2014

15

Diciembre

09:02

Dani Alento

Exámenes en las aulas y en las pistas

Los exámenes de final de semestre hicieron bajar la actividad de partidos, tanto en número como en duelos interesantes. No olvidemos que a los protagonistas de nuestros artículos se les supone la condición de estudiantes además de la de deportistas. Así que sólo se jugaron 241 partidos en la Division I.

Kentucky mantuvo una semana más el primer lugar del ranking de AP, gracias a la decisión unánime de todos los votantes. La victoria de Duke sobre Wisconsin de la semana anterior propició que los Blue Devils subieran hasta el segundo lugar y los Badgers bajasen al quinto. Les separaron Arizona y Louisville, en tercera y cuarta posición respectivamente. Virginia, Villanova, Texas, Gonzaga y Kansas por este orden completaron el Top 10.

Su victoria ante Wichita State convirtió a Utah en la protagonista del gran salto de la semana: de cerrar el Top 25 pasó al treceavo lugar. La cruz fue para Michigan. La derrota de los Wolverines ante la modestísima NJIT les apeó del ranking. Les acompañaron en su caída su rival estatal Michigan State, Arkansas y Illinois, entrando en la lista Washington (17), Northern Iowa (23), Saint John’s (24) y Notre Dame (25). North Carolina (21) está avisada de expulsión.

Jimmy V

Uno de los primeros focos de interés de la semana a nivel competitivo estuvo en el Torneo Benéfico Jimmy V (en honor del entrenador de North Carolina State Jim Valvano fallecido de cáncer en 1993). En el Madison Square Garden de Nueva York, la número 7 del ranking Villanova se impuso a Illinois gracias a su mayor solidez defensiva y las rápidas transiciones ofensivas generadas a partir de ella, y al acierto de dos de sus jugadores en ataque durante la segunda mitad: el habitual de Dylan Ennis (18 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) y el inesperado del pívot Daniel Ochefu (12 puntos, 6 rebotes, 4 tapones). Los Figthin Illini aguantaron mientras Malcolm Hill tuvo fuerzas (20 puntos) mientras esperaban a un Rayvonte Rice que nunca apareció (10 puntos, 5 de 15 en el lanzamiento).

En el segundo partido de este torneo la cuarta del ranking Louisville se deshizo de Indiana (94-74). Los Cardinals ganaban de 12 a 3 minutos del descanso, pero 2 triples consecutivos de Nick Zeisloft (9 puntos) iniciaron un parcial de 18 a 2 que dio a los Hoosiers 4 puntos de ventaja ya en la segunda parte. Fue entonces cuando despertaron Chris Jones (24 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias, 3 recuperaciones) y Terry Rozier (26 puntos, 6 rebotes, 5 de 8 en triples) desde el exterior y Montrezl Harrell (21 puntos, 11 rebotes) en la pintura para desarbolar a Indiana. Los de Pitino originaron 24 puntos a partir de sus 26 rebotes ofensivos (capturaron más rebotes en el aro de Indiana que su rivales, 24). El novato James Blackmon lideró en anotación a Indiana con 18 puntos.

Louisville cerró la semana sufriendo de forma inesperada, en un partido ajeno a este torneo, ante UNC-Wilmington (68-57). La número 4 de la lista ganaba con claridad hasta que encajó un parcial de 0 a 15 en la segunda mitad. Los Cardinals solventaron la papeleta cuando ajustaron su defensa haciendo fallar a sus rival 10 de sus últimos 13 lanzamientos, Terry Rozier anotó (19 puntos) y Montrezl Harrell reboteó (19 puntos, 17 rebotes).

