2016

18

Mayo

16:55

Nuria García Pérez

Melilla y Huesca buscarán su hueco en la gloria

La final de los 'Play-off' de ascenso a ACB da comienzo mañana. En ella se medirán dos titanes: el Melilla Baloncesto y el Peñas Huesca. Los norteafricanos, favoritos para alzarse con la plaza de ascenso, sufrieron para conseguir el pase ante un combativo Leyma Básquet Coruña. Los aragoneses dieron la campanada al superar al San Pablo Inmobiliaria Burgos en cuatro partidos.

Aún queda en juego una plaza de ascenso a ACB y ya solo dos candidatos resisten en la lucha. El Melilla Baloncesto y el Peñas Huesca comenzarán a medir sus fuerzas durante la noche de mañana (21 horas) en el Javier Imbroda de la Ciudad Autónoma. Ambos equipos han protagonizado una temporada digna de enmarcar, con algunas de las mejores cifras de la historia de sus respectivos clubes. Sin embargo, han llevado trayectorias bastante dispares durante la Liga Regular. 

Melilla Baloncesto: a la final ejerciendo su condición de favorito

La plantilla de Alejandro Alcoba era una de las más talentosas de la LEB Oro y así lo ha demostrado a lo largo de una campaña realmente regular. El conjunto azulino solo se ha visto superado por el indiscutible campeón, el Quesos Cerrato Palencia, y ha sido su incansable perseguidor durante 17 jornadas seguidas (desde la jornada 13). De hecho, los norteafricanos se impusieron a los castellanos en los dos encuentros de Liga Regular. No obstante, un arranque dubitativo y una floja recta final dejaron a los melillenses sin el primer puesto. 

Por todo esto, el Club Melilla Baloncesto se ha ganado a pulso el cartel de favorito de cara a estos Play-off de ascenso a Liga Endesa. La segunda plaza que obtuvieron en la fase regular les garantizaba evitar a grandes equipos como el San Pablo Inmobiliaria Burgos, el Ourense Provincia Termal o el Unión Financiera Oviedo, pero tampoco lo han tenido precisamente fácil.

La primera eliminatoria, que les enfrentó al Cáceres Patrimonio de la Humanidad, se solventó rápidamente con un 3-0. Sin embargo, este resultado puede ser engañoso tras lo visto en las canchas. Los extremeños fueron un hueso duro de roer. Es más, en los dos últimos partidos de la eliminatoria hubo que llegar a la prórroga. De modo que el Melilla parece este año abonado a los períodos de tiempo extra, en los que suele brillar la muñeca de los Marcos Suka y compañía.

Aún más esfuerzo esperaría al cuadro melillense en semifinales. El Leyma Básquet Coruña se había exprimido en cuartos, tras vencer en el quinto derbi romano en Riazor al Cafés Candelas Breogán. Ahora sí, a los pupilos de Alcoba les esperaba una eliminatoria realmente pareja. En el primer encuentro, los melillenses mostraron su poderío anotador superando los 100 puntos. Dos días después, los gallegos se alzaron con una apretada victoria (97-99) de la mano de Zach Monaghan (+31 de valoración). Las semifinales viajaron a Coruña, donde los de Tito Díaz se adelantaron 2-1 y tuvieron la oportunidad de cerrar su pase a la gran final. Esto no sucedió gracias a un gran trabajo en equipo del Melilla, que se hizo con la victoria en el cuarto partido. Finalmente, el Decano sacaría provecho del factor cancha en el quinto partido (88-82), en parte gracias a la destacable labor de Marcos Suka-Umu desde los 6,75 metros.

Esta será la tercera final de la fase de ascenso que juegue el Melilla; en la de la temporada 2011/2012, cayó ante el Menorca Básquet de Urko Otegui, Romà Bas, Taylor Coppenrath y Marc Blanch, entre otros grandes nombres de la competición. En el año 2009, el cuadro azulino cayó contra el Lucentum Alicante en un formato de Final Four. 


Peñas Huesca: la confirmación de la sorpresa

Al conjunto dirigido por Quim Costa le costó más entrar en la competición que a su rival, pero fue cuestión de tiempo. Solo cosecharon cuatro victorias en los diez primeros partidos de Liga, pero eso cambiaría pronto. La Navidad le sentó bien al cuadro oscense, que estuvo seis jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Esa buena racha, acompañada de los resultados de sus rivales, les acercó a los puestos de cabeza. Incluso fueron terceros durante tres mágicas jornadas, en las que lograron aplastar al líder y cerca estuvieron de hacerlo con el Melilla.

