2016

28

Octubre

22:52

Marc Suñé

Sufrida victoria del Barça en el Palau

Partido de muchas variantes el vivido en el Palau Blaugrana entre el FC Barcelona y el Brose Bamberg. El Barça, con la victoria, consigue romper una mala dinámica en Europa, 2 derrotas consecutivas, y, además, recupera a Koponen para la causa azulgrana.

FC Barcelona Lassa 78 - 74 Brose Bamberg

Igualdad ofesiva

Nuevo encuentro de Euroleague en el Palau Blaugrana con el duelo entre el FC Barcelona, plagado de lesiones, la última la de Pau Ribas que se va a perder lo que queda de temporada, y que busca romper la mala dinámica de 2 derrotas consecutivas en competición continental, y el Brose Baskets, vigente campeón alemán. El conjunto de Bartzokas arrancaba el partido con un parcial de 4-0 a su favor pero que, rápidamente, era contestado por los teutones que se encomendaban a Causeur para darle la vuelta al luminoso, 4-6. Los parciales iniciales de ambos equipos daban paso a una fase de intercambio de golpes ofensivos, mucho acierto en ambos lados, que hacía que el marcador avancase con velocidad, 15-12, y que dejaba en Claver como máximo protagonista azulgrana. La segunda mitad del cuarto iba a tener un ritmo más bajo de anotación y el periodo iba a acabar con tablas, 19-19.

Vezenkov para la ventaja

El inicio del segundo cuarto nos traía un partido más trabado pero con una noticia más que positiva como eran los dos primeros puntos, desde la personal, de Petteri Koponen como jugador azulgrana, 22-23. Los azulgrana, fríos de inicio, poco a poco se iban entonando y con un triple de Víctor Claver y una cómoda bandeja, tras buena defensa colectiva, de Brad Oleson conseguía ponerse por delante en el marcador y obligaba a Trinchieri a detener el partido, 27-26. La respuesta alemana era inmediata, canastas de Darius Miller y Causeur, y recuperaban el mando del encuentro, 27-32, que, a la postre, provocaba un notorio y visible enfado del griego Bartzokas. Las reacciones del técnico heleno azulgrana daban un nuevo aire a sus jugadores y éstos, con un parcial de 7-0 tras los puntos de Vezenkov, ofrecían su mejor versión que les permitiría irse a los vestuarios con ventaja, 40-38.

Ventajas perdidas

Igualdad latente la vivida en el regreso del descanso en el Palau Blaugrana. El FC Barcelona no perdía el mando del duelo, centraba completamente su juego en el poder ofensivo de Ante Tomic, pero los jugadores de Brose Bamberg en ningún momento lanzaban la toalla y plantaban batalla a cada intento local de romper el partido, 53-48. El bonito ritmo de partido, como en el primer cuarto, iba a ser cortado y era el Barça el que, convirtiendo desde la personal, le sacaba provecho para abrir un hueco de más seguridad, 57-50. Los teutones, veloces en la reacción, iban a subir, de nuevo, una marcha en su juego y se acercarían a solo 2 puntos, 57-55, y obligarían, otra vez, a detener el partido a un Bartzokas muy activo. La mejora defensiva tras tiempo muerto se vería reflejada en pista pero no era suficiente para recuperar las diferencias logradas con anterioridad, 59-57.

Victoria ajustada

Triple de Tyrese Rice, después de un luchado y pelado rebote defensivo de Brad Oleson, para empezar los últimos 10 minutos de juego y respuesta inmediata de los de Trinchieri que verían como, otra vez, Rice golpeaba desde la distancia, 65-60. Pasados los instantes de anotación exterior, el juego entraba en una fase de prioridad defensiva en la que ambos equipos subían su intensidad y complicaban el movimiento y la fluidez del juego del rival, 67-62. La defensa azulgrana, escudada en Dorsey y Vezenkov, superaba el ataque teutón y obligaba a éstos a buscar opciones precipitadas que, aún dando resultado en situaciones concretas, acabarían siendo insuficientes y permitirían al Barcelona llevarse la victoria, al fin, por un apretado resultado de 78-74.


@SenyorLamarcus

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004