2015

2

Julio

21:45

Iván Rodríguez

Llull frena, Houston deberá esperar

A falta de confirmación oficial, la prensa da por segura la continuidad de Sergio Llull en el Real Madrid la próxima temporada. Los Rockets de Kevin McHale, que habían apostado fuerte por el menorquín, tendrán que esperar al menos otra campaña para hacerse con los servicios del MVP de la final de Liga Endesa.

A la espera de confirmación oficial, que posiblemente escucharemos en la comparecencia ante los medios del próximo lunes, la prensa da por hecha la continuidad la continuidad de Sergio Llull en el Real Madrid, y con ello el plantón a la NBA. Hasta entonces, cábalas, elucubraciones, y tantas opiniones como interesados en lo que vaya a hacer el mahonés después del Eurobasket.

Llull se marca un Bodiroga, al menos de momento. Y no será porque Houston Rockets racaneaba. Voces autorizadas hablaban de un pelotazo que rondaría los 20 millones de dólares por tres temporadas, suficiente para pagar su cláusula de 5 millones (de euros) y hartarse de ver la cara de Benjamin Franklin, que por si no lo saben es el presidente que aparece en los billetes de 100 dollars. Alegrón para los que quieren -queremos- seguir disfrutando de su juego en el baloncesto europeo, que recibe de rebote tremendo espaldarazo.

Mil opiniones, decíamos, y para todos los gustos: ¿prefiere ser cabeza de ratón a cola de león? ¿le incomoda salir de su zona de confort en la capital de España? ¿no confía en ser un jugador importante en la franquicia texana? ¿espera que Houston aumente su oferta con la entrada en vigor, el año próximo, del nuevo y jugoso contrato televisivo en la mejor liga del mundo? ¿qué le habrán dicho Rudy o el Chacho?  Quizá el lunes, quizá nunca, conoceremos el peso de cada una de las razones que han movido al 23 balear a posponer, como mínimo, su salto al basket norteamericano.

Decisión difícil de explicar desde lo deportivo. Sergio ha ganado todo lo que podía ganar a nivel de clubes sólo con el póker bestial de esta temporada, y se le presuponen mejores garantías que aventureros como Claver o aquel imberbe Sergio Rodríguez, en todos los sentidos. Con 27 años, edad de plenitud y madurez para un deportista de élite, recién distinguido MVP de la final ACB, con un físico portentoso y eléctrico muy del gusto de aquellas tierras. En el horizonte asoman unos Juegos Olímpicos, eso sí, a los que conviene llegar bien posicionado en cuanto a rol y minutos en pista. Seguro que a Llull no le amarga seguir ganando títulos a las órdenes de Pablo Laso mientras espera su momento NBA, si es que llega.


@ivanrm81

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004