2017

21

Febrero

22:55

Vicente Montoliu

La Mirada de Vincenzo > Y la Copa como llegó se marchó

Vincenzo no faltó a su cita con la Copa del Rey. De hecho, estuvo en Vitoria-Gasteiz, y menos mal que no quemó la ciudad. El resto, aquí lo deja.

Una Copa más y un trago menos. La copa 2017 ya es historia y ha dado mucho que escribir. Ha sido una Copa muy especial, he ido a verla, me he reencontrado con amigos, emoción por la nubes, gastronomía, esos pintxos estaban de muerte y mucho baloncesto. Yo la voy a llamar la copa de Al Capone. No lo vamos a negar, soy naranja, aunque como siempre intentaré que mi cristal de objetividad, reluzca.

Y como esto va de humor, voy a intentar meterme con tokiski, pero sin acabar con la neurona que me queda. Bueno, no sé si alguien se ha comprado el último desodorante de la copa, Axe de Hierrezuelo. Nunca te pitarán un campo atrás.

Empezamos con los Cuartos, nivelazo en el Morabanc Andorra - Real Madrid. Fue un partido intenso y cuando la la fiesta blanca iba a acabarse, llegó el príncipe con su silbato mágico y salvó la canción para los de la capital. En fin. No sé si al final hubo fiesta. Evidentemente a Hierrezuelo le habrá fastidiado ser protagonista en una jugada tan trascendental, ya que soy de los que opinan que los árbitros obran de buena fe. Si no directamente cerraría el chiringuito y me dedicaría a pintar cuadros. Pero es una jugada decisiva y así se debe de destacar, estando de acuerdo que si nos ponemos a analizar jugada por jugada, sería un caos. Igual que al jugador que se le recuerda por fallar un gol decisivo en el momento clave. Ese era un momento clave con un perjuicio irreparable para el Morabanc.

En el otro cuarto, Baskonia - Iberostar Tenerife, sólo una cosa que decir: Shane Larkin. Nada más que decir. En la jornada del viernes, Valencia Basket - Herbalife Gran Canaria. Dubi se hizo una infusión con zumo de naranja y a otra cosa. Mientras que en el FC Barcelona Lassa - Unicaja, un inesperado protagonista, Eriksson, metió cuatro triples consecutivos, rompió el partido y a tocar la zambomba.

Y llegaron las semis, Real Madrid - Baskonia. Y bueno esto de los arbitrajes es según el cristal con que lo mires, algunos les faltan unas dioptrías, a otros unas gafas bifocales y a otros directamente un telescopio electrónico. Cada uno que baile su canción. Partidazo y el equipo blanco a la final. En la otra semi, duelo en el corredor mediterráneo. Se vio un primer tiempo donde parecía el equipo blaugrana dominaba el partido a placer. Pero una desconexión vía satélite en el tercer cuarto 13-30 dejó el partido pues eso partido.

Y había final, final había. Y tras un espectacular partido, pasó lo que pasó. Cada uno que se ponga en la piel del otro. A ver... se llama empatía, muy grandes todos. Así que después me fui a jugar al NBA 2K17 y descubrí dos cosas muy importantes, había una nueva actualización y había un nuevo nivel de dificultad para los jugadores imposibles, que es arbitraje contra el Real Madrid en Copa, a ver quién tiene... narices de ganar y cuidado, que descubrí un BUG en el juego que si coges al Real Madrid y Llull hace campo atrás el juego explota. Avisados quedáis.

Aunque después hablando con una ex-árbitro, me indicó la dificultad de arbitrar. Ciertamente la tecnología puede servir para que un error arbitral se minimice lo máximo posible. Así que destaco la deportividad de todos, el buen rollo de las aficiones, enhorabuena a los premiados, orgullo de subcampeones y felicitar a Felipe Reyes por la paternidad. Hasta otro año y BALONCESTO, 

Así que esto es como el palo y la zanahoria, hay que dar sin abusar, y por si a alguien se le ocurra criticar, que sean críticas constructivas, de la Torre Eiffel para arriba.


@Montoliucelaya

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004