2016

30

Junio

19:40

Ohiane Arcos

A un paso de la gloria

Otra temporada más la marea amarilla ha disfrutado de lo lindo con su equipo. El Herbalife sigue con su trayectoria ascendente y por primera vez en su historia disputó una Final de la Copa del Rey. Pangos y Omic, lo mejor de una excelente temporada que se vio empañada por el tumor cerebral de Kuric. Casimiro toma las riendas de cara a una próxima campaña en la que no estarán Omic, Newley ni DJ Seeley. De nuevo, toca reinventarse.

Que el Herbalife haga una gran temporada ya no sorprende a nadie, pero no por ello deja de tener mérito el trabajo realizado desde el club claretiano. Asentado entre los grandes del baloncesto nacional, los amarillos quisieron dar un paso más hacia delante y ficharon hace dos años a Aíto García Reneses en busca de títulos y gloria internacional. De la mano de Don Alejandro los trofeos no han llegado, pero se han acariciado más que nunca antes. Si la campaña anterior se quedaron con la miel en los labios tras caer ante el Khimki en la final de la Eurocup, este curso rozaron la proeza ante el Real Madrid en su primera final copera. Y todo ello con un equipo que, otra vez, tuvo que reinventarse.

 

Trayectoria en ascenso

‘Le pongo un sobresaliente a mi equipo por la temporada’, así de satisfecho se mostraba Aíto tras la eliminación de su equipo de la Liga Endesa. No era para menos. Y es que si ya la campaña anterior fue buena, ésta ha sido mucho mejor. A nivel nacional, se ha pasado del octavo puesto clasificatorio del curso anterior, con un balance de 18 triunfos y 16 derrotas, al quinto actual con un balance positivo de 21 victorias en 34 encuentros. Pero no solo en la fase regular dio el do de pecho. En los Play-Offs puso contra las cuerdas a un Baskonia que necesitó de un tercer encuentro para pasar a Semifinales, lejos de la imagen ofrecida el curso anterior en Cuartos de Final donde fue barrido por un Real Madrid muy superior. 

Al gran nivel mostrado en la competición doméstica hay que sumar la ya comentada disputa de su primera Final de la Copa del Rey, en la que estuvo a punto de dar la sorpresa peleando por el título hasta el último suspiro. Una sensación muy distinta a la de la edición copera anterior, celebrada en su casa y en la que fue sorpresivamente apeado en Cuartos de Final por el Joventut.

A nivel internacional, por contra, no ha podido repetir presencia en la Final de la Eurocup…por un solo punto. El Galatasaray le quitó esa opción tras vencerle en la ida de Semifinales por 89 a 75, aunque los claretianos no bajaron los brazos y en la vuelta lograron ganar en la prórroga por un insuficiente 94 a 81. Un partido en el que, al igual que en la Final de la Copa del Rey, volvieron a demostrar que son un equipo con fé y confianza en sí mismo y que siempre da el 100 por 100. Que son un equipo con el sello de Aíto

 

Lo mejor: El acierto en los fichajes

Año tras año el Herbalife ve cómo se marchan jugadores clave y, sin embargo, vuelve a mejorar sus prestaciones. Una demostración de que lo importante no son los nombres impresos en el reverso de las camisetas, sino una estructura de club que desde hace mucho tiempo se ha ido cimentando, especialmente de la mano de Berdi Pérez.

El director deportivo amarillo tenía la complicada misión de reconstruir el equipo tras irse piezas tan relevantes como Bellas o Tavares, sus dos mejores jugadores la temporada anterior junto a Báez. Dos puestos clave, el de base y el de pívot, que fió a dos jóvenes talentos desconocidos: Kevin Pangos y Alen Omic. Y la apuesta no pudo salir mejor pues ambos han sido esta campaña los dos jugadores más valorados del Herbalife con 15’9 en el caso del cinco esloveno y 11’1 en el del director de juego.