El final de la competición no fue tan apoteósico como prometía, pero los aragoneses se erigieron como uno de los equipos más regulares. Los números salen redondos: tanto en la primera vuelta como en la segunda, el Peñas ha cosechado ocho victorias y siete derrotas. Así, los verdiblancos finalizaron séptimos con un balance total de 16 victorias y 14 derrotas. 

Con ese puesto en la tabla, los cruces para los Play-off de ascenso a ACB prometían ser duros. Y así fue, pues en primer lugar tendrían que superar el complicado escollo de vencer al Unión Financiera Oviedo. La mística que rodea a la cancha de Pumarín hacía esta tarea aún más ardua si cabía. A pesar de ello, los de Costa abandonaban tierras asturianas con un 2-0 a su favor y la posibilidad de sentenciar el cruce cuanto antes en el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca. Los ovetenses se encargaron de recordar a propios y extraños que seguían en la lucha, y se hicieron con la victoria en el tercer encuentro de la eliminatoria con una excelsa actuación grupal. Pero los peñistas no podían esperar para estar en las semifinales. Sobre todo Goran Huskic, que fulminó a los carbayones en el cuarto partido con un +34 de valoración.

El Huesca tuvo que esperar dos días para conocer a su rival de la siguiente ronda. No era otro que el San Pablo Inmobiliaria Burgos, que había protagonizado un ascenso meteórico en la fase regular y se mostraba inapelable partido tras partido. Los castellanos golpearon primero, pero los aragoneses contestaron antes de que la eliminatoria viajase a Huesca. El cuadro de 'Epi' no pudo hacer nada ante un anfitrión con ansias de vivir grandes citas con el baloncesto. El resto es historia; dos partidos de mucha igualdad y con resultados muy parejos (83-71 y 83-72) decidieron que el finalista sería el Peñas. También lo decidieron jugadores como Christian Díaz o Daniel Bordignon, que han sido determinantes para el pase verdiblanco.

Los antecedentes: todos tienen sus motivos para creer

Si nos fijamos en los encuentros entre Melilla y Huesca de Liga Regular, las estadísticas hablan a favor del cuadro norteafricano. La ida, en la séptima jornada, se resolvió con una victoria trabajada de los azulinos en el Palacio de Huesca (62-71). Aquel fue un encuentro más igualado de lo que refleja el marcador, pero un desastroso segundo cuarto condenó al equipo de Quim Costa. Por aquel entonces, aún no había nada decidido y la clasificación no sugería nada concluyente. Los melillenses habían conseguido dos victorias más que los aragoneses, pero aún quedaban muchas cosas por ocurrir.

El encuentro de vuelta también se lo adjudicó el Decano, pero a punto estuvieron los oscenses de darle un disgusto a su rival de la final. De hecho, una victoria verdiblanca en esa vigésimo segunda jornada habría tenido consecuencias importantes. Por un lado, el Quesos Cerrato habría cogido aún más ventaja respecto al Melilla Baloncesto. Por otro, el Peñas Huesca se habría colocado a solo dos victorias de los azulinos en plena recta final liguera. Sin importar las cábalas de lo que podría haber pasado, los de Alcoba vencieron en casa (72-70) y siguieron en liza por la primera plaza hasta prácticamente el final.

Respecto a datos de temporadas anteriores, encontramos una victoria oscense ante el Melilla. Ocurrió en la vuelta de la pasada temporada, y el Huesca consiguió una victoria vital para la permanencia (80-76). Debemos recordar que ambas plantillas han cambiado bastante de un año a otro; el Peñas contaba con varios ACB como Darío Brizuela o Édgar Vicedo. También vestía de verdiblanco el base Jorge Sanz, ahora jugador del Melilla Baloncesto.  

Si seguimos tirando de retrospectiva, descubrimos que en la temporada 2013/2014 fue el Peñas Huesca el equipo que ganó en los dos encuentros de Liga Regular. Lo mismo ocurrió en la 2012/2013, cuando el nombre del equipo aragonés era Lobe Huesca y el Melilla fue colista. Durante estas dos temporadas, el ahora azulino Edu Gatell fue orgulloso pupilo de Quim Costa. 

En definitiva: este deporte da muchas vueltas, y nunca sabemos lo que puede pasar en la LEB Oro. Cinco partidos de esta competición pueden dar para la mayor de las sorpresas o la mayor de las obviedades. Pero, sobre todo, serán una oportunidad de seguir disfrutando de un baloncesto de quilates a nivel nacional. 


@nurialesgp en Twitter

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004