Fuenlabrada, demasiados cambios sin el premio de la salvación

El Montakit Fuenlabrada ha tenido una temporada más ajetreada en los despachos que en la propia cancha, llena de complicaciones cuyo desenlace ha sido la perdida de categoría. Los fuenlabreños han conseguido que Andy Panko se convierta en el máximo anotador de la competición, a la vez que han cambiado tres veces de entrenador pasando Luis Casimiro, Hugo López y Jesús Sala como integrantes del banquillo esta temporada.

Galerías fotográficas de la temporada del Fuenlabrada

Montakit Fuenlabrada ha terminado la campaña con el peor récord desde la temporada 96/97 donde tan solo consiguieron 4 victorias en temporada regular. Además hay que destacar la baja de varios jugadores que dejaron al club en la encrucijada. Eso sin olvidar el baile de entrenadores que era más o menos constante porque nadie conseguía retomar el cauce positivo. Sin embargo, cabe decir que no están todavía sentenciados a la Adecco Oro ya que están a la espera de que Ford Burgos y el Ourense cierren su ascenso en los despachos para poder competir.

El conjunto fuenlabreño comenzó la preparación de la temporada con la incorporación de bastantes jugadores nuevos.  Algunos de ellos eran ya veteranos en la competición como Jimmy Baron o Enmanuel Papamakarios, que llegaron al club para aportar esa chispa de competitividad y experiencia que tenían en la liga. Teniendo en cuenta el desembolso realizado en reforzar el equipo, las expectativas eran bastante positivas. El objetivo era simple: intentar competir al máximo y mejorar los resultados de la temporada anterior.

La temporada 13/14 del Montakit Fuenlabrada consiguió 12 victorias y 22 derrotas, ocupando el puesto 15 de la clasificación ACB. Además  fue el décimo segundo equipo en ataque promediando 75´88 puntos y encajando 81´41 puntos siendo el décimo quinto en defensa. El mejor jugador de la pasada temporada fue Andy Panko promediando 17´9 puntos y 4´6 rebotes, lo que le sirvió para convertirse en MVP de los meses de enero y febrero. El escolta americano no estaba solo en ataque, ya que el otro estilete fue James Feldeine promediando 13´9 puntos y 3 rebotes. Ambos jugadores fueron los artífices de la mayoría de las victorias que consiguió el equipo.

Sin embargo, la temporada 14/15 ha sido totalmente diferente. Se han conseguido 8 victorias y 26 derrotas, 4 triunfos menos que el año anterior. Eso ha hecho que ocupe el farolillo rojo en al final de la temporada. Esta campaña han sido el décimo cuarto equipo en ataque con 74´50 puntos y ha encajado 79´94 puntos, convirtiéndose en el décimo séptimo equipo en defensa.

De esta manera Fuenlabrada no ha conseguido demasiadas alegrías en esta temporada, ya que estaban más centrados en cambiar al equipo que en darle continuidad y  estabilidad. Lo único destacable es el premio de máximo anotador de la temporada para Andy Panko.

Andy Panko y baile de entrenadores

Llegaron bastantes jugadores nuevos para reforzar la plantilla y poder mostrar competitividad y descaro en la cancha. Se reforzaron en posiciones exteriores con Steve Burtt y Jimmy Baron, los cuales se marcharon a lo largo de la temporada. En las posiciones interiores hicieron un gran fichaje con Jeleel Akindele, al que al principio le costó adaptarse pero los últimos meses de competición se convirtió en el dueño de la zona del Fuenlabrada.

Pero sin duda Andy Panko ha sido el jugador que ha sostenido al Monakit Fuenlabrada. El que fuera MVP de la competición cuando militaba en el GBC ha promediado esta campaña 18´6 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias. Eso le ha convertido en el jugador más en forma y más regular en la temporada del Fuenlabrada.

También cabe destacar el baile de entrenadores que ha sufrido Fuenlabrada esta temporada, donde hasta tres técnicos han ocupado el banquillo naranja. Luis Casimiro, con el que daban continuidad al proyecto de la temporada anterior reforzó al equipo con nuevos jugadores, pero no supo gestionar el banquillo de manera adecuada y dejó al equipo con un balance de tres victorias y doce derrotas.

El siguiente inquilino fue Hugo López, segundo entrenador de Pablo Laso, que llegaba al Montakit Fuenlabrada para debutar como entrenador jefe y solo duró tres meses. Por último llego Jesús Sala. Éste se unió al equipo como ayudante y se convirtió en el entrenador en los últimos meses de competición para poder lograr la salvación, un objetivo que finalmente no se cumplió. También hubo bajas de jugadores durante la temporada; se marcharon  Jimmy Baron, Steve Burtt y Enmanuel Papamakarios.

Continuidad o revolución

Montakit Fuenlabrada ya se está preparando para la postemporada con muchos aspectos encima de la mesa. Con el técnico madrileño Jesús Sala a las órdenes del proyecto fuenlabreño, habrá que ver que jugadores se marchan para ponerse a buscar sustitutos en aquellas posiciones que se quedan flojas.

Destacan sobre todo las posiciones exteriores ya que habrá que evitar no suceda como ha ocurrido esta campaña con la corta estancia de Baron y Burtt,  que dejaron al equipo con débil en posiciones de 2 y 3. Dependiendo de las bajas que haya en el equipo, se decidirá la incorporación de nuevos jugadores o se dará continuidad al proyecto mezclando veteranía con desparpajo de los jóvenes como Jorge Sanz, Chema González, Sergio Mendilo, David Cuellar, Sebastian Mbansogo, Víctor Moreno, Bassirou Gueye y Milan Suskavcevic.

Los objetivos más prioritarios del Fuenlabrada son la de montar una plantilla bien compensada en todas sus posiciones. Objetivo que se antoja un poco difícil ya que todavía no se sabe si el año que viene disputarán la Adecco Oro o evitarán el descenso en los despachos. En cualquier caso, devolver y mantener al equipo a la máxima categoría del baloncesto español y codearse de nuevo con los mejores será prioritario.


@Santicom1989

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004