2017

16

Junio

22:39

Vicent Gramaje

Valencia Basket, campeón de liga por primera vez en su historia

El equipo valenciano venció al Real Madrid en el cuarto partido de la final gracias a un segundo cuarto magnífico y consiguió hacer historia. Es la primera vez que el equipo taronja consigue el título ACB. Bojan Dubljevic fue el MVP de la final.

Valencia Basket 87-76 Real Madrid

Fotogalería del encuentro (Cipriano Fornas)

Fotogalería de la celebración (Cipriano Fornas)

Crónica del tercer partido 

Crónica del segundo partido

Crónica del primer partido

Valencia Basket y Real Madrid se enfrentaban en el cuarto (que acabaría siendo el último) partido de la serie de la final de los playoffs por el título de la Liga Endesa. El Pabellón Municipal de la Fuente de San Luis estaba a reventar en el partido más importante de la historia del club taronja. Los locales se habían llevado el segundo y el tercer partido y estaban a un solo paso de tocar el cielo, mientras que los visitantes se habían hecho con el primero, pero estaban con el agua al cuello y sin comodines, obligados a ganar para seguir con vida.

Igualdad inicial

Durante los primeros minutos la igualdad fue máxima (10-10 en el minuto 5). Joan Sastre, con nueve puntos al inicio del choque, anotaba para un lado, pero Felipe Reyes y Gustavo Ayón lo contrarrestaban (19-20 al final del primer cuarto). Los dos equipos salieron muy concentrados y jugándose de tú a tú.

El Valencia rompe el partido

En el segundo periodo se produjo la ruptura del encuentro por parte del Valencia. Diez minutos de un baloncesto perfecto, basado en el acierto en los tiros desde la línea de 6'75, en una defensa muy rocosa y en la superioridad en los balones divididos a la hora de capturar los rebotes. Pablo Laso lo vio venir e intentó detener el ciclón taronja con un tiempo muerto tras encajar un parcial de 9-1 (28-21, minuto 13), pero no surgió ningún efecto. A los jugadores valencianistas les entraba todo, especialmente a Will Thomas -diez puntos en estos diez minutos-, Rafa Martínez, Romain Sato y Pierre Oriola, quienes jugada a jugada (43-23, min. 16) abrieron una enorme brecha en el marcador que a la postre acabaría siendo irreductible para los merengues.

Únicamente los puntos de Sergio Llull evitaron que la diferencia al descanso (48-31) fuera mayor. El parcial fue de 29-11 (llegó a ser de 24-3), la tercera mayor diferencia registrada en un cuarto en la historia de los playoffs de la final. Con este espectacular segundo acto los de Pedro Martínez estaban más cerca que nunca de levantar el trofeo, ya que los madridistas, desquiciados, impotentes e incapaces de igualar la intensidad de su rival, lo tenían muy cuesta arriba e iban a tener que tirar de épica para salvar su primera bola de partido en contra.

El Madrid se acerca

Tras la reanudación los de blanco pudieron frenar la hemorragia de puntos que estaban sufriendo y volvieron a igualar el juego, aunque la diferencia se mantenía (minuto 25, 61-40). Rafa Martínez, Sastre y Fernando San Emeterio (quien en el partido de hoy superó los 5.000 puntos en ACB) anulaban los intentos de Rudy Fernández, Ayón y Llull -nueve puntos en el tercer cuarto- de acercarse en el electrónico. Parecía que los de la Cultura del Esfuerzo lo tenían todo bajo control, pero de repente empezaron a fallar los tiros que habían estado metiendo anteriormente. Esta oportunidad la supieron aprovechar los de la capital y redujeron su desventaja hasta los once puntos, aunque todavía les quedaba mucho por remar (67-56, minuto 30).

Los taronja resisten

En los últimos diez minutos el Real Madrid sacó todo lo que le quedaba y dio lo mejor de sí para remontar. Varias acciones de Rudy, Ayón y Llull -siete tantos en la parte final- redujeron su desventaja a tan solo seis puntos cuando restaban cinco minutos para el bocinazo final (75-69), lo que hizo que los fantasmas de la final de la Eurocup sobrevolaran La Fonteta. Pero en ese momento aparecieron Rafa Martínez, Sastre y 'Saneme' para rescatar a los de la capital del Turia cuando peor lo estaban pasando. En las últimas jugadas su superioridad en el rebote hizo que las posesiones fueran constantemente para el Valencia, lo que hizo que el último minuto fuera una fiesta para sus aficonados. Al final, 87-76.

Con este resultado Valencia Basket se proclama campeón de liga por primera vez en su historia y sucede en el palmarés precisamente al Real Madrid. Es el quinto título logrado por el club, tras la Copa del Rey de 1998, la Copa ULEB de 2003 y las Eurocups de 2010 y 2014. Indudablemente es un título muy merecido, tras haber caído esta temporada en las finales de Copa del Rey y de Eurocup. De esta manera el Valencia finaliza la temporada en la que ha cumplido 30 años, que ha sido la mejor de la historia del club, la más larga (ha disputado 69 partidos, de los cuales ha ganado 51, récord del club) de la mejor manera posible: regalándose el título liguero.

El Real Madrid pone punto y final a su temporada con mal sabor de boca, aunque no hay que olvidar que ha ganado la Copa del Rey y ha alcanzado la Final Four de la Euroleague y la final de la Liga Endesa. Amarga despedida para Andrés Nocioni.

La estrella: Bojan Dubljevic fue nombrado MVP Movistar de la final, a pesar de que sus números en este duelo fueron un tanto discretos (1 punto, 9 rebotes y 3 asistencias, aunque su actuación en los tres partidos anteriores fue muy buena). El mejor jugador del cuarto encuentro fue Sergio LLull. El MVP de la fase regular regisró 23 tantos, 7 asistencias, 9 faltas recibidas y 31 de valoración.


@vicentgramaje

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004