2016

24

Abril

21:07

Adrián Rangel

Que no pare la fiesta en San Pablo

El Baloncesto Sevilla sumó la sexta victoria consecutiva ante su público en un duelo de vital de importancia. Recibía a un Movistar Estudiantes con la necesidad de ganar para alejarse del descenso.

Baloncesto Sevilla 82 - 61 Movistar Estudiantes

Tras la fiesta por excelencia que rigue el devenir de Sevilla en cuanto a fútbol se refiere, el Baloncesto Sevilla recibía a Movistar Estudiantes en un partido de vital importancia para los madrileños. Los sevillanos respiraban tranquilos tras conseguir (virtualmente) la salvación en el partido ante RETAbet.es Gipuzkoa Basket. Los de Sergio Valdeolmillos querían refrendar la victoria de la semana anterior ante Río Natura Monbús Obradoiro con una victoria en su visita a Sevilla.

Aquí algunas de las claves que definieron el devenir del encuentro:

Laprovittola y el juego interior

El base argentino del Movistar Estudiantes arengó desde inicio de partido a los suyos para meterse en el partido. Fue el más activo de los suyos en un primer cuarto raquítico. Por parte del Baloncesto Sevilla, el dominio interior de Ondrej Balvin funcionó a la perfección y permitió generar espacios en la zona exterior.

El efecto San Pablo

Sin hacer ruido el Baloncesto Sevilla comenzó a estirarse en el marcador merced de un mal segundo cuarto del Movistar Estudiantes. El parcial de 24-10 para los locales rompió el partido. Y lo hizo sin hacer ruido, apoyado en el ambiente del pabellón y sumando poco a poco, sin excesos. 

La intensidad defensiva

De poco le sirvió el paso por vestuarios a Movistar Estudiantes ante la férrea defensa de los locales. Tras el partido de Bilbao el conjunto sevillano le debía una disculpa a su afición, por lo que no dudó en mantener el pie en el acelerador también al comienzo del tercero. Su buena defensa sumada a los buenos minutos de Ondrej Balvin en la pintura volvieron a lanzar a los sevillanos. 

Recuperar el average, la última emoción del encuentro

Con el +20 con el que se inició el último cuarto no venía acompañada la emoción. Lo único que quedaba por decidir a falta de los últimos diez minutos era si el Baloncesto Sevilla recuperaría el basketaverage desfavorable que se trajo de Madrid en diciembre. Estudiantes jugaba con la ventaja de los veintiseis puntos, y con ello se jugó el último cuarto. La poca tensióon del último periodo y el recuperado acierto de los madrileños dejó a los sevillanos sin el premio adicional.

La estrella: Ondrej Balvin (17 puntos) volvió a guiar a los suyos en los momentos calientes. Lidera la liga en mates por partido y volvió a regalar otros cuatro para deleite de los aficionados.

El Baloncesto Sevilla consigue así su duodécima victoria de la temporada y vuelve a meter en problemas al Movistar Estudiantes. El Estudiantes de Sergio Valdeolmillos deberá seguir peleando para salir de los puestos de abajo.


@AdriRangelM

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004