15 min.7). Los vitorianos seguían con intensidad pero ya no eran tan efectivos en ataque, el rival lo aprovechaba logrando colocarse a tan solo un punto, aun así era incapaz de ponerse por delante. Janning impedía que los blancos se pusieran por delante, el primer acto bajaba el telón con un ajustado 24-20.

Otro pequeño parcial de 4-2 para seguir sumando, para seguir manteniendo al Real Madrid a distancia, los de Pablo Laso habían mejorado sus prestaciones, su “pájara” inicial había desaparecido (28-22 min.14). La precipitación en ataque de los vitorianos estaba dando oportunidades al rival, y este las supo aprovechar, Rudy Fernández anotaba para colocar a los suyos por delante el marcador (28-30 min.17).  

Vildoza volvía a ejercer de catalizador del equipo, guiándolo hacia otra nueva reacción para volver a recuperar el control del partido, aun así la igualdad no se rompía. Un triple sobre la bocina de Beaubois ponía en pie al Fernando Buesa Arena y el 42-40 con el que se llegaba al descanso.

Los triples volvían a marcar el camino para el Kirolbet Baskonia, marchándose en el marcador (51-44 min.23), pero la cuarta falta personal de Shengelia afectaba al equipo que se frenaba en seco ofensivamente, el Real Madrid volvía a la carga. El partido se estaba moviendo por reacciones, reaccionaba el Madrid, respondía el Kirolbet Baskonia para evitar la igualdad, la temperatura del partido subía por momentos (55-52 min.26).

Los nervios aparecían en las filas del conjunto vitoriano, la precipitación en ataque y la falta de argumentos ofensivos daba más alas a un Real Madrid liderado por la magia de Doncic.  Pero los de Pedro Martínez se recomponían a tiempo, un triple de Voigtmann cerraba este tercer cuarto con el 63-65.

Un 7-0 de parcial para empezar este cuarto acto suponía otro golpe del equipo vitoriano (70-65 min.32), la maquinaria baskonista volvía a engranarse. El Madrid lo intentaba una y otra vez y pese a que se mostraba superior en el rebote no lograba ver canasta. Tuvo que aparecer Carroll de nuevo para romper el ritmo anotador de los locales y enganchar a los suyos en un momento crítico (74-72 min.36). El partido seguía en un puño, el partido era espectacular, ambos equipos dándolo todo, ambos sabedores de lo vital de este partido.

Los vitorianos se descolgaban un poco en el marcador, a falta de dos minutos cada error se pagaba más. Al Kirolbet Baskonia se le hacía el aro más pequeño en el peor momento, el reloj no paraba y esos tres puntos (76-79) no bajaban. El Baskonia desperdicio dos oportunidades claras de empatar e incluso de ponerse por delante, pero un tapón prodigioso de Tavares a Shengelia cortaba de raíz toda opción de los vitorianos. Janning lo intento a la desesperada pero ya no había tiempo los blancos se llevaban el partido por un 78-83 poniendo el 2-1 en la serie.

  • 1718_MAD_LUKA DONCIC_1 (360x255).jpg La estrella: Luka Doncic

    El base esloveno ha sido un jugador vital para que el Real Madrid se llevara la victoria, constante en anotación y con acciones importantes en momentos calientes para frenar a un Kirolbet Baskonia luchador. Seguro desde los tiros libres (10/11) que le sirvieron para marcharse hasta los 20 puntos en anotación. Los 9 rebotes y las 3 asistencias completaron su tarjeta estadistica para sumar un total de 29 puntos de valoración.


@TxemaTrejo

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004