A ellos hay que sumar el buen hacer de DJ Seeley, contratado con el curso ya en marcha, y la recuperación del mejor nivel de Rabaseda o Aguilar, otros fichajes veraniegos. Además, el joven pívot letón Pasecniks también ha dado un mayor rendimiento del esperado a pesar de no contar con muchos minutos. De esta forma, el único lunar en el apartado de contrataciones lleva el nombre del lituano Galdikas, quien tras superar una lesión producida en la pretemporada no logró adaptarse al estilo de juego de Aíto y fue cedido a Polonia.

 

Lo peor: La enfermedad de Kuric

‘Kuric no ha jugado hoy porque le dolía mucho la cabeza’. Con esas palabras justificaba Aíto la ausencia de Kyle Kuric tras la derrota de su equipo en el Buesa Arena. Nada hacía presagiar lo que días después se confirmaría: el escolta norteamericano tenía un tumor cerebral. Como es lógico, la noticia cayó como un jarro de agua fría entre sus compañeros y la afición, quienes trataban aun de reponerse de otro duro golpe recibido apenas unos meses antes: la retirada momentánea de su jugador Levon Kendall para ayudar a su hijo en su lucha contra un tumor cerebral. Otra vez el cáncer se cebaba con la familia amarilla.

El 4 de noviembre su club anunció que Kuric iba a ser operado en Barcelona con un emotivo ‘Es el partido más importante. Mañana, juntos, ganaremos’. Solo era el principio de un difícil camino por recorrer. Tras esa operación, vinieron dos más en apenas un mes. ‘Hubo muchos momentos duros. Hubo muchos días en los que no podía valerme por mí mismo’, declaró el jugador. Pero su afán por luchar, el ánimo y el apoyo de muchísima gente y el trabajo de los médicos hicieron posible que, 36 días después de su primera operación, Kuric volviera a entrenar con sus compañeros. Después, cinco meses para ponerse a ritmo de competición y volver a disputar un partido oficial el 10 de abril de este año. Kuric vuelve a sentirse jugador…y Kendall también tras superar su hijo el tumor cerebral del que fue diagnosticado con apenas unos meses de vida.

¿Y ahora qué?

Ahora le toca seguir con la progresión ascendente del club a Luis Casimiro. Tras saber a principios de mes que Aíto daba por concluida su etapa al frente de los claretianos, la dirección técnica del club se tomó su tiempo para decidir el nombre de su sustituto. Un nombre que se ha sabido hoy mismo: Luis Casimiro. De veterano a veterano. En el club no quieren dejar en manos de cualquiera su porvenir y consideran que el técnico manchego es el ideal para coger las riendas del proyecto las dos próximas temporadas. Más de 500 encuentros como entrenador de la Liga ACB y un entorchado liguero con el TDK Manresa en 1998 es el principal bagaje de un Casimiro que llega procedente del Baloncesto Sevilla.

Con la pieza angular del proyecto ya decidida, ahora llega el turno de completar una plantilla que, como cada verano, sufrirá muchos cambios. Y cambios importantes. La primera baja sensible será la de su MVP, Alen Omic. El pívot esloveno ha llegado a un principio de acuerdo para su desvinculación con el club seducido por el dinero y el proyecto del Anadolu Efes de Perasovic.

Otro que ha decidido poner punto y final a su etapa amarilla ha sido Brad Newley. Tras cuatro exitosos años, el venerado jugador australiano solicitó al club autorización para poder aceptar una oferta de los Sydney Kings de su país, un equipo que se acaba de hacer también con los servicios de Aleks Maric. Uno que se va a Australia…y otro a Israel. DJ Seeley se despide de Gran canaria para enrolarse en un grande venido a menos: el Maccabi de Tel Aviv.

Aíto, Omic, Newley, DJ Seeley…mucho trabajo tiene por delante Berdi Pérez. El gran escaparate que es el Herbalife Gran Canaria hace que cada año muchos de sus jugadores sean piezas codiciadas en el mercado. En estos términos, en estos momentos el punto de mira se sitúa en Pangos, a quien desean varios equipos ACB. Tanta ida y venida es algo que no preocupa en el club claretiano. Porque lo importante no son los jugadores, sino una estructura fuerte de club, y eso, lo tienen. Como cada año, toca reinventarse


@oam90

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004