Final inesperada en LEB Plata

Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid y Zornotza se disputarán el ascenso a LEB Oro.

Si hace un par de meses alguien hubiera vaticinado una final con estos dos equipos y que Sammic ya estuviera ascendido le hubieran mirado raro.

Y es que todo el mundo apostaba por Lucentum y Granada por plantilla y presupuesto, pero los alicantinos cayeron en primera ronda ante los pucelanos y contra pronóstico también, y ante 6000 espectadores, los granadinos cayeron en casa ante Zornotza en la semifinal.

El camino para Valladolid y Zornotza ha sido duro en esta semifinal, que se ha decidido por pequeños detalles en ambas eliminatorias.

Coviran Granada- Zornotza ST (2-3)

Zornotza se habia deshecho de Avila por 3-1 y Granada habia hecho lo propio con Navarra por la via rápida. Los andaluces con el factor cancha y un poco más descansados salieron al primer encuentro con ganas de cerrar la eliminatoria por la via rápida. Con un magnífico tercer cuarto, lograron llevarse el encuentro por 79-68, pero con más problemas de los esperados.

En el segundo, y sin nada que perder, los de Amorebieta salieron sin complejos y consiguieron un parcial de salida de 35-22. Así, Coviran tuvo que ponerse el mono de trabajo e intentar reducir las distancias poco a poco. Remaron pero se quedaron en la orilla, devolviendo la ventaja de campo a los vascos por 81-84.

En el tercero la igualdad fue absoluta, decidiéndose en la prórroga a favor de los locales por 81-80 y a Granada contra las cuerdas. El cuarto partido, a vida o muerte para los visitantes, sacó la mejor versión de Granada, al menos en el aspecto defensivo, lo que sumado a los nervios por cerrar la eliminatoria hizo que el partido terminara con 54-65 a favor de Coviran, devolviendo la eliminatoria a Granada.

En el quinto y definitivo, y ante 6000 espectadores, los granadinos parecian contar con todo a su favor para llegar a la final, pero la presión pudo al no tener nada que perder de los vascos. Granada llegaba al descanso con una renta de 6 puntos, pero un magnifico tercer cuarto de Zornotza le hizo entrar con un punto de ventaja al último periodo. Los nervios, los problemas de faltas y el acierto visitante fue un lastre demasiado pesado para Covirán, que sucumbió tras un parcial de 19-29 y un total de 81-92, suponiendo toda una sorpresa para la afición local que abarrotó el Palacio de los Deportes.

Comercial Ulsa CBC-Aceitunas Fragata Moron (3-2)

Por clasificación era la eliminatoria más igualada, pero los sevillanos se habian impuesto con contundencia en los dos partidos de liga regular a los vallisoletanos. En el primer partido se notó el cansancio de las ardillas tras la dura serie ante Lucentum. Esa falta de chispa la supo aprovechar bien el conjunto de Rafa Rufián para robar el factor cancha tras imponerse por 63-66.

El segundo partido fue la clave de la eliminatoria.Con 4 segundos por disputarse y empate en el marcador, los sevillanos perdieron el balón. Tras decidir los árbitros que aun quedaban poco más de dos segundos en el electrónico y cuando todo el mundo daba por hecha la prórroga, Wade-Chatman lanzó desde más allá del medio campo y como en las películas, el balón entró limpiamente dando la victoria a Comercial Ulsa por 76-73.

La serie viajaba a Sevilla, donde el tercer partido cayó del lado local tras desperdiciar Valladolid 6 puntos de renta al descanso y firmar un mal último cuarto (21-12), 76-66 fue el resultado final. El cuarto, el de ganar o a casa, supuso una nueva machada de los de Paco García, que salieron muy enchufados y consiguieron una gran ventaja, de hasta 18 puntos. Esa diferencia Morón la pudo enmascarar a base de casta y tiro exterior en el último cuarto para dejar el marcador en 78-86.

Pisuerga iba a ser el juez de la eliminatoria. Ante 4000 espectadores, rememorando la añeja ACB, los pucelanos salieron muy nerviosos y la defensa axfixiante de Aceitunas Fragata provocaba perdidas y malos tiros. Eso conjugado con la débil defensa carmesí llevaba al partido en el descanso a una victoria parcial de los visitantes por 43-49.

Pero la arenga de Paco Garcia a sus hombres hizo efecto al descanso. Con unos excelsos Sergio De la Fuente (MVP de la competición), Wade-Chatman, Boubacar Sidibie y la eclosión de Miguel González, los locales ridiculizaron el ataque visitante y vieron el aro como una piscina, Pisuerga era una autentia caldera, y cada intento de reacción de los sevillanos era cortado con un triple o un dos más uno, lo que minaba la moral de Morón. Una segunda parte de ensueño que finalizó con parcial de 52-25 y un total de 95-74 y la afición de nuevo enganchada a sus gladiadores que sueñan con dar la campanada del ascenso, algo que hace un par de meses era una utopía.

La final comineza en Amorebieta, entre dos conjuntos sin nada que perder y con la temporada justificada en cuanto a objetivos, lo que augura una dura contienda que se espera igualada.

Primer partido, viernes 26 a las 20:00 en Larrea. ALEA IACTA EST


@Xaberius

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004