2016

26

Noviembre

20:56

Dani Vidal

En Badalona aprenden a conjugar el verbo ganar

Tras un inicio de Liga Endesa nefasto con 5 derrotas en otros tantos partidos, el conjunto verdinegro ha reaccionado ganando 3 de sus últimos 4 partidos, venciendo los dos postreros disputados en el Olímpic a rivales de entidad

30 de octubre | 19:00h de la tarde. La Penya visita el Nou Congost en una situación límite. Y es que los verdinegros afrontan el derbi catalán ante ICL Manresa con la imperiosa necesidad de vencer para evitar un 0-6 de inicio en ACB (peor arranque liguero de su historia) y ver desde el farolillo rojo como sus rivales directos empiezan a distanciarse, mientras ellos caen al pozo más absoluto y ante el panorama más desalentador posible. Lo que se viene a llamar un partido de vida o muerte, especialmente en el bando visitante. 

Pero el Divina Seguros Joventut saca lo mejor de sí y, no sin sufrimiento, consigue la primera victoria del curso (81-85). A partir de ahí, dos victorias más en casa ante dos rivales de mucho nivel y que disputan Eurocup (Unicaja y Valencia Basket), con una derrota en la capital entre medias frente al Estu de Salva Maldonado, para sumar tres victorias en los últimos cuatro encuentros y demostrar que, desde aquel derbi en el penúltimo día de octubre, el equipo ha reaccionado y va claramente a más. Aquí mostramos algunas de las claves de esta mejoría: 

El triple como seña de identidad

Pese a producirse numerosos cambios en la flota exterior del combinado badalonés y la marcha de Maldonado tras un lustro liderando la nave verdinegra, su homólogo, Diego Ocampo, también ha impartido un estilo similar de transiciones rápidas con mucho lanzamiento exterior. Tan es así, que el Divina Joventut es el segundo equipo de la Liga Endesa que más triples ha anotado (con un total de 86) tras Iberostar Tenerife y el tercero que más lanza desde la línea del 6,75 con 233 (promedio de 25,9 por choque), además de contar con Sábat y Bogdanovic, los dos jugadores que más anotan de tres de toda la liga (49 entre ambos). Eso sí, toca mejorar en el tiro de dos (equipo que menos anota de la competición con 17,1 de media). 
 

Alberto Abalde despierta

El joven alero de 20 años fichó este verano por Valencia Basket para las cuatro próximas temporadas, pero el cuadro taronja decidió dejarlo este primer curso cedido en la entidad badalonesa para que se fuera curtiendo y erigirse en una de las referencias del conjunto catalán. Y precisamente eso se esperaba en Badalona en un año con todo de cara para destacar y ser pieza importante. Tras un inicio un tanto dubitativo, el gallego parece haber afinado la puntería y encontrado una regularidad en su juego. Ha superado la decena de puntos en 5 de los últimos 6 partidos, consiguiendo 30 puntos entre las últimas dos (logró ante Movistar Estudiantes su segunda mejor marca de siempre -16 puntos-, precisamente el rival contra el que logró su mejor marca de 18), y mejorando incluso una de sus grandes rémoras, el triple (5/21 en las siete primeras jornadas, 3/5 en las dos últimas). ¡Hay proyecto de futuro!
 

Los veteranos lideran

Y es que en un equipo joven y con un continuo cambio de piezas año a año los líderes tienen que aparecer como guías y señalarle el camino y la línea a seguir al resto, Eso es lo que están haciendo los veteranos y más experimentados del equipo: Sergi Vidal (35), Albert Sàbat (31) y Luka Bogdanovic (31). El primero en las labores de gran capitán y como el jugador más consistente, el segundo llevando la manija del equipo y pletórico de confianza en su segunda temporada en Badalona demostrando que es jugador de nivel ACB,además de ser el jugador que más triples ha anotado de la liga (25) y el serbio, que disputa su segunda etapa en el conjunto catalán, aportando puntos y mucho acierto desde la línea de tres puntos (24/48). 
 

La llegada de Jerome Jordan

El pívot jamaicano fichó por la Penya el día de Halloween... ¡pero no, no se ha convertido en ninguna noticia terrorífica! En apenas tres partidos se ha erigido en la auténtica referencia interior del equipo, superando a hombres como Miralles o Stutz en la rotación, y sobre todo en importancia. En sus dos primeros partidos se vio al caribeño algo perdido por el desconocimiento de los sistemas y la falta de compenetración con sus compañeros, pero muy voluntarioso e incisivo en la pintura, lo cual constató la pasada jornada ante el juego interior valenciano mostando su entrega, determinación e intimidación (aprovechando sus 215 centímetros y su gran envergadura) para acabar con 15 puntos (5/5 TC), 4 rebotes y 19 de valoración en apenas 21', llevándose la ovación del Olímpic. Para un juego interior tan débil como el del Joventut, la llegada de un jugador de estas características parece haber resultado fundamental.
 

Confianza máxima en el míster

El equipo padeció el peor inicio posible, sumando cinco derrotas en las cinco primeras jornadas: en las pistas de UCAM Murcia y MoraBanc Andorra y las tres seguidas en casa ante Montakit FuenlabradaIberostar Tenerife y Baskonia. Para un entrenador nuevo como el orensano esto podría haber significado una catástrofe y que empezaran a cuestionar su continuidad, pero se mantuvo la fe en su perseverancia y tenacidad a la hora de trabajar y hacer creer al grupo, Conocidas son sus técnicas de motivación, como poner imágenes de fondo del Nou Congost en los entrenamientos antes de la visita a Manresa para ambientar la contienda del domingo y que los jugadores estuvieran plenamente concentrado en lo que les venía.

Especialmente importante el avance del equipo en el factor psicológico, ya que a principios de temporada la Penya era un equipo que se hundía con facilidad, recibiendo parciales dolorosos que terminaban condenándoles: en Murcia les remontaron 13 puntos en los últimos 12 minutos en un partido de baja anotación (132), en casa contra Montakit Fuenlabrada perdieron de 17 un partido que estaba empatado al inicio del último periodo, en Andorra perdieron por 19 un partido que estaba igualado al comienzo de la segunda mitad y frente a Iberostar Tenerife en casa acabaron perdiendo un partido que dominaban +12. El cuadro catalán ha aprendido a afrontar este tipo de situaciones y los finales ajustados para decantar la balanza a sufavor como muestran los tres triunfos en Liga Endesa por 2, 3 y 4 puntos de diferencia en finales de auténtico infarto.

Ahora, el Divina Seguros Joventut tendrá dos salidas consecutivas muy complicadas (jornadas 10 y 11): RETAbet Bilbao Basket y Rio Natura Monbus Obradoiro. Veremos si sigue la buena racha y se confirma el buen estado de forma verdinegro. 


@Erbtiko

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004