2016

20

Febrero

21:19

Erea Hierro

Desde Las Palmas a la Final de la Copa ACB

Los bilbaínos pagaron muy caro el pésimo porcentaje de acierto desde la línea de tres en la segunda parte. Los de Sito Alonso, que dominaron la mayor parte del encuentro, dejaron escapar el partido ante un Herbalife Gran Canaria que llegó a ir 18 puntos por debajo.

Dominion Bilbao Basket 71 – 81 Herbalife Gran Canaria

Fotogalería del encuentro (Cipriano Fornas)

En la primera semifinal la de la tarde se enfrentaban dos equipos dispuestos a hacer historia entrando por primera vez en una final de Copa. En un partido en el que no había un claro favorito, el Herbalife Gran Canaria supo reponerse tras más de 30 minutos de ventaja para los hombres de negro.

El Dominion Bilbao Basket salió con la lección bien aprendida después de haber perdido contra el Herbalife Gran Canaria en los dos partidos de Liga Regular. Tras una bonita jugada de Mumbrú y un triple de Hannah se pusieron cinco puntos por delante en minuto y medio de juego. Pero el Herbalife Gran Canaria se encomendó a la inspiración de Albert Oliver para darle la vuelta al marcador. El base de los canarios con cinco puntos lideraba la ofensiva de los suyos. Sin embargo, la falta de dureza en defensa del Herbalife Gran Canaria y, sobre todo, el mal bloqueo del rebote defensivo le dio alas de nuevo al Dominion Bilbao Basket.

Los bilbaínos cambiaron por completo el guión del partido contra el FC Barcelona Lassa. En Cuartos de Final el equipo de Sito Alonso había optado por ataques largos. En esta ocasión los hombres de negro buscaban ataques rápidos tras dos o tres pases desde los primeros compases de juego.

El desacierto ofensivo del Herbalife Gran Canaria desde la línea de tres (1/7 en el primer cuarto) hizo que al término del primer periodo los bilbaínos se fueran por delante en el marcador (22-15)Los movimientos constantes del banquillo canario trataban de dar mayor dinamismo al juego. Mas el Dominion Bilbao Basket seguía imponiendo su estilo de juego con más confianza que los canarios.

Entonces apareció Bertans

El letón se unió a la fiesta de su compañero Hannah para anotar entre los dos 26 puntos en toda la primera parte. Cada vez que el Herbalife Gran Canaria lograba recortar distancias y rebajar la diferencia de diez puntos, los de Sito Alonso subían las líneas en defensa y recuperaban la posesión a costa de un Granca que pagó demasiado sus 11 pérdidas en toda la primera parte. Al término de la misma, el Dominion Bilbao Basket se fue 12 puntos por delante (46-24).

Descanso y sigue la historia

El desacierto en ataque fue el protagonista durante los primeros minutos de juego de la segunda parte. El Herbalife insistía desde la línea de tres pero la falta de acierto tenía tocado a un equipo canario que no encontraba la manera de imponer su juego. La máxima ventaja para el Dominion Bilbao llegó en el ecuador del tercer cuarto cuando se fue hasta los 18 puntos de ventaja. 

A pesar de ello el Herbalife Gran Canaria no había dicho su última palabra. Con un parcial de 0-7 los de Aíto García Reneses lograron meterse de nuevo en partido. Una canasta de Salin sobre al final del tercer cuarto le dio de nuevo emoción al encuentro cuando los suyos se pusieron a siete.

10 minutos para decidir

Los últimos diez minutos fueron de auténtica locura. El Herbalife Gran Canaria remontó y logró su máxima diferencia a 2:48 para el final. Fue cuando dos tiros libres de Sasu Salin pusieron a los canarios cinco puntos por delante.

Eulis Baez tomó las riendas de su equipo durante los instantes finales. Inmenso en el bloqueo del rebote y enchufado desde todas las posiciones dejó noqueado a un Dominion Bilbao Basket que falló todo lo que en la primera parte había entrado. Prueba de ello el 1/13 en triples de la segunda parte.

A la desesperada

El conjunto bilbaíno trató de apretar en defensa pero las faltas llevaban al Herbalife Gran Canaria constantemente a la línea de tiros libres y ahí no perdonaron. Los canarios lograron templar los nervios en los últimos minutos para llevarse la victoria por 71 a 81 en otro partido vibrante que nos regaló esta edición de la Copa del Rey.

La estrella del partido: Eulis Baez. No fue el jugador más valorado pero, con su gran actuación en el cuarto periodo fue la pieza clave en la remontada canaria con 8 puntos y cuatro rebotes en los diez últimos minutos.

Así, ya conocemos al primer finalista. Veremos quién acompaña al Herbalife Gran Canaria mañana a las 19h. 

Luego del partido, en rueda de prensa pudimos conocer las impresiones de los protagonistas de la primera semifinal.

Por parte del Herbalife Gran Canaria comparecieron Aíto García Reneses y Albert Oliver

El técnico del equipo canario destacaba el enorme esfuerzo de sus jugadores para remontar un partido que se les había puesto muy cuesta arriba:

"Hemos salido al partido dormidos, inactivos, sin capacidad de reacción, atontados. En el descanso les he dicho que lo que no podíamos hacer era jugar sin competir, sin ser valientes. Estoy muy contento de su reacción. Está bien lo que bien acaba." afirmaba. 

"El vestuario canta el carpintero y esas tonterías que hacen ellos pero la felicidad ahora es completa. Están unidos y lo están disfrutando. Teóricamente no deberíamos estar en la final pero como siempre trasmito y la evolución de hoy lo dice, pierdes y qué haces? Pues sigues trabajando. Da igual las posibilidades que tengamos, estamos compitiendo y vamos a hacer lo máximo que podamos. Siendo campeones o subcampeones estaremos orgullosos de nuestro equipo."

Un emocionado Albert Oliver dio con la clave de la victoria: "Las sensaciones eran muy malas, en la segunda parte hemos estado más dinámicos y eso nos ha ayudado a ganar el partido. Ha sido clave llegar al inicio del último cuarto sólo siete abajo. Eso nos ha ayudado a remontar y al final poder ganar el partido."

 

Al margen de la derrota, en rueda de prensa, el técnico del Dominion Bilbao Basket Sito Alonso no dudaba en destacar el buen trabajo del conjunto bilbaíno: 

"Tengo lo contrario a decepción. Pensaba en momentos que era irreal lo que estaba pasando en la pista. Íbamos 19 arriba por méritos propios, porque teníamos un juego de equipo magnífico, todos sabiendo lo que teníamos que hacer. Estoy tremendamente satisfecho.Es cierto que las dinámicas a veces condenan. Ellos llevaban un porcentaje de tres paupérrimo y la dinámica ha cambiado en los últimos siete minutos, con la fortuna que han buscado ellos, porque físicamente son muy superiores a nosotros y, sin embargo, en los primeros 20 minutos parecíamos nosotros. Estoy de acuerdo con la palabra orgullo" comentaba.

Tras él, Alex Mumbrú comentaba: "El otro día ganamos y queríamos más. Hemos hecho un buen partido menos cuatro o cincos minutos en los que nos hemos parado. Nos ha fallado la confianza y después nos ha costado volver a entrar en el partido". 


@ereahierro

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004