2014

3

Septiembre

23:20

Aitor Sainz

Spain2014: El Rincón del Voluntario II

Después de la jornada de descanso del lunes, ayer tocó volver a ponerse la camiseta, el pantalón y las zapatillas tan bonitas que nos han dado a los voluntarios. A pesar del áspero roce que esas bonitas zapatillas realizan sobre mis tendones de Aquiles, no hay dolor, y la gran experiencia que vivimos ahí dentro da la fuerza necesaria para aguantar.

A pesar de que nuestra función no es la de ver partidos, si no la de colaborar con la organización, está claro que a todos nos gusta echar un ojo a la cancha. Y a día de hoy, tengo una pequeña espinita clavada que espero sacarme pronto: ver en condiciones la Haka neozelandesa. He visto a Estados Unidos, y he estado pegado a la afición finlandesa por obligación, sumergiéndome en el tremendo ambientazo que generan. Pero la Haka es algo que me pone la piel de gallina hace años.

Por lo demás, es curioso la capacidad que tenemos de adentrarnos en rutinas, y hacer que parezca algo de toda la vida. Hasta el domingo, todo era nuevo. Cada situación vivida en cancha, Working room de los periodistas, sala de prensa...era algo novedoso. Pero tras la jornada de descanso, ayer cada situación parecía más controlada que en dias previos. Te sientes con una mayor iniciativa y una soltura que te permiten disfrutar más de las funciones a desempeñar. Los ratos en los que se puede echar un ojo a los partidos no son aprovechados para tal fin; inconscientemente atiendo otras cosas.

Una vez más, quiero destacar al público finlandés. Ya de camino al BEC; hice migas con un miembro de los Susijengi (manada de lobos) que quería deshacerse de dos entradas que le sobraban. Siguiendo con la conversación, me dejó claro que un objetivo de la afición finlandesa es ser cívica y ejemplar en todo momento, por orgullo propio, y por hacernos sentir a nosotros ese mismo orgullo. Sin duda lo logran. Y durante el partido de su selección contra República Dominicana, estando yo en mi labor de vigilar a los fotógrafos, tuve cerca a un fotógrafo finlandés, que a pesar de estar trabajando, no podía evitar gritar "Suomi! Suomi!" en cada atque de su equipo. Orgullo patrio en la sangre.

Las jornadas se hacen largas, y eso se nota especialmente al final de los últimos partidos. Pero de vuelta a casa en el metro, siempre hay "manadas" de finlandeses, que se aullan de un lado a otro del andén, no dejando decaer la fiesta del baloncesto que se vive estos días en Bilbao. Porque gane o pierda su selección, el simple hecho de estar aquí ya es un orgullo para ellos. 

Hoy, por lo tanto, espero seguir disfrutando entre Hakas y aullidos


@aitorSBBP

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004