2015

13

Mayo

16:36

Koldo Fernández

Gipuzkoa Basket: dos 'match balls' para la permanencia

Tras una segunda vuelta en la que han pasado de tener la salvación casi asegurada a contemplar el descenso, los donostiarras encaran los dos partidos que les restan con esperanza.

Con tan sólo dos jornadas para el término de la fase regular, todos los focos se dirigen a los puestos de arriba para vislumbrar cómo serán los Playoffs que den el pistoletazo de salida a la recta final de la temporada, al título de la Liga Endesa. No obstante, por los puestos menos nobles también hay mucha tela que cortar todavía, con equipos que se creían sentenciados aspirando por salir y con otros que se han complicado innecesariamente la permanencia.

A este último grupo pertenece el Gipuzkoa Basket. Allá por la jornada 24, con dos victorias consecutivas sobre Rio Natura Monbus Obradoiro y La Bruixa D'Or Manresa, los de Jaume Ponsarnau marchaban en el 14º lugar con 9 victorias, lo que suponía un colchón de 3 triunfos sobre el descenso. 6 derrotas consecutivas en otras tantas jornadas siguieron y la posibilidad de acabar en los puestos rojos se hizo bastante patente.

 

De la noche al día en 45 minutos

Mas como si de un milagro se tratase, los donostiarras encontraron un motivo para creer. Fue en casa, en Illumbe, ante el Iberostar Tenerife, en un partido que ganaron tras marchar 14 puntos abajo en el último cuarto. La remontada y posterior victoria en la prórroga de la jornada 31 no sólo sirvió para poner fin a tan negativa racha, sino también para volver a creer en seguir estando en la Liga Endesa el año próximo.

Parece mentira que sólo una victoria cambie tan drásticamente el planteamiento del final de la temporada, pero nada más cerca de la realidad. La espiral descendiente que estaban viviendo los guipuzcoanos ahora ya no existe y los cálculos para conseguir la permanencia no son tan complicados como parecían dos semanas atrás, más bien todo lo contrario.

 

La ecuación de la salvación

A pesar de la abultada derrota el pasado domingo ante UCAM Murcia, las acciones del Gipuzkoa Basket siguen cotizando al alza. Restan dos jornadas para el final de la fase regular y a los vascos les vale con ganar uno de esos dos encuentros para poder dar carpetazo a esta temporada con la seguridad de evitar el descenso. La mejor de las oportunidades la tendrán en su próxima cita ante Baloncesto Sevilla, en casa frente a su público donde, de ganar, se salvaría sí o sí.

Los easonenses tienen un gran abanico de resultados posibles que pueden darse y que les valdría para acabar del 16º puesto para arriba. Aparte de ganando el mencionado choque, también seguirían salvándose con casi todos los triples empates que pudieran darse e, incluso, perdiendo los dos partidos que les restan. Pero por aquello de que mejor no tentar a la suerte, sería más conveniente no tener que jugárselo a cara o cruz en la última jornada ante un CAI Zaragoza luchando por los Playoffs.

 

Calendarios rivales

Por esto último, conviene echar un vistazo a los compromisos a los que deben acudir sus rivales en este tramo final de la campaña. De un lado, el Baloncesto Sevilla, tras jugar contra el Gipuzkoa Basket, terminará en casa ante el FIATC Joventut. De otro, el Montakit Fuenlabrada aún tiene que competir contra Iberostar Tenerife fuera y Valencia Basket en el Fernando Martín. Tres equipos que estarán luchando por acabar entre los ocho primeros de la clasificación y/o su posición en esos puestos hasta el último minuto.

Por su parte, La Bruixa D'Or Manresa tiene un calendario algo más asequible, por así decirlo, dado que sus citas son contra Movistar Estudiantes en casa y Real Madrid a domicilio. Lo bueno de la situación para los manresanos es que ambos equipos no se van a estar jugando nada, con el primero ya salvado y el segundo matemáticamente líder de la fase regular desde la pasada jornada.

Ése es el mayor escollo que se pueden encontrar los donostiarras en su camino a la salvación. Porque la opción que más posibilidades tiene de materializarse a la hora de acabar en los dos últimos puestos de la tabla pasaría por perder sus dos partidos y que los discípulos de Pedro Martínez ganen los suyos. La única otra posible tendría el mismo escenario, mas sustituyendo al protagonista por el Montakit Fuenlabrada. ¿Difícil? Sí. ¿Imposible? En absoluto.

Es por eso que el Gipuzkoa Basket tiene que apretar ahora más que nunca y jugar sus cartas de la mejor manera posible. Le ha tocado buena mano, pero sólo con buenas cartas no se ganan las partidas. De vez en cuando hay que correr riesgos, sí, mas siempre con cabeza y si no hay otra opción mejor. Ahora es momento de jugar con la seguridad de saber que eres quien tiene la sartén por el mango, no de complicarse la vida innecesariamente.


@AKTassadar

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004