2017

6

Abril

02:18

Vicent Gramaje

Unicaja gana su primera Eurocup con una remontada épica

El equipo andaluz levantó el trofeo y logró el billete para la próxima Euroleague tras recortar trece puntos de desventaja en un último cuarto que será recordado por la remontada del Málaga y el inexplicable hundimiento del Valencia.

Valencia Basket 58 - 63 Unicaja Málaga

Fotogalería del encuentro (por Cipriano Fornas)

Las mejores fotos de la celebración del Unicaja

Valencia Basket y Unicaja Málaga se enfrentaban en el tercer y definitivo partido de la serie de la final de la 7DAYS EuroCup, tras haberse llevado cada uno el punto disputado anteriormente en su respectiva cancha (68-62 y 79-71). Los dos equipos habían aplazado su partido de la última jornada de la Liga Endesa para poder preparar mejor la batalla final por el cetro de la segunda competición continental en importancia. Unos recuperaban a Antoine Diot y los otros a Dejan Musli, tras superar las lesiones que padecían, aunque Viacheslav Kravtsov no corrió la misma suerte y no pudo participar.

Entre las muchas personalidades que asistieron al palco del pabellón valencianista se encontraban José Ramón Lete (Secretario de Estado para el Deporte), Jordi Bertomeu (CEO de la Euroleague), Jorge Garbajosa (Presidente de la Federación Española de Baloncesto), Francisco Roca (Presidente de la ACB), Eduardo Portela (Presidente de honor de la ACB) y Sergio Scariolo (Seleccionador Nacional).

Unicaja arranca mejor, pero el Valencia reacciona

Tras un espectacular mosaico con los colores de la senyera y una globotà para caldear el ambiente dieron comienzo las hostilidades. Los primeros minutos fueron un calco de los inicios de partido de los dos duelos anteriores, con los visitantes entrando mejor en el partido, especialmente Alberto Díaz (2-10). A los cinco minutos Pedro Martínez se vio obligado a pedir tiempo muerto porque las sensaciones de su equipo no eran positivas (6-14). Su jugada tuvo el efecto deseado, ya que a partir de ahí los locales reaccionaron bien y anotaron un parcial de 16-4. Dos triples de Joan Sastre, otros dos de Bojan Dubljevic -todos consecutivos- y varios puntos de Will Thomas pusieron un 22-18 en el luminoso al final del primer cuarto.

En el segundo periodo ambos conjuntos elevaron su nivel defensivo. Esta vez fue Joan Plaza quien lo paró porque no le gustaba lo que veía (26-18 en el minuto 11). Los de naranja se pusieron diez arriba (31-21), pero cometieron la quinta falta restando muchos minutos para llegar al descanso. A base de tiros libres de Jeff Brooks y Alen Omic los de verde fueron reduciendo diferencias hasta llegar al final de la primera parte con el resultado de 33-30.

El Valencia toca el trofeo con los dedos

Tras la reanudación el choque se endureció y se volvió más trabado. La temperatura y las pulsaciones -que ya estaban bastante altas- subieron aún más cuando Omic fue expulsado por una técnica descalificante tras una trifulca entre Rafa Martínez y Nemanja Nedovic. El Valencia mantuvo el nivel defensivo y con las canastas de Sam Van Rossom y Fernando San Emeterio abrieron un hueco con el que parecía que ya tocaban la copa con las manos (54-43, minuto 30).

Remontada épica del Málaga y hundimiento taronja

Los últimos diez minutos pasarán a la historia y servirán de ejemplo de por qué nunca hay que rendirse. Fueron una demostración de lo duro y bonito que puede llegar a ser el baloncesto al mismo tiempo. Los taronja ganaban de trece (56-43, min. 31) y parecía que lo tenían hecho, pero entonces ocurrió algo difícil de explicar y de comprender. Quizá esto sea lo bonito del deporte. El Málaga se puso a defender en zona, por lo que los de la Cultura del Esfuerzo dispusieron de diez tiros de tres con relativamente poca oposición, pero no metieron ni uno. Empezaron a fallar todo lo que lanzaban y se salieron del partido, a pesar de que llegaron a capturar cuatro rebotes ofensivos seguidos. Tanto es así que solo anotaron cuatro puntos en el último cuarto (parcial de 4-20). Un desastre histórico.

Mientras, el cuadro malagueño no se rindió en ningún momento y siguió dando el máximo hasta el final. Con Daniel Díez y Jamar Smith a la cabeza fueron ganando confianza y acercándose en el marcador jugada a jugada (56-54, minuto 35). Poco a poco la caldera taronja fue silenciándose, ya que la afición valenciana contemplaba tan atónita como aterrorizada cómo sus jugadores, negados de cara al aro, tiraban por la borda el gran trabajo hecho durante meses. Los cajistas igualaron el resultado y se pusieron cinco arriba (56-61), pero el Valencia siguió bloqueado y no fue capaz de reaccionar. Al final, 58-63. Alegría inmensa para unos y palazo durísimo para los otros.

Con este resultado Unicaja de Málaga consigue su segundo título europeo, tras la Copa Korac de 2001, y el cuarto de su historia, además del billete para la próxima Euroleague. En su próximo compromiso, de Liga Endesa, visitará a Rio Natura Monbus Obradoiro (el sábado a las 20:00 en el dial 68 de Multi1). Por su parte, los de la capital del Turia pierden su segunda final en lo que va de temporada, tras caer en la de la Copa del Rey. Podrá empezar a redimirse el domingo en la cancha de ICL Manresa (a las 19:00 en el dial 55 de MD1).

La estrella: Alberto Díaz, con 12 puntos, fue elegido MVP del encuentro. También destacó Bojan Dubljevic, con 16 tantos, 6 rebotes y 6 faltas recibidas.


@vicentgramaje

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004