2017

14

Febrero

21:11

Txema Trejo

Baskonia: los Templarios del Norte

Ganar la Copa del Rey en casa no es algo imposible. Es un sueño difícil, pero no imposible. Baskonia tendrá que defender su cancha y hacerse fuerte ante lo que le venga por delante. Ya ha conseguido otras veces llevarse la Cruzada por la Copa, veremos qué tal lo hacen este año.

La Leyenda

Hubo un tiempo no muy lejano, en las lejanas tierras del norte donde un grupo de guerreros se convirtieron en leyenda por sus hazañas. Estos valientes caballeros combatieron en muchas batallas y torneos por hacerse por el Grial, logrando tal preciado premio en seis ocasiones (1995, 1999, 2002, 2004, 2006 y 2009). Pero tras ese periodo de gloria ese grupo de Templarios del Norte cayó en el olvido, sus derrotas empezaron a llegar pero nunca sin dejar de luchar. Ahora vuelven para luchar e intentar recuperar el trofeo, tras lograr un balance de 11 victorias y 5 derrotas (5º) en las primeras 17 jornadas de la Cruzada por la Liga Endesa.

Los Caballeros

El Espía: Shane Larkin (13.6 puntos, 3.1 rebotes, 5.4 asistencias y 15.5 de valoración)

Larkin el magnífico, un caballero veloz como el viento, con una agilidad sorprendente, es capaz de infiltrarse en territorio enemigo sin ser visto. Un caballero que hace mejor a sus compañeros y poseedor de una puntería certera. Pese a su pequeña estatura no elude el combate cuerpo a cuerpo usando su rapidez para lograr la ventaja, experto en escaramuzas es uno de los caballeros más valiosos de la Cruzada por la Liga Endesa.

El Arquero: Rodrigue Beaubois (13.2 puntos, 1.9 rebotes, 1.7 asistencias y  8.2 de valoración)

El escudero de Larkin, su puntería desde largas distancias es su principal arma. Sus bolas de fuego pueden decantar la batalla cuando esta se recrudece. Esta habilidad la completa con una agilidad sorprendente para romper la defensa rival y hacer así mucho más daño convirtiéndose en una amenaza imparable para el ejército rival que tiene que multiplicarse por veinte para poder frenarle.

El Mariscal: Adam Hanga (11.7 puntos, 4.4 rebotes, 2.9 asistencias y 14.4 de valoración)

El caballero al que todos miran cuando se inicia una lucha, el líder del grupo en el campo batalla. Su físico y su capacidad de salto es su principal arma. Un caballero capaz de elevar la moral del resto del grupo cuando la suerte abandona a su grupo, capaz de sacrificarse por el bien colectivo. Su puntería desde lejanas distancias no es su punto fuerte pero suele utilizarla en momento complicados, un valor seguro que puede decantar una batalla.

La Catapulta: Kim Tillie (7.3 puntos, 3.3 rebotes, 0.8 asistencias y 8.3 de valoración)

La baja de Shengelia le ha hecho ascender de rango y puesto en la primera fila. Un caballero laborioso que se multiplica por cien en el campo de batalla. Impredecible, capaz de demostrar su poderío físico rompiendo la defensa rival como hacer daño con sus portentosos lanzamientos desde media-larga distancia. Certero desde los 4 metros e imprevisible desde los 6,75 no se amilana ni se acobarda cuando el rival asedia.

El Gigante: Johannes Voightmann (8.3 puntos, 5.8 rebotes, 1.8 asistencias y 10.3 de valoración)

El coloso del grupo, un valor para repeler los ataques del enemigo. Los problemas físicos de Bargnani le han dado protagonismo en la jerarquía del grupo. Un gigante gracias a su gran altura, tiene la habilidad sorprendente de lanzar desde largas distancias. Implacable en combate cuerpo a cuerpo en territorio enemigo, ágil pese a su gran estatura e  incansable hasta que logra su objetivo.

El Maestre: Sito Alonso

Tras la marcha de Sir Perasovic ha asumido el poder como jefe de los Templarios del Norte. Un experto en estas batallas por el Grial puesto que ha estado al frente de otros ejércitos en anteriores batallas. Un maestre metódico que se aleja de los individualismos para buscar el bien del grupo y que confía fielmente en sus guerreros.

Un consumado estratega cuya máxima es la defensa para crear un buen ataque. Siempre busca la perfección cambiando la estrategia y la composición del grupo en plena batalla en busca de ese factor sorpresa con el que debilitar al rival.

En el Campo de Batalla

Los templarios del norte han librado muchas batallas y aunque han sufrido dolorosas derrotas están realizando una buena campaña. Tras sorprender en la campaña en lejanas tierras europeas con grandes gestas han llegado las derrotas que han hecho mella en la moral del grupo. La falta de concentración en el campo de batalla ha sido decisiva, los ataques no hacían el daño suficiente y las defensas caían rápidamente. Cuando el grupo sale concentrado se convierte en una auténtica bestia de ataque, una máquina de guerra anulando al rival con lanzamientos certeros dejándole sin opciones. El grupo busca recuperar esa identidad en un torneo donde el rival no hace concesiones.

¿Conseguirán el Grial?

Es muy complicado aventurarse, si el grupo logra la unión y funciona como una verdadera máquina de guerra puede llegar lejos. El que la lucha se celebre en su campo de batalla puede jugar a favor pero también puede hacerlo en contra puesto que la gente de los alrededores tienen toda la confianza puesta en sus guerreros la presión puede ser un arma que les desconcentre. La concentración tiene que ser máxima y no mostrar ningún atisbo de relajación ante el rival, porque como dice el Maestre se puede perder, pero hay que hacerlo luchando hasta el final como siempre han hecho los Templarios del Norte.


@TxemaTrejo

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004