2014

31

Julio

21:52

Ohiane Arcos

Jelinek busca nuevo hogar

Repasamos la trayectoria del joven escolta checo, que se encuentra sin equipo tras la rescisión de su contrato con el Baskonia.

Que David Jelinek se dedique profesionalmente al baloncesto no es una cuestión de azar, sino de genes. Podría decirse que aprendió a tirar a canasta antes que a andar. Su madre fue jugadora y su hermana está siguiendo la estela materna. Pero, sin duda, su mayor influencia es la de su padre Josef, toda una leyenda del baloncesto checoeslovaco durante la década de los 80 que tiene el honor de ser el máximo anotador de su país con 11.526 puntos.

 

Del colegio a Badalona

Con un entrenador personal como Josef en casa, no era de extrañar que el joven David, nacido en 1990, destacara muy pronto dentro del parquét. Su excelsa muñeca llamó la atención del equipo de su ciudad, el BBK Brno, que le enroló en sus filas con tan solo 16 años. Pero la aventura en la máxima competición baloncestística de su país, la NBL, terminó el verano siguiente cuando, tras proclamarse máximo anotador del Europeo B con la selección checa junior en 2007, el Joventut le reclutó para su cantera

Badalona parecía ser el lugar ideal para seguir progresando. De allí habían salido grandes exteriores como Jordi Villacampa, presidente del club, y Josep María Margall, encargado de pulir la mecánica de tiro y la técnica individual de las nuevas promesas que llegan a la entidad verdinegra. Después de dos temporadas en LEB plata aprendiendo del ‘matraco’, Sito Alonso ve en Jelinek al jugador perfecto para su estilo de juego y lo sube al primer equipo de la Penya. Sin embargo, todas las expectativas creadas en torno al jugador caen en saco roto tras dos temporadas y media bastante discretas a las órdenes de Sito, primero, y Pepu Hernández después.

 

Salto al Baskonia

Descontento con su rol en el equipo, David Jelinek decidió marcharse al modesto Olin Edirne turco en busca de minutos. Allí promedió 12’5 puntos, 2’4 rebotes y 2’6 asistencias en 32 minutos con un 47% en tiros de dos y un 30% en triples. La mejoría mostrada en su juego, su juventud y el hecho de ser cupo al haberse formado en el Joventut convencieron a Josean Querejeta para traerlo de vuelta a la ACB en enero de 2013 como sustituto de Oleson, traspasado al Barcelona.

En Vitoria veían en Jelinek un gran valor de futuro y apostaron fuerte por él. Nada menos que 260.000 euros pagó el Baskonia por el checo, dinero a repartir entre el club turco y el Joventut. Sin embargo, el bajo rendimiento ofrecido durante este año y medio y su nula mejoría, tanto con Tabak como con Scariolo, han provocado que el club de Zurbano haya decidido ejecutar la cláusula que disponía para rescindir el contrato del checo.

Con la elástica azulgrana, Jelinek ha disputado 77 partidos entre todas las competiciones, en los que ha promediado 5 puntos, 1’6 rebotes y 0’4 asistencias para un total de 4’6 de valoración en 14 minutos de media.

 

Objeto de deseo

Sus cinco temporadas al máximo nivel con tan solo 23 años y sus posibilidades de mejora debido a su juventud ha hecho que equipos como el Unicaja, el Fuenlabrada o el Nizhny Novgorod ruso se estén planteando su incorporación.

Por nombre, quizá la opción más interesante para Jelinek sería recalar en el Unicaja. El club malagueño le daría la posibilidad de disputar la Euroliga, el mayor escaparate europeo para un baloncestista. Sin embargo, su rol en el equipo de Joan Plaza se limitaría a ser un jugador de refresco para Ryan Toolson y Zoran Dragic.

Por su parte, en Fuenlabrada podría convertirse en un pilar importante en el esquema de Luis Casimiro, quien ha renovado hoy mismo su contrato. El club madrileño pretende deshacerse de uno de sus mejores jugadores ofensivos, James Feldeine, debido a su alta ficha y ha pensado en el joven checo como su sustituto. Sin duda, se trataría de un buen lugar donde reencontrarse como jugador y volver a disfrutar del baloncesto.

El Nizhny Novgorod ruso pretende hacer una plantilla competitiva y con futuro para su año de debut en la Euroliga, donde ha quedado encuadrado en el grupo del Real Madrid, Por ello, se ha fijado en David Jelinek para complementar con su tiro exterior a Baburin y Savelyev.

 

Aspectos a mejorar

A pesar de su estancamiento durante estos últimos años, David Jelinek aun tiene margen de mejora. Su capacidad para armar el tiro rápido desde la línea de 6’75, generarse sus propias canastas y lanzar después de driblar son varios de los aspectos de su juego más interesante. Sin embargo, debe mejorar su rendimiento defensivo, su visión de juego y aumentar su fortaleza mental en los momentos en los que las cosas no le salen como debieran. Puede que ya no llegue a ser el jugador que hace unos años se vislumbraba, pero si pone énfasis en las facetas de juego donde más flojea a buen seguro que puede hacerse un hueco en un equipo competitivo.

 


@oam90

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004