2018

12

Marzo

12:58

Marc Suñé

El Barça gana el segundo clásico de la Liga Endesa

El FC Barcelona Lassa, sin Hanga, Seraphin ni Sanders, recibía en el Palau Blaugrana a un Real Madrid también con bajas importantes como la de Llull y Doncic. El partido estuvo controlado de principio a fin por los de Pesic que basaron su juego en una dura defensa, el reparto de asistencias, 22 en total, y en aprovechar los infinitos errores del Real Madrid en el tiro exterior, 2 de 20.

FC Barcelona Lassa 94 - 72 Real Madrid

 
Control local sin acierto en la personal
 
El derbi liguero entre el Barça Lassa y el Real Madrid empezaba muy bien para los de Pesic puesto que Koponen y Heurtel anotaban los primeros puntos del encuentro a los que Randolph, al tercer ataque blanco, respondía para los de Laso, 4-2. La apuesta del técnico azulgrana por 3 hombres altos y un hiperactivo Koponen conseguía resultados positivos ya que dominaban el rebote y el resultado a pesar de los intentos de Carrol por frenar las diferencias, 16-6. El tiempo muerto pedido por un enfadado Pablo Laso no acabaría de provocar el efecto deseado y el FC Barcelona terminaría el cuarto por delante y con el juego a su favor a pesar de estar 4 minutos sin anotar, 21-14.
 
Contundencia final
 
El segundo cuarto empezaría bien para los intereses blancos que saldrían con un 0-4 inicial que provocaría la entrada, nuevamente, de Ante Tomic para cubrir la pintura azulgrana de la ventaja física de la dupla formada por Gustavo Ayón y Felipe Reyes, 21-18. La mejoría azulgrana no terminaría de llegar, 23-22, hasta la llegada del acierto de Ribas y la vuelta a la cancha de Thomas Heurtel que encontraría en el croata Tomic a su mayor aliado. El tramo final del segundo periodo sería claramente favorable a los azulgrana que conseguirían endosar un contundente parcial de 15-2 al Real Madrid para un 45-29 que dejaba el encuentro muy marcado.
 
Variantes defensivas sin acierto tirador
 
El paso por los vestuarios traería junto a sí a un Pablo Laso que apostaría por presionar la salida azulgrana, igual que en la final de Copa del Rey, y dificultar así las rápidas transiciones locales. La apusta por esta variante defensiva evitaría que el Barça obrara con facilidad su juego pero que las diferencias no se vieran reducidas en el luminoso puesto que el Real Madrid se obsesionaría por el tiro exterior y recortar rápidamente y no encontraría el acierto deseado. La clarividencia local unida al acierto único desde la personal de los blanco, 15 de sus 17 puntos vinieron desde este punto, dejarían el partido visto para sentencia, 72-46.
 
Nada que disputar
 
El último cuarto sería completamente intrascendente y el Real Madrid, a pesar de que el Barcelona llegaría a dominar por una máxima de 31 puntos, 90-59, conseguiría llevarse el último y único parcial por 22-26 y recortar mínimamente las diferencias para un resultado final de 94-72. Los últimos minutos sirvieron, además, para que ambos equipos dieran entrada a los menos habituales como Pressey y Kurucs por parte local y Radoncic y Santiago Yusta por parte del Real Madrid. El Barcelona, por tanto, se llevaría el 3 clásico de la temporada, los dos de Liga Endesa y la final de Copa del Rey, y el Real Madrid seguiría con sus dos victorias en Euroleague. 

@SenyorLamarcus

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004