Sustos para Kentucky y Kansas

El número 1 de los USA se vio en apuros ante un rival inesperado, Columbia (56-46). La universidad de la Ivy League, la conferencia de los “empollones”, logró un parcial inicial de 0 a 11. Era la primera vez esta temporada que los de Calipari cedían un margen de dos cifras. Los invictos Wildcats, que no pudieron contar en esta ocasión con los lesionados Tyler Ulis y Devin Booker, no se pusieron por delante hasta el minuto 27 de partido. Su defensa y mayor potencia interior evitaron la sorpresa. De los 11 rivales que han batido hasta ahora, Columbia fue el noveno que marcó su peor anotación de lo que llevamos de curso ante ellos. Una vez más, el punto flaco de Kentucky fueron los triples (2 de 17).

Contra la 21 North Carolina John Calipari recuperó a Ulis y Booker, pero perdió a Alex Poythress para toda la temporada (lesionado en los ligamentos de la rodilla izquierda durante un entrenamiento previo). Los triples de los Wildcats a cargo de Aaron Harrison (14 puntos, 3 de 7 en triples) y Booker (15 puntos, 3 de 3 en triples) esta vez sí entraron y Kentucky acabó con su mejor porcentaje de la temporada desde la distancia (46,7%, 7 de 15).

El primer equipo del ranking ganaba al descanso 49 a 34 a pesar de los esfuerzos de Brice Johnson (15 puntos, 4 rebotes). En la segunda mitad la diferencia entre ambos equipos subió hasta los 19 puntos hasta que la aparición de Marcus Paige (14 puntos, 4 de 6 en triples) permitió a UNC acercarse hasta un 66 a 57. Kentucky contraatacó con un parcial de 14 a 5 que aseguró su victoria (84-70).

Las protestas por la muerte de Eric Garner a manos de la policía de Nueva York el pasado mes de julio también llegaron a la NCAA. Todos los jugadores de Georgetown lucieron una camiseta con las últimas palabras de Garner (“No puedo respirar”) durante el calentamiento y la interpretación del himno norteamericano previos a su partido contra la 10 Kansas. Aunque diversos jugadores de la NBA ya habían lucido estas camisetas a título individual, esta universidad fue la primera en protagonizar este gesto de forma colectiva. Los Hoyas dieron mucha guerra antes de caer derrotados por 70 a 75, sacando el máximo provecho de su hombre-montaña, Joshua Smith (20 puntos, 5 rebotes). Los Jayhawks respondieron a base de triples, destacando en este apartado Brannen Greene (19 puntos y 5 de 5 en triples, 4 en la segunda parte).

En su siguiente cita de la semana, Kansas se impuso a la número 13 Utah de forma muy ajustada (63-60). Los Utes consiguieron una primera ventaja de 6 puntos que vieron contrarrestada con triples de Wayne Selden y Perry Ellis (14 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias). Los Jayhawks se desmelenaron en el ecuador de la primera parte y llegaron a tener 21 puntos de ventaja al principio de la segunda tras un terrible parcial de 26 a 4. Jamari Traylor (13 puntos, 5 rebotes) dominaba en la pintura y el novato Kelly Oubre Jr (9 puntos, 3 rebotes) ofrecía minutos de calidad. Pero Utah no se descompuso.

Los Utes son un equipo con una defensa bien estructurada y una secuencia de movimientos definida en ataque. Cada uno de sus jugadores sabe cual es su sitio. La plantilla tiene dos nombres propios: Jacob Poeltl (8 puntos, 11 rebotes, 3 tapones), un pívot muy sólido y consciente de sus puntos fuertes, y Delon Wright (23 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones), un talento natural con una facilidad increíble para el baloncesto. Con estos mimbres remotaron hasta forzar un final a cara o cruz ante una Kansas que ha bajado dos peldaños (los de Joel Embiid y Andrew Wiggins) respecto la temporada pasada.

