2014

9

Septiembre

19:40

Jordi P. Camí

Spain2014 J8: Los triples llevan a Lituania a las semifinales

Los lituanos superaron a Turquía a base de lanzamientos de larga distancia, hasta 10 anotaron los de Jonas Kazlauskas. Los bálticos se sobrepusieron a un mal inicio y tuvieron muchas más aportación del banquillo. Además lograron frenar a Preldzic.

Lituania 73 - 61 Turquía

Fotogalería del encuentro / por Jordi Montraveta

Subcampeona europea contra subcampeona mundial. O lo que es lo mismo, Lituania contra Turquía, dos clásicos del baloncesto. Sin embargo, poco baloncesto hubo en la cancha en los primeros minutos del encuentro. El mejor lo pusieron Jonas Valanciunas y Emir Preldzic, los jugadores con más talento y futuro.

El lituano anotó los primeros seis puntos de su equipo a base de fuerza y sobre todo rebotes ofensivos, una de las armas que tuvieron los bálticos. Por su parte, los turcos intentaron llevar el partido a su terreno, ritmo lento. Es por ello que presionaron toda la pista para retrasar o precipitar los ataques de Lituania. Y lo consiguieron.

Además en defensa se cerraban mucho y realizaban ayudas continuas para no dejar espacios libres. El acierto de los turcos en la ofensiva era increíble con los primeros siete tiros convertidos y con Asik dominando la pintura. 13-18 al final del primer acto. Los lituanos reaccionar como mejor saben, a base de triples. Darjus Lavrinovic anotó tres seguidos sin error.

Y otro exmadridista como Pocius se unió a la causa báltica para remontar el partido antes de llegar al descanso, 33-28. Tras la reanudación fue el turno de Güler que lideró a los turcos frente a unos lituanos muy erráticos que vivieron del lanzamiento exterior. Asik y Gönlüm dominaron la zona ante la desesperación de Valanciunas.

No obstante, el partido era como una montaña rusa y un héroe sorprendente, Martynas Pocius, puso a los suyos por delante al llegar al final del tercer cuarto, 47-44. Era el día de los jugadores exteriores lituanos y Seibutis cogió el relevo para ampliar distancias, mientras el mejor de los turcos, Ömer Asik, se cargaba con la cuarta falta personal.

Lituania no tuvo suficiente y otro jugador exterior se unió a la fiesta, el nuevo jugador del Real Madrid Jonas Maciulis. El lituano anotó de cara, pero también jugando de espaldas aprovechando su físico.  Fue la sentencia para Turquía que tuvo poca aportación de los secundarios. Todo lo contrario que los bálticos que acabaron ganando por 73-61.

La estrella: Los exteriores lituanos. Seibutis, Pocius y Maciulis fueron claves para superar a Turquía. Lituania demostró que son unos maestros en el arte de los triples y hasta Darjus Lavrinovic aportó su granito de arena.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004