2016

27

Enero

16:39

Nuria García Pérez

Copa Princesa 2016: Palencia busca hacer historia

El Quesos Cerrato Palencia es el primer equipo que disputa tres Copas de LEB Oro de forma consecutiva. En caso de alzarse como campeón, puede ser el primero en ganar dos Copas seguidas.

El pabellón palentino Marta Domínguez acogerá este viernes (21 horas) una de las citas más importantes del baloncesto nacional: la final de la renombrada Copa Princesa. En esta ocasión, se darán cita en tierras castellanoleonesas los dos gigantes de la LEB Oro: el Quesos Cerrato Palencia intentará defender el título de campeón de Copa en un año en el que se está mostrando prácticamente inapelable. Por su parte, el Melilla Baloncesto aspira a todo gracias a un sólido proyecto con ganas de hacer historia. Ya se ha presentado el trofeo en el Ayuntamiento de Palencia, y ahora se encuentra a la espera de tener dueño.

Por el momento, el histórico de choques entre palentinos y melillenses favorece a los segundos, con 8 victorias para ellos por 5 victorias para el Quesos Cerrato en 13 duelos que los han enfrentado. Sin embargo, cada partido tiene sus circunstancias y cada equipo tiene sus momentos, y hemos de analizarlos.

Cómo llega el Quesos Cerrato Palencia: fiabilidad consolidada

El equipo dirigido por Sergio García presenta un balance de 17 victorias y solo dos derrotas en las 19 jornadas de liga regular disputadas hasta el momento. La última de sus victorias llegó en una cancha complicada como El Plantío, donde los morados se impusieron al San Pablo Inmobiliaria Burgos en la prórroga (74-82). Así, los palentinos llegan a la final de la Copa Princesa con una racha de cuatro victorias consecutivas.

A pesar de encontrarse en una dinámica realmente positiva, los morados tendrán presente, a buen seguro, la derrota que sufrió ante el Melilla en casa, en la jornada 15. El Quesos Cerrato Palencia estuvo a punto de alcanzar el récord de victorias consecutivas en la LEB Oro, pero los azulinos se cruzaron en su camino. Dicho encuentro, que los visitantes se adjudicaron por 80 a 83, también tuvo que decidirse en la prórroga, algo que anticipa lo reñido que se presume el choque copero.

Por lo demás, hay poco más que decir de la andadura de los morados en Liga. Han conseguido vencer, por el momento, a 15 de los 16 equipos que conforman la competición de plata. Solo se les resiste el Melilla, ante el que aún solo han jugado la ida, mientras que al Cafés Candelas Breogán le han vencido solo en la vuelta. Los discípulos de García han sido una verdadera apisonadora en las diferentes canchas de la geografía española.

La plantilla morada, al completo

En cuanto a la plantilla, el Quesos Cerrato Palencia dispondrá excepto bajas de última hora de todos los efectivos. El panorama para los castellanoleoneses es distinto al de la Copa Príncipe de 2015. No pudieron contar con un Romà Bas que pasó toda la temporada lesionado, además de que varios jugadores arrastraban molestias. Fue el caso del ahora jugador de Planasa Navarra Guillermo Justo, y también del retirado Jon Cortaberria.

El club aún está pendiente de la evolución de uno de sus baluartes, el pívot Lamont Barnes, que es posible que deba seguir portando una máscara debido al golpe que recibió en el encuentro de vuelta de liga ante el Cafés Candelas Breogán. Esa máscara, como ha reconocido el técnico Sergio García, le quita cierta visibilidad al norteamericano a la hora de atrapar rebotes, algo que a todas luces resta efectividad en la pintura morada. Por ello, se antoja muy importante el paso delante de jugadores como Mike Fakuade o el recién llegado Ike Okoye, que ya ha jugado dos encuentros con la elástica palentina. También deberá tener un papel fundamental el capitán Urko Otegui, que últimamente está ofreciendo actuaciones que le han devuelto a un nivel espléndido.