Históricos en apuros

Michigan prosiguió su desenfrenado descenso a los infiernos sufriendo un nuevo “upset”, el segundo consecutivo en casa. Si la semana anterior había caído ante NJIT, en esta última cayó ante Eastern Michigan (45-42). El entrenador de los Wolverines John Beilein afirmó tras el partido que la zona 2-3 de los Eagles era la más dura que había visto nunca. Todo un cumplido viniendo del responsable de un equipo que antes de esta racha negativa venía de derrotar a la reina de la zona 2-3 en la NCAA, Syracuse. Llama la atención que sus jugadores sólo fueran capaces de capturar 2 rebotes ofensivos en 40 minutos.

La situación no era la más propicia para que Michigan sorprendiera a la número 3 para los votantes de AP Arizona. Y menos si los Wildcats salen con el cuchillo entre los dientes desde el primer minuto. A su habitual defensa, los de Sean Miller unieron esta vez un efectivo ataque. Primero, buscaron los balones para sus hombres grandes Kaleb Tarczewski (15 puntos, 7 rebotes) y Brandon Ashley (10 puntos, 6 rebotes). Y cuando los Wolverines se vieron obligados a hacerles dobles marcajes, los exteriores ( Stanley Johnson 17 puntos y Gabe York 15) les fusilaron a placer.

Arizona anotó 8 de sus primeros 9 lanzamientos para construir una ventaja inicial de 20 a 9. Dejaron a sus rivales sin anotar ninguna canasta de campo durante 7 minutos de la primera parte, y abrieron la segunda con un parcial de 11 a 0 después que Michigan fallase sus 6 primeros lanzamientos. El marcador final de 80 a 53 está totalmente justificado. El próximo sábado, ante otro equipo que ha dado un paso atrás respecto el año pasado como SMU, Michigan tendrá la ocasión de romper esta racha de 3 derrotas consecutivas.

Michigan no es el único clásico del baloncesto universitario en apuros. Los campeones del año pasado, Connecticut, rompieron una racha de 3 derrotas consecutivas gracias a una victoria ante Coppin State (106-85). Fue la gran noche de Amida Brimah, que se fue hasta los 40 puntos, anotando sus 13 lanzamientos de campo. El pívot, quien también aportó 12 rebotes y 3 tapones, rozó la perfección. Lastima de los dos tiros libres que falló de los 16 que lanzó.

Syracuse venció a Louisiana Tech (71-69) con una canasta a 2 segundos del final de Rakeem Christmas. Los Orange ganaban de 10 a falta de 6 minutos. A Trevor Cooney (25 puntos) le entraban los tiros y Tyler Roberson hacía de los tableros su reino (14 puntos y 17 rebotes, de ellos 11 en ataque). Hasta que LSU les endosó un parcial de 4 a 14 con 9 puntos seguidos de Alex Hamilton (20 puntos, 3 asistencias, 3 robos) para empatar a 69. La zona 2-3 de Jim Boeheim no es tan impenetrable esta temporada como las anteriores, y sus jugadores perdieron demasiados balones (19, 8 de ellos del base freshman Kaleb Joseph) ante la presión de los Bulldogs.

North Carolina State cayó ante Wofford (54-55) en un final de partido muy cruel para el Wolfpack. Una canasta de Justin Gordon ponía por delante al equipo visitante a falta de 1,9 segundos para acabarse el encuentro. Trevor Lacey (18 puntos) intentó un triple a la desesperada que acabó entrando. Los árbitros, tras revisar el vídeo de la jugada, dictaminaron que su lanzamiento había sido fuera de tiempo por tan sólo una décima de segundo.

Un repaso al resto del ranqueados

Gonzaga, novena del ranking, dominó siempre en el marcador a UCLA (74-87) gracias a un inspiradísimo Kyle Wiltjer (24 puntos, 9 rebotes) que anotó 9 de los primeros 13 puntos del equipo. Y cuando el ala pívot necesitó un respiro, apareció la muñeca infalible de Byron Wesley (20 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 7 de 8 en los lanzamientos de campo). La distancia máxima entre los dos equipos llegó hasta los 17 puntos a 12 minutos del final. Los californianos intentaron aprovechar una buena racha en los triples de Bryce Alford (23 puntos) para reaccionar. Isaac Hamilton (18 puntos) secundó al base en su empeño, pero los Bulldogs de Domantas Sabonis (10 puntos y 6 rebotes en 21 minutos) no se dejaron sorprender.

