2017

12

Julio

23:36

Joseba Martínez

Bilbao Basket: análisis de temporada

Hora de poner nota los Hombres de Negro. El conjunto entrenado por Carles Duran finalizó el curso en décima posición, con un balance de 14 victorias y 16 derrotas. El equipo bilbaíno rozó los puestos tanto de Copa como de PO, pero no logró clasificarse.

Llega la época veraniega y es epoca de reflexionar sobre lo sucedido. En las siguientes líneas se analizará lo que ha deparado la temporada 16/17 para Retabet Bilbao Basket, teniendo en cuenta los puntos fuertes y los débiles, así como una previsión de lo que ocurrirá en el curso que viene, con muchas caras nuevas en el plantel vasco.

¿Qué se esperaba del equipo?

El equipo bilbaíno afrontaba un año de transición en el que la economía iba a ser la prioridad y el panorama deportivo pasaba a segundo plano. Aun así, desde las altas esferas se enviaba un mensaje de ambición, creyendo que se podía luchar por entrar tanto en la Copa como en PO así como hacer un buen papel en la Eurocup.

Si lo comparamos con el curso 15/16, los men in black han igualado su clasificación final (10º puesto), si bien el equipo entrenado entonces por Sito Alonso consiguió meterse en semifinales de Copa y el de este año no se metió en el corte. Al igual que ocurriera el año pasado, los vascos han llegado muy justos de gasolina a final de la campaña, por lo que no pudieron entrar a los puestos que dan acceso a la postemporada.

Así pues, la escuadra vasca ha sufrido altibajos en su rendimiento, bien por lesiones bien por problemas de confección de plantilla. El conjunto de Duran arrancaba como un tiro, con 4 victorias seguidas, si bien pronto caería a la zona media de la tabla. Tuvo momentos álgidos con las victorias en Miribilla ante Valencia o Barcelona, pero también sufrió severas derrotas a domicilio que le alejaron de la cabeza de la clasificación. En Europa, los bilbaínos no consiguieron superar la primera fase.

Lo mejor y lo peor

Sin duda lo mejor del equipo ha sido el escolta norteamericano Scott Bamforth. Desde el primer partido se vio que era la referencia del equipo bilbaíno y se notó en su ausencia en el último mes y medio de competición por una inoportuna lesión en la rodilla derecha. Sus números lo dicen todo: 13,9 puntos (49% en triples) y 3,4 rebotes para una valoración de 14,4 por partido. Tampoco hay que olvidar a la pareja interior Michael Eric (9,5 puntos y 5,6 rebotes, 10,6 de valoración) e Ivan Buva (11,7 puntos y 5,2 rebotes, 12,6 de valoración).

Lo peor ha sido el puesto de base y la falta de regularidad del equipo. Las lesiones han apartado en numerosos encuentros al belga Jonathan Tabu, siendo la apuesta de la secretaría técnica el verano pasado. El veterano Salgado y el sueco Borg no pudieron llevar a la nave bilbaína a buen puerto y los problemas del belga hicieron mella en el juego del equipo.

¿Vacaciones merecidas?

Se puede decir que ha sido un año díficil para la parroquia vizcaína y se prevé más aun el que viene teniendo en cuenta la situación económica. Los mencionados Bamforth, Buva y Eric harán las maletas mientras que otros como Lapornik, Borg o Nikolic no continuarán en la disciplina bilbaína

Así pues, en el despacho de Miribilla se han movido rápido y ya tienen cerrada la plantilla para la temporada que viene: en el puesto de base llega el brasileño Ricardo Fischer mientras que en los puestos exteriores se ha fichado al argentino Redivo y al holandés Hammink. Para el puesto de alero se ha traído al ex de ICL Manresa Pere Tomás y por último se ha apostado por el mercado NCAA para el puesto de pívot: Kempton y Mckay. Un Bilbao Basket muy renovado que tratará de competir con los mejores un año más.


@Joseba90

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004