2018

27

Enero

00:37

Pablo Martínez

El equipo de Txus Vidorreta le dedica la victoria a Sam Van Rossom

El jugador belga dio el susto de la noche y fue trasladado al hospital, tras ser retirado de la cancha en camilla. El Valencia Basket supo gestionar el último cuarto para llevarse el duelo, aunque con una renta muy apretada por 85-83.

Por primera vez en la Euroliga recibía al Khimki Region en un encuentro correspondiente a la jornada 20. El equipo local quería ampliar su buena dinámica que llevaba en la competición europea,delante tenía a un rival que se había impuesto en la fonteta cuatro de las ultimas cinco visitas.

El escolta Joan Sastre volvía con el equipo 57 días después  de su lesión de muñeca derecha, aunque para este partido eran baja Bojan Dubljevic, Sergi García, además de los lesionados de larga duración Guillem Vives, Latavious Williams y Antonie Diot.

Inicio igualado por parte de ambos equipos, la jugada espectacular del primer cuarto fue obra de Tibor Pleis y Van Rossom que conectaron a la perfección. El equipo ruso insistía con el lanzamiento de triples, sin acercarse a la canasta. Mientras tanto, el Valencia Basket trataba de no abusar del perímetro, y por fortuna tenía a Van Rosom que empezaba a coger el mando del partido. Máxima igualdad en la cancha gracias a las buenas finalizaciones de Will Thomas y Tibor Pleiss que permitieron por momentos que los taronjas llevasen la iniciativa en el marcador. Sin embargo la táctica defensiva dejó de funcionar y tras un empujón de los rusos los primeros diez minutos acabaron 23- 24.

El juego seguía con la misma dinámica y el marcador Muy igualado, con la diferencia de que el Valencia Basket jugaba un poco mas por dentro, mientras el Kimkhi ruso no cambiaba su manera de jugar, un poco alocada. Sam Van Rossom mostraba una de las mejores versiones de la temporada, asistiendo a sus compañeros para dejarles en bandeja el lanzamiento a canasta.

El jugador belga y Tibor Pleiss se marcaban otro jugadón nada mas empezar el segundo cuarto, pero Gill en su intento de tapón daba el susto al caer y tener que retirarse lesionado. Su tapón fue muy bueno pero cayó en una mala posición, que por fortuna tan solo se quedó en un susto. Sin mucha diferencia y con todo abierto se llegaba al descanso 46-44.

Después del paso por vestuarios, Sam Van Rossom provocó la decepción de la noche con una caída fortuita y dolorosa en una entrada a canasta, y tuvo que abandonar la Fonteta en camilla entre grandes gestos de dolor. La afición taronja reaccionó ante el varapalo subiendo los decibelios para incordiar al rival y animar a los compañeros del belga. Erck Green por fin compareció en el partido con un triple.

El apretón del equipo taronja sirvió para conseguir una renta de cinco puntos, pero tampoco ni era definitiva no provocó que el equipo ruso bajara los brazos. Este seguía insistiendo y se encontraba con un Valencia Basket que cazaba los rebotes con empeño. La superioridad en los rechaces proporcionó la fuerza necesaria para llevar una inercia positiva en el tramo final de encuentro. Por pelos no llegó a la prórroga, gracias a que Txus supo gestionar bien los últimos tres segundos con un margen  de tres puntos. Finalmente el encuentro acabó por 85-83 porque el rebote del tiro libre lanzado a fallar por Shved fue cazado por los taronjas.

Otra victoria que suma a casillero en la máxima competición europea del conjunto de Txus Vidorreta, que pese a las dificultades de las bajas lleva una magnífica segunda vuelta. El Monbus Obradorio, ya espera el domingo a las 18:00h en liga ACB para afrontar una nueva jornada de la competición doméstica.

 


@pablopablomb

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004