Wichita State, 11 de la semana, se libró por poco del revolcón en su visita a la Detroit (68-77) de Juwan Howard Jr (27 puntos, 3 rebotes, 2, asistencias, 2 robos), hijo del exjugador NBA del mismo nombre. Ron Baker (19 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias), que se presentaba a la cita con un 54% en triples, falló sus 9 primeros intentos desde la distancia para acertar los 3 últimos. Los Titans ganaban de 10 puntos a 11 del final hasta que Darius Carter (18 puntos, 11 rebotes) decidió que había que remontar. El alero anotó todos sus puntos en los minutos de juego que faltaban.

Bryce Dejean-Jones, uno de los jugadores claves de la número 14 Iowa State, fue arrestado la noche del miércoles por armar demasiado jaleo en un apartamento en el que también estaban su hermano, su compañero de equipo y habitación Abdel Nader y un amigo de Los Angeles. La cosa se complicó cuando los policías que entraron en el apartamento detectaron olor a marihuana. El juez, no obstante, dictaminó que no existían pruebas de que quien consumió la droga fuera el jugador que empezó su carrera universitaria en USC y tras transferirse a UNLV se enroló como estudiante graduado en los Cyclones.

El incidente le acarreó un partido de suspensión por parte de su equipo, que cumplió en el derbi ante Iowa. Iowa State resolvió el encuentro con un claro triunfo (75-90) cimentado en un parcial demoledor de 2 a 21 en el inicio de la segunda mitad. Ante la ausencia de Dejan-Jones, George Niang(16 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias), Naz Long (21 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias) y el también bajo sospecha Abdel Nader (19 puntos, 6 rebotes) se conjuraron para acabar con su rival.

La victoria de Butler sobre North Carolina en el Battle for Atlantis de finales de noviembre le dio muchos votos de cara al ranking. Pero de ahí a darle el 15 puesto de la lista va un abismo. Tennessee devolvió a los Bulldogs a su cruda realidad (67-55). Los Volunteers liderados por Josh Richardson (20 puntos, 18 en la segunda mitad, y 6 recuperaciones) les remontaron doce puntos en la segunda parte para acabar derrotándolos. Un afortunado triple a tablero de Derek Reese fue su puntilla.

La número 17 Washington fue por detrás de Eastern Washington en el marcador la mayor parte del encuentro. Robert Upshaw (21 puntos, 9 rebotes, 6 tapones) puso a los Huskies por delante y Nigel Williams-Goss (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) y Darin Johnson acabaron el trabajo con dos triples consecutivos en los últimos 75 segundos. Triunfo final de los ranqueados por 81 a 77. West Virginia, 22 del ranking, también sufrió contra Marshall (69-66). Ante su mal dia en el tiro (22 de 57, 38,6%), los Mountaineers tuvieron que centrarse para ganar en su presión a toda pista y en el rebote ofensivo (21 de un total de 36 por 26 capturas totales de sus rivales).

La aparición de Northern Iowa (número 23) en el ranking puede ser fugaz. Virginia Commonwealth les derrotó, aunque necesitó de dos prórrogas para conseguirlo (93-87). Los locales llegaron a tener 11 puntos de ventaja en la segunda parte, y los visitantes 9 en la primera. El base de VCU Briante Weber mordió en defensa (14 puntos, 6 pelotas robadas) y Treveon Graham (21 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias) hizo lo propio en ataque. Wes Washpun lideró a los Panthers con su  mejor anotación personal (27 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones). Entre él y Matt Bohanon (18 puntos) sumaron los 10 puntos de su equipo en la primera prórroga. En la segunda fueron anulados. Con este triple de Graham los locales sentenciaron a su rival.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004