2016

30

Mayo

20:37

Lara Expósito

Gipuzkoa Basket: análisis de una temporada

El equipo donostiarra baja definitivamente a LEB Oro tras una temporada muy floja. Ha sido un año complicado para el RETABET.es en el que ha habido fichajes esperanzadores como Urtasun, Dean o Lawrence. Incluso se consideró necesario hacer un cambio de entrenador, tomando Porfi Fisac el lugar de Jaume Ponsarnau.

Desde el comienzo de temporada el GBC se ha situado en la cuerda floja del descenso. Su objetivo desde el principio ha sido evitar esa situación sin resultado alguno. Los de Fisac solo han conseguido vencer en siete ocasiones de 34, quedando últimos, tras el Estudiantes que también descenderá. Se ganaron la última posición a pocos partidos de terminar la Ligar Regular con un descenso matemático al perder contra FIATC Joventut (90-88).   

Peores resultados

En la temporada 2014/2015 el equipo guipuzcoano se encontró en una situación similar, pues terminaron la Liga Regular anteúltimos con 10 victorias a su favor. Sin embargo, evitaron el descenso por cuestiones administrativas. Se pusieron como objetivo evitar la misma situación este año y no lo han conseguido. Contrastando la situación con el pasado año, en el conjunto del equipo el rendimiento ha bajado tanto en la valoración como en la clasificación. Además, se han obtenido más puntos en contra que el año pasado lo que demuestra el fallo defensivo que ha continuado sin solventarse.

Algunos jugadores de la pasada temporada han permanecido en el equipo como Motos, Olaizola, Doblas y Grimau, aunque la mayor parte de la plantilla eran nuevos fichajes. A modo de comparación con la temporada 2014-2015 y siguiendo las estadísticas, Doblas empeora (10.5 a 7.4) y Grimau mejora ligeramente de 7 a 10.6.    

El equipo donostiarra ha conseguido escasos logros al no cumplir su objetivo principal. Asimismo, tampoco se ha visto una mejora con su talón de Aquiles la defensa, por la que han perdido numerosos partidos ajustados. No obstante, sí que se puede destacar un avance positivo en el ataque, reflejado en el aumento de puntos acertados en relación al año pasado.

Lo mejor y lo peor 

En general ha sido una temporada muy dura por los resultados obtenidos en los partidos. Desde el comienzo de la temporada el GBC solo acumulaba derrotas con marcadas diferencias. Hasta la jornada 11 no consiguieron la esperada victoria contra el Iberostar Tenerife con la que pudieron coger aire para intentar remontar el difícil comienzo del año. A partir de ahí, el RETABET.es comenzó a recortar distancias y consiguió otra victoria contra el ICL Manresa. Todo esto aún fue insuficiente para recuperar todas las derrotas anteriores y a pesar de sus esporádicos triunfos, no consiguieron llevarse los partidos más ajustados del final de la temporada no consiguieron. En el partido contra el FIATC Joventut en la jornada 31 quedaron matemáticamente impotentes para evitar el inminente descenso.

Ha sido un año con muchos cambios en la plantilla del GBC, incluido el equipo técnico. El cese de Jaume Ponsaurnau, fue otro momento de posibles cambios efectivos dentro del equipo donostiarra. Y aunque todas las victorias se consiguieron con Porfi Fisac como entrenador, la situación apenas cambió. Por otro lado, los numerosos fichajes han sido insuficientes, como Lawrence que ha apenas ha conseguido seis puntos de media por partido y que además contaba con una lesión importante. De la misma manera Motos también quedó fuera de la cancha durante siete partidos.

Otros de los fichajes en los que se confiaba fue Dean, quién finalmente solo disputo dos encuentros. Urtasun tampoco ha destacado como se esperaba por sus lesiones, al igual que Vrick que sin lesiones ha dejado mucho que desear en el equipo por su floja defensa. Por su parte Landry (10.4) y Llompart (10.9) han sido los dos mejores fichajes del equipo, obteniendo las valoraciones más altas.

¿Vacaciones merecidas?

A pesar de que el GBC ha cerrado con una victoria mandando consigo al Estudiantes a LEB Oro, el equipo tiene que mejorar mucho en diferentes aspectos. El más importante sin duda es la defensa sin la cual no conseguirán buenos resultados el próximo año. También es importante que mejore el juego en equipo al igual que entrenarse físicamente de forma individual. Con todo esto, los jugadores más afectados por las lesiones tienen ahora una oportunidad para recuperarse.

El principal objetivo del equipo en el próximo año es intentar conseguir el mejor puesto posible dentro de la LEB Oro, evitar otro descenso y sobre todo buscar el ascenso de nuevo a Liga Endesa. En cuanto a la necesidad de nuevos fichajes es importante que se renueven algunos jugadores y aunque de momento no se sabe nada concreto sobre la continuidad de los jugadores, es esperable que muchos de los más veteranos no continúen. Asimismo, Porfi Fisac se ha mostrado dispuesto seguir como entrenador.


@laraexpositom

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004