En cuanto al juego exterior, el líder de LEB Oro dispone de un abanico de calidad que deberá aportar puntos si el Quesos Cerrato Palencia quiere ganar este complicado duelo. Romà Bas parece haber olvidado los miedos que le frenaban debido a su larga lesión de la temporada pasada y se está mostrando como una de las figuras más destacadas de la plantilla (junto al otro dos del equipo, el consagrado Marc Blanch). Algo similar le ocurre a Dani Rodríguez; el base catalán se está sacudiendo las dudas y está creciendo, sobre todo en los encuentros lejos del Marta Domínguez. Su pareja en el puesto de uno, Dani Pérez, tampoco debe aflojar; tendrá que erigirse, al igual que su tocayo, como un desatascador en los momentos más complicados. A pesar de todos estos nombres, durante gran parte de la temporada los triples en el casillero palentino han sido fruto de la puntería del balear Joan Tomàs. Por su parte, Mitch McCarron no se está prodigando demasiado en ataque, aunque sí está sorprendiendo en defensa con acciones más propias de jugadores más altos.

Tres finales consecutivas

El Quesos Cerrato Palencia no tenía historia copera hasta hace poco tiempo. Sin embargo, algo cambió en la temporada 2013-2014. Una buena primera vuelta clasificó al equipo por aquel entonces entrenado por Natxo Lezkano para jugar la Copa Príncipe en tierras andorranas. El equipo de Joan Peñarroya se mostraba imparable y el guion no fue distinto para la Copa.

Al año siguiente, ya con Andorra en ACB, los de Lezkano protagonizaron otra efectiva primera vuelta liguera y consiguieron llegar a ser anfitriones de la Copa Príncipe. El rival no era sencillo, sino todo un Breogán Lugo que se había alzado como uno de los equipos a batir en el duelo por las primeras plazas de la clasificación. El carácter localista de la competición y un gran juego de los morados les permitió alzarse con su primer trofeo de Copa, y así escribir una página más en la historia de un club bastante modesto.

La final del viernes será la tercera que juega el Quesos Cerrato Palencia, y también la tercera consecutiva, lo cual convierte al equipo palentino en el primero en conseguirlo. Otro hito que podrían alcanzar es el de ser el primer equipo en ganar dos Copas consecutivas. Para ello, los pupilos de García buscarán hacer valer el factor cancha, que se ha mostrado como prácticamente imprescindible para hacerse con la Copa durante toda su historia.

Veteranos y novatos

Esta será la quinta Copa de Oro para el capitán Urko Otegui, que ya ha disputado dos con el equipo morado (de las cuales ha ganado una), la que ganó con el León Caja España en la temporada 2006-2007 y la que no pudo conseguir con el ViveMenorca en 2009-2010, precisamente ante el Melilla Baloncesto. El siguiente jugador más veterano de los morados en cuanto a títulos coperos es Marc Blanch, que ha participado en tres finales hasta el momento, de las cuales solo ha logrado vencer en una (con River Andorra, en 2013-2014, ante el Quesos Cerrato Palencia). Fue subcampeón de Copa con el equipo andorrano en 2012-2013, y anteriormente lo fue con el Drac Inca en 2005-2006.

La del viernes será la segunda Copa para jugadores como Dani Pérez (que fue subcampeón con River Andorra), y también para Dani Rodríguez y Romà Bas, que ya ganaron la del año pasado. Sin embargo, esta será la primera en la que juegue Bas, ya que su lesión le obligó a arengar a la afición desde el banquillo del Marta Domínguez en la edición anterior. Para el resto de los integrantes del Palencia Basket, esta Copa Princesa será la primera.

Se espera un lleno absoluto en las gradas del Marta Domínguez, con más de 2.500 aficionados morados La afición deberá ser, según jugadores como Marc Blanch, "el sexto hombre" en uno de los partidos más importantes de la historia del club.


@nurialesgp en Twitter

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004