2014

22

Julio

21:16

Laura González

Iberostar Tenerife o cómo ser ejemplo de la continuidad

La apuesta por una plantilla muy similar a la de la anterior temporada ha permitido a los aurinegros mantener su nivel dentro de la tabla. Repasamos brevemente su temporada.

La temporada para el Iberostar Tenerife comenzaba con una baja importante, como es la de Fotios Lampropoulos, quien sufrió una grave lesión en su rodilla. Aun así, contaba con un gran número de renovaciones, incluyendo la de Nico Richotti, quien también renovó hace poco para las próximas tres temporadas.

El ritmo de los partidos para los aurinegros no seguía una línea intensamente regular, terminando la primera vuelta con un balance de nueve victorias y ocho derrotas. Ello posibilitó un hecho histórico para el club: la participación en una Copa del Rey después de 27 años. Existían pocas posibilidades de que ello ocurriese, pero un golpe de suerte en la jornada 17 dio pie a este acontecimiento tan importante. Se enfrentaron ante el FC Barcelona, que se impuso claramente ante los aurinegros (102-60).

La suerte no iba de la mano de los isleños. Uno de sus pilares, quien había sido MVP del mes en dos ocasiones, Blagota Sekulic, ponía rumbo al Fenerbahce la misma semana en la que se celebraba la Copa del Rey. Se vieron así obligados a incluir el fichaje de un viejo conocido en la Liga Endesa: Lazaros Papadopoulos. Aun así, el griego, que no llegó a tiempo para la Copa, pudo disputar únicamente un encuentro a causa de unos problemas en sus rodillas que no le permitían estar al 100% y decidió renunciar para no perjudicar al equipo. 

A partir de este momento, el Iberostar Tenerife comenzó a acumular un gran número de derrotas. Es así como el club tinerfeño tuvo que volver a retomar el mercado de fichajes en el mes de marzo tras haber renovado a su entrenador Alejandro Martínez. Hicieron oficiales los fichajes de otros dos jugadores que conocen bien la Liga: Carl English y Daniel Kickert. Ellos aportarían al plantel veteranía y donarían esperanza a conseguir un puesto en los Playoff por el título, aunque este sueño se alejaba cada vez más. La temporada para el Iberostar Tenerife finalizó así con un discreto undécimo puesto con un balance de 14 victorias y 20 derrotas, asemejándose así a los resultados de la pasada campaña.

En esta segunda vuelta hubo un jugador que destacó en la plantilla sobre todos los demás, el joven Luke Sikma. Su buena actuación sobre las pistas captó el interés de diferentes equipos de la parte alta de la tabla gracias a sus medias de 9.9 puntos por partido, y 7 rebotes para 14,3 de valoración. Aun así, el americano ha renovado por el conjunto aurinegro, al igual que lo ha hecho el argentino Nico Richotti.

También ha comenzado el baile de incoporaciones en el equipo tinerfeño. En primer lugar, se anunció la vuelta del pívot Blagota Sekulic por dos campañas al equipo tras su experiencia de media temporada en el Fenerbaçe. Además, también se ha firmado por 2 años al base que militó el pasado curso en el UCAM Murcia, Rodrigo San Miguel. Con estos pequeños retoques en la plantilla, el Iberostar Tenerife apunta a subir un par de escalones dentro de la Liga Endesa. ¿Qué más sorpresas traerán desde las tierras del Atlántico?


@Laura23Glz

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004