2016

4

Marzo

22:33

Ohiane Arcos

Olympiacos se reengancha a costa del Baskonia

El conjunto gasteiztarra vuelve a sucumbir en este Top16 ante el equipo del Pireo y pierde la posibilidad de dar un golpe sobre la mesa tras las derrotas de sus más próximos perseguidores. En un choque parejo, el segundo cuarto desequilibró la balanza hacia el lado heleno gracias a un parcial de 16-0 que marcó el desarrollo posterior del encuentro. Bourousis fue nuevamente el jugador más valorado, aunque su aportación no fue suficiente para doblegar a la dupla Spanoulis-Printezis.

Olympiacos Piraeus 82–68 Laboral Kutxa Baskonia

Grupo F

Segundo del grupo F del Top16, solo superado por el CSKA, el Baskonia tenía ante sí una gran oportunidad de dar un paso de gigante hacia los Cuartos de Final tras las derrotas del Real Madrid, Barça y Brose Basket. Si ganaba, abriría una brecha de tres encuentros con el quinto clasificado y dejaría al Olimpiacos hundido. Sin embargo, parece que los hombres de Sfairopoulos le tienen tomada la medida a los gasteiztarras: si en la primera vuelta lograron llevarse la victoria de un Buesa Arena que era un fortín en Europa, en esta ocasión endosaron al Baskonia la mayor derrota de la temporada. Un triunfo heleno sustentado en el segundo cuarto gracias a un parcial de 16-0 que puso muy cuesta arriba la remontada de un conjunto azulgrana que pudo contar, finalmente, con la presencia de su estrella Bourousis.

 

Baskonia aguanta con un gran Bourousis

Rompía el Baskonia el hielo del infierno griego del Pireo con dos canastas bajo aro y una gran intensidad defensiva que provocaba al Olympiacos a dirigir sus ataques más allá de 6’75 metros. Dos minutos necesitó el conjunto heleno para abrir la lata de su marcador y un minuto más para provocar la segunda falta de Diop. Hanga se mostraba como el adalid gasteiztarra en ataque, mientras que defensivamente los jugadores interiores azulgranas eran incapaces de parar a un Printezis en racha y que acabaría el cuarto con 13 puntos. Spanoulis no sumaba puntos, pero sí lograba hacer jugar a su equipo añadiendo cuatro asistencias a sus estadísticas. Así, con esa dupla Spanoulis-Printezis, el Olympiacos lograba darle la vuelta al luminoso y pasar de un 3-9 a un 15-9 en tres minutos. Viendo el panorama, Perasovic decidía poner encima del capitán griego a Blazic y sacar a Bourousis para darle alas a su equipo en ataque. Y el cambio surtió efecto, acabando cada balón tocado por el poste griego en la red local (19-16 minuto 10).

 

Un parcial de 16-0 lastra al Baskonia  

El ascenso vitoriano continuó en los primeros compases del segundo cuarto, llegando a empatar el encuentro a 25 puntos. Sfairopoulos no quería sorpresas y paró el partido. Su estrategia funcionó. Como si una ráfaga de aire hubiera pasado sobre una pequeña montaña de arena, el Baskonia se desmoronó. Cortocircuitado, los verdes perdían balones un ataque tras otro y ello tenía sus consecuencias atrás. Perasovic lo probaba todo en busca de la fórmula correcta para cortar la hemorragia, pero fue en balde (44-30 minuto 20).

 

Se mantiene la diferencia

Remontar 14 puntos en casa del Olympiacos se antojaba harto complicado, pero si algo está caracterizando al Baskonia esta temporada es su no bajar los brazos nunca, su lucha infatigable. Salieron los hombres de Perasovic con las pilas cargadas atrás, pero enfrente tenían a un equipo que defensivamente suele rozar la perfección. Así, los puntos llegaban con cuentagotas, reflejándose en el ecuador del tercer cuarto un parcial de 3 a 5. Pero entonces volvieron a llegar las pérdidas y la desconexión azulgrana, dando alas a un Olympiacos que se gustaba y que llegó a disfrutar de una diferencia de hasta una veintena de puntos (63-47 minuto 30).

 

Bertans acorta distancias

La empresa de ganar en el Pireo se mostraba cada vez más complicada. Las distancias se mantenían, mientras que el tiempo se agotaba. Aun así, los pupilos de Perasovic no dejaron de creer y la muñeca de Bertans logró acercarles hasta los ocho puntos (71-63) a falta de poco más de tres minutos. Pero otra vez, las malas decisiones ofensivas tomadas por Adams echaron por tierra el acercamiento visitante y dejaron en bandeja la necesitada victoria griega (82-68 final).

 

Las estrellas: Bourousis, Printezis y Spanoulis
Duda hasta el último momento, Bourousis demostró sobre el parqué del Pireo que se ha recuperado a la perfección de la microrrotura fibrilar que le impidió vestirse de corto el domingo ante el Estudiantes. El poste heleno se está acostumbrando a ser el jugador más valorado de los partidos que disputa, 23 en esta ocasión, aunque esta vez de nada sirvió su aportación de 19 puntos y 7 rebotes. Por parte local, el hombre más valorado fue Printezis con 19 (17 puntos, 5 rebotes), bien secundado por Spanoulis con 17 (14 puntos, 8 asistencias).

 


@oam90

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004